Walter Torchio: “Basta un grupo que no se cuide para que toda la comunidad sufra los efectos de la pandemia”

En la mañana de ayer el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, emitió un comunicado a través de sus redes sociales para hablar de la situación sanitaria de la localidad.

Comenzó el informe agradeciendo a la comunidad, e indicó que, por el momento, (al día de hoy ya hay 51 casos activos), “estamos en el rango de los 37 casos activos y 12 por nexo clínico, un número muy aceptable por lo que se está dando dentro de la región”.

Subrayó su preocupación por la actualidad de las localidades linderas a Carlos Casares, acentuando la situación de Bolívar, que posee más de 900 casos, un municipio limítrofe, que tiene contacto con las localidades casarenses de Ordoqui, Hortensia y Bellocq.  

El intendente, solicitó que todo el mundo tome conciencia de esta situación”. Que si bien, el escenario en la ciudad “es una gran noticia para los casarenses, es lo que nos permite poder realizar prácticas deportivas, tener las escuelas abiertas, tener las actividades comerciales con un rango extendido y por supuesto, no tener saturado el sistema de salud”, es preocupante la situación en general de la provincia.

Además, mencionó las posibilidades de mayores cierres en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual, si sucede en Carlos Casares, “no depende de su decisión personal, ni siquiera como intendente. Tiene que ver muchísimo con los que ustedes hacen en el día a día”.

El jefe comunal se refirió a la fuerte saturación de camas de terapia intensiva en toda la provincia:

El tema de los traslados es muy difícil, o sea, es muy difícil que si no hay una cama en Carlos Casares podamos conseguirla en otro lugar… Y se está generando un protocolo para decidir en un caso extremo, a qué persona se le va a conectar un respirador y a que persona no”.  

Aclaró que su intención no era asustar a los casarenses sino pedir “solidaridad y los máximos cuidados” y distribuir este grado de responsabilidad en los vecinos: “basta un grupo que no se cuide para que toda la comunidad sufra los efectos de la pandemia”

Por otro lado, afirmó que, si bien se sigue con el plan de vacunación, logrando las 5000 primeras dosis, y que a lo largo de unos días van a llegar nuevas vacunas, no alcanza si no hay cuidados ni responsabilidad por parte de los casarenses.

“Porque cuando haya que cerrar, no va a haber marchas, no va a haber nada que permita resolver el tema sanitario. El tema de salud, ustedes tienen que saber que es limitado, y por eso el mundo entero fija restricciones, porque no se pueden inventar camas, y menos se pueden inventar terapias intensivas”.

Finalizó afirmando que la situación de Carlos Casares es “alentadora” pero que prestemos atención en las jurisdicciones vecinas que tienen más de 300 casos: “estuvimos muy complicados cuando tuvimos más de 170 casos, imagínense dentro de esta situación que se está dando en los municipios de nuestro entorno”.

Por último, llamó a la reflexión, porque no solo se habla de la salud, sino del trabajo, las actividades educativas, deportivas y las actividades de la sociedad en general. Pidió ser solidarios, ya que depende de la comunidad seguir manteniendo “esta vida casi dentro de una normalidad en una pandemia global”.