Vivir con dos tipos de cáncer a la vez: respuestas a las dudas frecuentes que despierta el caso de Martina Navratilova


El momento del diagnóstico suele ser duro para las personas con cáncer. Muchas lo describen como un shock, un hito que marca un antes y un después en la vida.

Y si en cualquier caso es movilizante, atravesar la detección y el abordaje de dos tumores distintos al mismo tiempo, como le sucedió a la ex tenista Martina Navratilova, lo es aún más.

En un comunicado difundido por su representante, se informó que la ganadora de 18 títulos Grand Slam tiene cáncer de mama y de garganta y que comenzará a tratarse este mes.

Según la agencia de noticias AP, Navratilova había notado la inflamación de un ganglio linfático en su cuello en noviembre.

Tras someterse a una biopsia, se le diagnosticó un cáncer de garganta en estadio temprano. Mientras se realizaba estudios por ese tumor, se le detectó un cáncer de mama, no relacionado con el anterior. En 2010 ya había sido tratada por un tumor mamario.

“Este doble golpe es grave, pero se puede corregir, y espero un resultado favorable”, dijo Navratilova, de 66 años. “Todo va a ser difícil por un tiempo, pero pelearé con todo lo que tengo”, afirmó. Según se informó, su pronóstico es bueno.

¿Es frecuente atravesar dos tipos de cáncer no relacionados a la vez? ¿En qué se diferencia de la metástasis? ¿Cómo se trata a esos pacientes? Clarín consultó a especialistas en oncología para resolver las dudas más frecuentes.


Los casos de cáncer de orofaringe vinculados a la infección por VPH aumentaron en los últimos 15 años. Imagen ilustrativa Shutterstock.

¿Se puede tener dos tipos de cáncer a la vez?

La respuesta es sí y, por distintas razones, cada vez se ven más casos.

“Existen pacientes que tienen dos tumores a la vez . El cáncer de mama y el cáncer de garganta que ella tiene son dos epidemiologías totalmente diferentes“, subrayó Valeria Cáceres, jefa del Departamento de Oncología Clínica del Instituto Ángel H. Roffo-UBA.

“Si ella no ha sido fumadora, lo más probable es que su cáncer de laringe se asocie al VPH, es decir, una infección viral. Mientras que el cáncer de mama es un 5% ligado a la herencia y un 95% esporádico (sin antecedentes familiares)”, comentó.

Y recordó que el hecho de ser mujer aumenta el riesgo de cáncer de mama: las estadísticas indican que una de cada ocho mujeres van a desarrollarlo en algún momento de la vida.

Si bien lo más frecuente es ver personas que atraviesan un segundo o hasta un tercer tumor en diferentes momentos de la vida (ver abajo), que se den en simultáneo es algo que también se ve en la práctica médica, dijo Diego Kaen, vicepresidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

“Vemos pacientes con dos tumores diferentes a través del tiempo o incluso en el mismo momento. Tengo pacientes con cáncer de colon y cáncer de próstata, por ejemplo. Cuando yo empecé en oncología prácticamente no ocurría y hoy es mucho más frecuente. Tenemos pacientes con hasta tres tipos de cáncer a lo largo de su vida.”

El cáncer de laringe (garganta) es uno de los tumores de cabeza y cuello. Foto Luciano Thieberger/Archivo Clarín.
El cáncer de laringe (garganta) es uno de los tumores de cabeza y cuello. Foto Luciano Thieberger/Archivo Clarín.

¿En qué se diferencia de la metástasis?

Que a Martina Navratilova le hayan detectado dos tumores prácticamente en simultáneo no implica que uno haya dado origen al otro.

Se trata de dos tumores no relacionados, diferente a lo que ocurre en personas que desarrollan metástasis, un proceso por el cual las células tumorales se separan del sitio donde se originaron y forman tumores nuevos en otras partes del cuerpo.

¿Cómo se tratan dos cánceres distintos al mismo tiempo?

Dado que los cánceres no están relacionados, cada uno debe recibir un tratamiento específico.

“Si el cáncer de laringe está en etapa inicial, el tratamiento puede ser una cirugía y eventualmente radioterapia posterior. Y el cáncer de mama lo mismo: cirugía, radioterapia y, dependiendo del subtipo, puede complementarse con tratamiento hormonal o con una prevención con quimioterapia”, indicó Cáceres.

Para Kaen, un aspecto fundamental a abordar en estos casos es el de la interacción entre ambos tratamientos. “Probablemente ese sea el desafío más importante, porque al sumar medicamentos -sobre todo en cánceres simultáneos- sumás efectos colaterales.”

“Son pacientes mucho más complejos, que deben ser abordados por equipos multidisciplinarios y que requieren mayor atención”, señaló, pero aclaró que que “se puede hacer perfectamente bien.

En personas con metástasis, en cambio, dado que se trata de un mismo tipo de tumor en diferentes localizaciones, el tratamiento es el indicado para el tumor primario, el que originó la enfermedad.

La mamografía es la principal medida de prevención contra el cáncer de mama. Foto Shutterstock.
La mamografía es la principal medida de prevención contra el cáncer de mama. Foto Shutterstock.

Afrontar más de un cáncer en diferentes momentos de la vida

Los avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer produjeron cambios significativos: aumentó la sobrevida e incluso en pacientes con algunos tipos de tumores se logran remisiones completas.

“Al aumentar la curación del cáncer en general y al mejorar el pronóstico de la patología oncológica, la gente vive más tiempo y al vivir más tiempo tiene más probabilidades de desarrollar un segundo tumor que no tiene nada que ver con el primero”, explicó Kaen.

Para hablar de segundo tumor, precisó, “la persona debe haberse curado del primero y desarrollado otro no relacionado”. “Es algo que cada vez vemos más”, insistió.

 ¿Las razones? No solo inciden las mejoras en el abordaje del cáncer que aumentan la expectativa de vida, sino también factores de riesgo vinculados al estilo de vida y otros vinculados a cuestiones ambientales.

“Muchas veces el segundo tumor pueden darse por la misma causa del primero. Por ejemplo, un paciente fumador puede desarrollar un cáncer de pulmón, curarse, seguir fumando y después desarrollar un cáncer de vejiga. Eso sería seguir con un estilo de vida no saludable que favorece un segundo tumor a lo largo de la vida”, ejemplificó el vicepresidente de la AAOC.

Y dentro de los factores no modificables, menciona los antecedentes familiares y genéticos. “Se pueden medir y podemos trabajar preventivamente en personas que sabemos que tienen esas alteraciones genéticas que elevan las posibilidades de desarrollar uno, dos o más tipos de cáncer”, concluyó.

***

¿Querés saber más sobre cáncer de mama y de garganta?

Estas notas pueden interesarte:

➪Cáncer de cabeza y cuello: síntomas de alarma y cómo prevenir la mayoría de los casos

➪Prueban que un factor subestimado “acelera” el riesgo de cáncer bucal: cómo se detecta y previene

➪Cáncer de mama: por qué el autoexamen no es suficiente para detectarlo a tiempo

➪Cáncer de mama: ¿hasta qué edad hay que hacerse mamografías?

***

➪ ¿Tenés alguna duda sobre salud y bienestar que te gustaría que abordemos en notas de la sección? Entrá al Centro de Ayuda de Clarín haciendo click acá, ingresá a Mensaje a la redacción y luego a Preguntas a Buena Vida. Escribinos tu consulta y enviá. ¡Listo!

Mirá también



Fuente