una organización de productores autoconvocados se suma al rechazo de los “vacunados Vip”



Bajo el lema “Se acabó. Renuncien”, la agrupación de productores autoconvocados Campo+Ciudad se unirá a otras agrupaciones ciudadanas para acompañar las movilizaciones del próximo sábado 27 de febrero por el escándalo de las vacunas vip.

“El escándalo de las vacunas es la gota que rebalsó el vaso. El gobierno corona un año de fracasos económicos, sociales y sanitarios con el hecho más abyecto que pueda imaginarse: dejar sin vacunas a los médicos y enfermeros que están en la trinchera para vacunar a funcionarios, amigos, familiares y militantes”, advirtieron.

“Por si esto no fuera suficiente insulto a la sociedad argentina, la única reacción oficial fue cargar todas las culpas en un ministro y continuar como si nada hubiera pasado”, agregaron..

En este sentido, afirmaron que el lema “se acabó” debe leerse como la decisión de un pueblo de cuya paciencia, tolerancia y responsabilidad abusaron sistemáticamente. “Se acabó la tolerancia al nepotismo y la corrupción.Se acabó la tolerancia al nepotismo y la corrupción. Se acabó la costumbre de culpar a la oposición, al periodismo o a los ciudadanos ante cada barbaridad que no pueden ocultar”, dijo la agrupación.

Según el texto, esta vez marcharán para exigir la renuncia inmediata de todos los involucrados en el escándalo de los vacunados VIP, desde quienes recibieron la vacuna, o la gestionaron para familiares y amigos, hasta el último funcionario que, sabiendo de esto, no lo denunció de inmediato. Le toque a quien le toque y caiga quien caiga.

“Y, como sabemos que esta práctica inadmisible se replicó también a nivel provincial y municipal en muchos lugares del país, invitamos a la ciudadanía a marchar en cada localidad para exigir lo mismo: que todos los que apelaron a algún privilegio para ser vacunados antes de lo que les correspondía sean separados inmediatamente de sus cargos”, comunicaron.

“Quitarle las vacunas a los médicos y enfermeros que arriesgan sus vidas cada día es demasiado, aún para los niveles de decadencia moral a la que este gobierno nos tiene acostumbrados. La única posibilidad de salvación que tiene este país es que estas prácticas sean erradicadas para siempre, que quienes las cometen sean expuestos, señalados, alejados del poder y castigados con toda la fuerza de la Ley, y que corran la misma suerte aquellos que los apañan y los defienden”, remataron.



Fuente