Una estrategia integral para preservar las herramientas sanitarias


Por Marcos Saint Martin, M.V del Equipo Técnico de Biogénesis Bagó

  ​

Por los sistemas de engorde a corral o feedlots pasan más de la mitad de los animales que se faenan por año a nivel nacional.

El complejo respiratorio bovino, con la neumonía como expresión más grave, es la principal causa de muerte de animales en los feedlots. Representa más del 50 % en esa casuística, siendo su presentación más habitual en los primeros 35 días de encierre y, en muchos casos, se mantiene hasta el final del proceso de engorde.

El estrés juega un rol fundamental en este tipo de sistemas y explica la alta frecuencia de aparición de este cuadro clínico.

Las situaciones estresantes afectan de forma negativa la barrera de inmunidad más importante de las vías aéreas superiores, generando las condiciones para que los agentes infecciosos puedan acceder con relativa facilidad al pulmón y generar el daño que enferma a los animales afectando de forma importante la ganancia de peso vivo y en muchos casos, la vida de los animales.

Marcos Saint Martin, M.V del Equipo Técnico de Biogénesis Bagó

Entre los factores estresantes más importantes que predisponen a la presentación de esta enfermedad podemos citar al destete, el transporte, los días en corrales de ferias con restricciones al consumo de agua, el hacinamiento, la mezcla de animales de distintos orígenes, condiciones climáticas y ambientales adversas, en la mayoría de los casos una alimentación desconocida, entre otros.

Los agentes infecciosos que aprovechan la situación generada por el estrés y frecuentemente actúan en primer lugar son los virus, creando las condiciones para que las bacterias generen el daño grave, que en ausencia de tratamiento, provoca la muerte de los animales.

Los agentes bacterianos con mayor presentación en brotes de neumonía en nuestro país son: Mannheimia haemolytica, Pasteurella multocida e Histophilus somni y en menor medida Trueperella pyogenes. También Mycoplasma bovis es un patógeno emergente en Argentina tanto en bovinos de engorde a corral como en recrías en tambos.

La forma de minimizar la aparición de esta problemática debe basarse en 3 ejes:

-1 Asesoramiento veterinario permanente, cuya intervención gestione todos los temas de manejo orientados a generar buenas prácticas que logren el menor grado de estrés posible, incluido uno de los aspectos más importantes como es la nutrición.

-2 Recurso humano capacitado y motivado en la ejecución de las tareas diarias

-3 La aplicación de planes sanitarios rigurosos al ingreso de los animales, que se basen en la prevención con vacunas, desparasitaciones efectivas y corrección de carencias minerales.

El uso de antibióticos debe ser el más racional posible ya que la problemática por la aplicación desmedida tiene consecuencias en salud pública.

La generación de bacterias resistentes a los tratamientos con los antibióticos disponibles es uno de los principales problemas en salud pública a nivel global. La Organización Mundial de la Salud estima que para 2050 unas 10 millones de personas morirán por año como causa de RAM (Resistencia Antimicrobiana), a menos que se instaure una respuesta global en el corto plazo.

La RAM es la capacidad de una bacteria para sobrevivir en concentraciones de un principio activo que inhibe o mata a otras de la misma especie. Es un fenómeno natural, que se acelera por el uso abusivo e irracional de los antibióticos. Por este motivo, enfermedades que antes se controlaban de forma sencilla ahora se están volviendo complejas y requieren muy costosos tratamientos.

Cuando se presenta un brote de neumonía se debe actuar con rapidez, en muchos casos el veterinario debe tomar la decisión de aplicar Metafilaxia en el rodeo y de esta forma aplicar el antibiótico en todos los animales del lote para controlar dicho brote.

La elección del antibiótico es un factor clave y para ello es importante tener un historial de diagnóstico de los agentes bacterianos implicados en los casos clínicos y su correspondiente antibiograma. Esto nos ayuda a conocer la eficacia de los principios activos para los agentes comúnmente aislados de animales con neumonía.

Desde el Servicio Técnico de Biogénesis Bagó se contribuye destinando recursos para este tipo de vigilancia epidemiológica, participando de casos clínicos con el envío de muestras de animales con la enfermedad a laboratorios privados, donde se generan los aislamientos de agentes y su correspondiente antibiograma, cuando existen bacterias involucradas.

Esta información generada es sumamente útil para conocer el grado de resistencia de las bacterias a las drogas comúnmente utilizadas.

La información más actualizada donde hemos participado estimulando este tipo de diagnósticos se generó mediante un convenio realizado con INTA Marcos Juárez, en el que nos propusimos con los referentes en la materia de la mencionada institución, generar muchos diagnósticos en distintos feedlots comerciales para monitorear las bacterias actuantes en los casos clínicos y poder chequear la eficacia de los antibióticos.

Las bacterias que fueron aisladas son las habitualmente encontradas como causantes del complejo respiratorio bovino (Mannheimia haemolytica, Pasteurella multocida e Histophilus somni).

Los resultados de los antibiogramas efectuados para chequear la eficacia de los principios activos para esas cepas nos brindó la información lógica que la mayor proporción de resistencia (30%) se encontró en los antibióticos más utilizados para el tratamiento de neumonías en feedlots, mientras que los niveles de resistencia a Florfenicol en cepas de M. haemolytica, P. multocida e H. somni son prácticamente nulos (3%).

El Florfenicol es un antibiótico de amplio espectro, de uso exclusivo en medicina veterinaria, y una de sus principales alternativas terapéuticas es para tratar infecciones bacterianas respiratorias en bovinos y cerdos (Sidhu et al., 2014). En varios ensayos donde se efectuaron infecciones experimentales y en diversos estudios clínicos, ha demostrado ser eficaz para el tratamiento de neumonías en bovinos de engorde. El espectro de actividad incluye a los patógenos que generan neumonía como; Mannheimia haemolytica, Pasteurella multocida e Histophilus somni (Varma et al., 1998; De Haas et al., 2002; Catry et al., 2008). Estos autores también informaron nula resistencia en estas especies. El florfenicol junto a la oxitetraciclina y tulatromicina han mostrado buenos resultados para el tratamiento de Mycoplasma bovis, un agente muy difícil de tratar, para el cuál muchos antibióticos de uso común no funcionan bien.

Este antibiótico también está indicado para el tratamiento de pododermatitis, queratoconjuntivitis, diarreas y toda otra infección causada por gérmenes susceptibles al florfenicol en los bovinos.

Consideramos que la vigilancia epidemiológica es información para la acción, de esta manera se toman las decisiones de desarrollar un producto con calidad asegurada y necesario por su alta eficacia, en un contexto de resistencia bacteriana que crece, para controlar una patología que produce severas pérdidas en la producción de alimentos.

Estamos convencidos que el mejor uso para los antibióticos es el menor posible, ya que de esta forma nos cuidamos todos.



Fuente