Un coloso de EE.UU. fabricará insecticidas inteligentes en Argentina


En un escenario en el que las inversiones y especialmente las extranjeras son irrelevantes, la decisión del coloso FMC, con su corazón en Filadelfia, muestra que el campo sigue siendo un imán en la Argentina. Esta líder global en protección de cultivos, comenzará a producir Rynaxypyr, uno de sus principales ingredientes activos, comercializado a través de su marca Coragen y utilizado para evitar los insectos que atacan a la soja, el maíz, girasol, tomate, algodón, las manzanas, peras y uvas, principalmente. La fábrica está ubicada en Pergamino y es fruto de la alianza entre FMC con Rizobacter, parte del grupo Bioceres, que pertenece a unos 300 productores de punta del país. Desde Argentina ese producto se exportará a Chile, Paraguay y Bolivia entre otros países.

En la visión de la compañía, la decisión de invertir y producir en Argentina es para fortalecerse en una región que considera estratégica. Argentina es la cuarta planta que posee fuera de EE.UU. después de las de Singapur, Francia y México.

Aseguran que el producto tiene una tecnología única ya que se trata de un insecticida que protege a los insectos considerados benéficos y de esa manera controla la plaga sin dañar el ecosistema.

Esa empresa, con 130 años en sus espaldas, se dedicaba en sus orígenes a la maquinaria y minería y dio un viraje a lo que llaman ciencia de la agricultura con 22 centros de investigación, 27 plantas, presencia en 40 países, 6.400 empleados y US$ 4.800 millones en ventas.

De acuerdo a su plan de negocios, FMC generaría aquí y solo por exportaciones unos US$ 50 millones anuales. Se trata de una de las mayores del mundo en lo que se da en llamar “defensivos agrícolas”, es decir productos que protegen a los cultivos sin dañar el medio ambiente ni la salud humana ni animal. La decisión también implica transferencia tecnológica para la Argentina hacia el mercado de descubrimientos y desarrollos en protección de cultivos, sanidad vegetal y control biológico de plagas. Lo hacen en un país, cuyo sector agrícola es considerado en el mundo como uno de los de mayor potencial.

En la visión de FMC, Argentina es clave en su estrategia global y es lo que la lleva a albergar otros proyectos. En Filadelfia se habla de un proceso imparable para la pampa húmeda si ayudan las reglas de juego. Y muchos les dan la razón.

Mirá también



Fuente