una herramienta de manejo en plena expansión


La compañía Stoller Argentina & Uruguay viene creciendo en la agricultura argentina a partir del crecimiento en el uso de fertilización foliar, una herramienta de manejo en plena expansión. “Estamos expectantes de que se logren incorporar en Argentina los cambios legislativos que hace años perseguimos para brindar al productor ventajas impositivas por el uso de fertilizantes”, contó Ignacio Moyano, gerente general de la empresa, en una entrevista con Clarín Rural.

Esto permitirá generar un mayor uso de tecnología, más rindes de cultivos, más exportaciones y un mayor ingreso de dólares que requiere la economía para crecer y generar empleo.

Ignacio Moyano, gerente general de Stoller Argentina, adelantó que el Big Data y la Inteligencia Artificial van a generar una nueva revolución.

Moyano cree que la demanda de alimentos va a seguir en ascenso a nivel global. “El mundo está creciendo y el gran reto es generar más alimentos y de mayor calidad. Esto implica el desafío de incrementar el rinde por hectárea sembrada”, insistió el ejecutivo de Stoller.

En este escenario, el foco de la empresa es proveer al productor de fertilizantes que incrementen su producción para cosechar granos y frutas que logren los estándares de calidad que exigen los consumidores argentinos. La coyuntura de altos precios en los granos alienta la inversión en fertilizantes y en todo el paquete tecnológico para lograr buenos rendimientos.

“La fertilización no ha tenido problemas de importaciones, ya que creemos que el gobierno entendió que una mayor fertilización genera más granos, más frutas y más exportación”, reconoció Moyano.

La compañía apuesta a seguir creciendo en Argentina y Uruguay.

La compañía apuesta a seguir creciendo en Argentina y Uruguay.

El gerente de Stoller adelantó que en los próximos serán decisivas las tecnologías relacionadas con la digitalización, el Big Data y la Inteligencia Artificial (IA). “Si nos ubicamos en una línea de tiempo, en los años 90 hubo un salto tecnológico y productivo a través de la siembra directa. En un futuro próximo, la nueva siembra directa será el uso de la tecnología de Big Data e IA, herramientas predictivas que, junto a la incorporación de las variables del clima y los rindes históricos, puedan simular y predecir la mejor combinación de fertilización para un resultado óptimo de cosecha”, destacó.

Una de las fortalezas de esta compañía es una cultura empresaria que se toma en serio el imperativo de ser uno de los mejores lugares donde trabajar. La construcción del clima laboral requiere tiempo y un gran compromiso de parte de todos. Eso se logra con el desarrollo, la consolidación y la unión de los equipos de trabajo a lo largo del tiempo.

“Como empresa prestamos atención al bienestar integral de las personas, buscando satisfacer distintas necesidades, no solo vinculadas a lo laboral sino también a su bienestar físico y emocional. Nos destacamos por generar vínculos de camaradería y escucha activa que nos distingan de otras compañías y eso nos enorgullece”, insistió Moyano.

Stoller Argentina logró el primer puesto en la categoría hasta 250 empleados en el ránking que elabora Great Place to Work, como “uno de los mejores lugares para trabajar en la Argentina”.

En cuanto a la campaña fina, que comenzará a partir de mayo, Moyano aseguró que las perspectivas son buenas por las cotizaciones récord de los granos. Además hay algunas regiones que ya tienen buenas reservas de agua para la siembra del trigo.



Fuente