un ataque de hackers al mayor productor global lo obliga a volver a métodos manuales



La carne también está en el foco de los conflictos internacionales. Las 40 plantas que tiene en Estados Unidos la empresa JBS, el mayor productor global con casa matriz brasileña, se recuperan lentamente del ciberataque de piratas informáticos rusos que sufrieron el último domingo. Han reanudado sus operaciones, aunque de forma limitada y utilizando métodos manuales.

JBS es responsable de hasta el 20 % de los productos cárnicos que se consumen en EE.UU., a través de sus 5 plantas de procesamiento vacuno, 5 de porcino y 26 avícolas. En la mayoría de esas sedes, los trabajadores tuvieron que utilizar métodos manuales para tareas que últimamente se habían automatizado.

Vale tener en cuenta que las plantas de procesamiento de carne fueron una de las industrias más afectadas por los cierres exigidos por el coronavirus, que provocó muchas muertes entre los operarios de esa industria en la primera potencia mundial.

Muchas plantas se vieron obligadas a cerrar durante largos periodos de tiempo y otras resolvieron invertir en nuevos y costosos equipos y tecnología para reducir su mano de obra. Estos costos fueron asumidos en última instancia por los consumidores. Además, los cierres provocaron interrupciones en la cadena de suministro. Ambas situaciones hicieron que subieran los precios de la carne al público.

Suba de precios

A pesar de los temores por el incremento de los valores al público, la firma financiera Zaner Group indicó en un boletín a sus clientes que el mercado se había recuperado con rapidez y que no se producirán los anticipados graves problemas en el suministro de carne.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), el número de cabezas de ganado procesadas el miércoles en los mataderos fue de 105.000, mientras que el martes, cuando las plantas de JBS empezaron a volver a operar, la cifra fue solo de 94.000.

Este jueves, el USDA dijo que la cifra había alcanzado su cifra habitual de 120.000 cabezas de ganado. A pesar de ello, Zaner Group prevé que “incluso tras el aumento de ayer” el precio de la carne de vacuno aumentará la próxima semana tras alcanzar ayer su nivel más alto desde junio de 2020.

Cómo fue el ciberataque

Según han revelado JBS y las autoridades estadounidenses, un grupo de piratas informáticos radicado en Rusia y conocido como REvil bloqueó los servidores de la empresa, una de las mayores del mundo en el sector del procesamiento de carne para consumo humano, con “ransomware”.

Los ataques de “ransomware” bloquean sistemas informáticos que no son liberados hasta que compañías o instituciones pagan un rescate a los piratas informáticos.

Zaner Group añadió que el ciberataque contra JBS “mostró la vulnerabilidad del sector ya que la automatización dependiente de tecnología causó una grave interrupción en el procesado de carne en Norteamérica y Australia”.

El ataque contra JBS se produjo días después que otra organización criminal, DarkSide, realizase un ciberataque similar contra Colonial Pipeline, la mayor red de oleoductos del país.

En el caso de Colonial, que provocó problemas de abastecimiento de nafta en Estados Unidos, la compañía pagó a DarkSide 4,4 millones de dólares en bitcoin (una cibermonenda difícil de controlar por los agentes de seguridad) para poder recuperar el control de sus sistemas informáticos.



Fuente