Una empresa amplía su modelo de negocio y apuesta al mercado de energía solar



“Las energías renovables tienen cada vez más peso. Los combustibles fósiles tienen una fecha de vencimiento. Será uno de los grandes negocios del futuro. Además de producir alimentos, también podemos ser productores de energía”.

Con esta visión futurista, Leandro Díaz Mujica, Gerente General de Valmont Industries Argentina, detalló los motivos de la empresa para sumarse a esta ola sumando una nueva unidad de negocio. A la comercialización ya conocida de los equipos de riego mecanizados ahora sumó el desarrollo y provisión de sistemas y equipos para generación de energía fotovoltaica.

“En los últimos años, la empresa se ha involucrado con la sustentabilidad y la reducción de la huella de carbono, por lo que viene invirtiendo en compañías asociadas a energías renovables. Comenzó en 2018 con la compra de una empresa italiana que desarrollaba aparatos para mover los paneles solares siguiendo el sol. Y el año pasado se compró una compañía brasileña por 100 millones de dólares que se dedica a generar plantas fotovoltaicas”, describió el directivo, que desde el año pasado tomó las riendas de Valmont Argentina.

Según indicó, en un primer momento el objetivo de las plantas fotovoltaicas era para los pivots que comercializa la empresa bajo la marca Valley, que consumen energía eléctrica tanto para su movilidad, bombeo y monitoreo. “Pero nos dimos cuenta que la inversión de una planta solar puede abastecer a todos los consumos de un establecimiento agropecuario, no sólo al riego”, explicó.

En Argentina, agregó, no se riega como en otras partes del mundo. A veces se riega apenas 3 o 4 veces al año, siendo complementario. “Solamente usarla para alimentar un pívot por ahí da un repago que no es atractivo pero sí lo es cuando se usa para alimentar todo un establecimiento agropecuario”, indicó.

Y dependiendo de la ubicación del establecimiento, puede hacerse la inyección del excedente a la red nacional.

“Está enfocado a productores agropecuarios pero también contactamos a industriales que podrían tener la misma necesidad”, agregó.

Para Díaz Mujica, tanto el riego como la planta fotovoltaica son complementarias. “Tenemos absoluta confianza que hay un potencial enorme de riego en Argentina. Se irrigan 500.000 con riego mecanizado y el potencial alcanzaría aproximadamente las 6 millones de hectáreas. Y esas hectáreas se ubican en las zonas más lejanas a los centros de consumo y allí está la posibilidad de poner una planta fotovoltaica para autogenerarse energía”, dijo.

El objetivo de la empresa es poder instalar 5 plantas fotovoltaicas este año y luego en 2022, con un año más normal, volviendo a la operatividad que previa a la pandemia, ir por más plantas. “Tenemos instalados más de 3.500 equipos de riego mecanizado. No esperamos poner el mismo número en plantas fotovoltaicas, pero tenemos un universo muy grande”, apuntó.

En este sentido, acotó que hay muchos países que están incursionando en este tipo de energía renovable. En Estados Unidos y en Brasil esta tecnología se está fortaleciendo. En este último país hay más de 500 proyectos. Además, se están desarrollando proyectos en Africa, Nueva Zelanda, Australia y Europa del Este. “Está explotando en todas partes”, aseguró.

Por último, Díaz Mujica sostuvo que hay mucha competencia en este segmento con muchos jugadores que hace tiempo que están en el mercado. “Pero lo que tenemos nosotros como factor diferenciador es la marca Valley, que tiene una imagen de solidez, tecnología e innovación, y nuestra red de distribuidores que están en prácticamente todo el país”, cerró.



Fuente