Un conflicto salarial pone en riesgo la cosecha de limones en Tucumán



El conflicto entre trabajadores autoconvocados y empresas citrícolas en Tucumán sigue sin resolverse y ya está poniendo en riesgo las exportaciones de limones. Por segunda semana consecutiva, las rutas nacional 38 y la provincial 301 permanecen bloqueadas por manifestantes en varios puntos, al igual que los ingresos a algunas plantas de empaque.

La semana pasada José Carbonell, presidente de la Federación Argentina de Cítricos (Federcitrus), le explicó a Clarín Rural que este año se había llegado a un acuerdo de aumento del 40,6 por ciento que fue homologado por el Ministerio de Trabajo, y que de esa manera el jornal básico había quedado en 1.350 pesos por día. “Ese es el mínimo, pero depende de la capacidad de cada trabajador. Se calculan 55 pesos cada 20 kilos de fruta cosechados”, detalló Carbonell.

Pero tras una nueva negociación entre la Asociación Citrícola del NOA (ACNOA) y la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) el fin de semana pasado se llegó a un nuevo aumento tras el cual el jornal básico llegaría a 1700 pesos por día y 60 pesos cada 20 kilos de fruta cosechados. Estos números siguen resultando insuficientes para un sector de los trabajadores que se mantiene firme en las rutas.

“Este arreglo se hizo a espaldas de los trabajadores que hace 10 días venimos cortando las rutas. Dejamos claro nuestro pedido: queremos un jornal de 2500 pesos y una maleta de 100 pesos. Queremos que la familia limonera tenga un ingreso igual a la canasta familiar del Indec, no queremos vivir más en la indigencia. Eso es lo que venimos exigiendo, el gremio lo sabe, los empresarios lo saben, el Gobierno lo sabe. Nos quieren seguir teniendo con salarios de hambre”, expresaron los cosecheros nucleados en la Coordinación de Trabajadores Autoconvocados del Citrus mediante un comunicado.

Mientras tanto, desde la industria se muestran preocupados porque el retraso en la recolección y empaque pone en riesgo la calidad de los limones y, por ende, sus posibilidades de exportación, justo en el comienzo de la temporada de embarques a Estados Unidos y a solo una semana de que se reabriera el mercado europeo para los cítricos argentinos.



Fuente