Una lesión recurrente en los trabajadores de Amazon preocupa a Jeff Bezos


En su carta final a los accionistas de Amazon, Jeff Bezos instó a investigar los trastornos multiesqueléticos (TME) que sufren los trabajadores de manera cada vez más frecuente los trabajadores de los almacenes del gigante de comercio electrónico.

Representan aproximadamente el 40% de las lesiones relacionadas con el trabajo en toda la empresa y afectan a millones de trabajadores en todo el mundo, en todos los sectores.

Los TME, a menudo llamados lesiones ergonómicas, son habitualmente distensiones y esguinces causados por movimientos repetitivos, sobreesfuerzo o desempeño de tareas en posiciones incómodas e incluyen problemas como el síndrome del túnel carpiano y la tendinitis.

El trato de Amazon a sus empleados se ha convertido en un tema de interés público, desde la reciente batalla sindical en un almacén de Alabama hasta las condiciones de sus trabajadores esenciales durante la pandemia.

Jeff Bezos, en el centro de la polémica.

“Si se leen algunos de los informes de noticias, podrían pensar que no nos importan los empleados. En esos informes, a veces se acusa a nuestros empleados de ser almas desesperadas y que se les trata como robots. Eso no es exacto. Son personas sofisticadas y reflexivas que tienen opciones sobre dónde trabajar“, señaló Bezos días atrás.

Esta declaración de intenciones llegó después de que Amazon se haya visto desafiada por reguladores, sindicatos y activistas de todo el mundo.

En los galpones de Amazon se requieren muchas tareas de fuerza repetitivas para mover bultos. Foto REUTERS

En los galpones de Amazon se requieren muchas tareas de fuerza repetitivas para mover bultos. Foto REUTERS

Y ha sido citado por una alta incidencia de lesiones en el lugar de trabajo en los últimos años, aunque la compañía ha dicho en el pasado que también reporta más incidentes en el lugar de trabajo que sus pares debido a una cultura de seguridad más proactiva.

El todavía director general de la compañía argumenta en la carta que el éxito de Amazon emana de su historial de invención y valor agregado a la sociedad.

“Cualquier negocio que no crea valor para aquellos a quienes toca, incluso si en la superficie parece exitoso, no permanece”, dice la misiva.

Y, también, ha fijado el objetivo de convertirse en un ejemplo de empresario. “Vamos a ser el mejor empleador de la Tierra y el lugar más seguro para trabajar”, sostuvo.

El gran inventor

Este compromiso, además, lo liderará en primera persona porque tras dejar la dirección diaria de la empresa, espera centrarse en la invención y las nuevas iniciativas, incluido el trabajo con los equipos de logística de Amazon en nuevos programas para los trabajadores.

“En mi próximo papel como presidente ejecutivo, me centraré en nuevas iniciativas. Soy un inventor. Es lo que más disfruto y lo que mejor hago. Es donde creo más valor. Estoy emocionado de trabajar junto al gran equipo de personas apasionadas que tenemos”, dice la carta.

Pero no es normal el alto índice de quienes sufren de TME que ocurren en trabajos que incluyen lo que se puede describir como repetición similar a un robot.

Los comentarios extendidos de Bezos sobre esta lesión en el lugar de trabajo constituyeron uno de los primeros anuncios de una gran corporación para llamar más la atención sobre el tema.

Las estimaciones sugieren que los TME cuestan a las empresas estadounidenses más de $ 50 mil millones cada año y resultaron en entre 21 y 32 días fuera del trabajo en promedio entre 1997 y 2010.

Además del trabajo en el almacén de Amazon, los problemas de TME en las plantas de procesamiento de carne y aves de corral han llamado la atención recientemente.

SL



Fuente