Tras los desbordes de la fecha pasada, cómo serán los controles que se vienen en los estadios


Unas horas después de la reunión que tuvieron los representantes de la AFA y la Liga con el Gobierno, las imágenes que se observaron en Santa Fe e Isidro Casanova volvieron a encender las alarmas. En la cancha de Colón se festejó el título y en el estadio de Almirante Brown las tribunas estuvieron abarrotadas de gente.

Esas postales, aseguran tanto en las oficinas de Viamonte como en las de Puerto Madero, no pueden repetirse la próxima fecha. Los dirigentes se comprometieron a distribuir mejor a los hinchas, ajustar los controles y lanzar una campaña de concientización. Mientras tanto, la Justicia sigue avanzando sobre River y Vélez, donde se produjeron allanamientos y se imputaron a sus dirigentes.

Sin ir más lejos, el cuerpo de investigaciones judiciales que depende del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad se presentó en el estadio Amalfitani con el objetivo de secuestrar todo lo relativo a los ingresos al estadio, desde cámaras de seguridad hasta auditar los sistemas de registros. La misma situación se había vivido 24 horas antes en el Monumental.

Para Celsa Ramírez, a cargo de la Fiscalía especializada en fútbol, en el Superclásico y en Vélez vs Independiente hubo más gente que la permitida. Rodolfo D’Onofrio y Sergio Rapisarda, presidentes de River y del club de Liniers, fueron imputados por los artículos 205 (incumplimiento de las medidas para evitar la pandemia) y 239 (resistencia a la autoridad) del Código Penal. La misma figura legal pesa sobre la totalidad de la Comisión Directiva de ambas instituciones.

El estadio Monumental, sin distanciamiento ni controles. Foto: REUTERS/Agustin Marcarian.

“La responsabilidad de hacer cumplir el aforo es de los clubes, la Policía de la Ciudad actuó muy bien. Los presidentes de River y Velez y las comisiones directivas de los clubes fueron imputados. Siento que en River nos tomaron el pelo”, disparó Juan Bautista Mahiques, fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, en A24.

Y aunque se mencionó la posibilidad de una clausura del estadio, no hay voluntad política. Fundamentalmente, y de acuerdo a las propias palabras del jefe de los fiscales, para no comprometer el desarrollo del resto de las actividades, entre ellas, el Colegio de River. Además, la Selección Argentina será local en Núñez ante Uruguay, el domingo, y contra Perú, el jueves, por las Eliminatorias.

En River admitieron que hubo más socios que los 36.027 habilitados. Por sus molinetes ingresaron 36.787. La realidad es que, como mínimo, se filtraron unas 5 mil personas más, según le dijeron a Clarín fuentes policiales. Seguridad prefirió evitar una represión y habilitó el acceso de los socios, muchos ellos mujeres y niños, que se acercaron al estadio.

Vélez dice que cumplió con el aforo. Foto: Marcelo Carroll.

Vélez dice que cumplió con el aforo. Foto: Marcelo Carroll.

Vélez, en cambio, aseguró que cumplió con todos los protocolos. Es más, Rapisarda sentenció en TyC Sports: “Hicimos un primer anillo de seguridad con nuestros socios abonados a las distintas plateas, vitalicios y también titulares de palcos. Todo con anterioridad. Sabemos la gente que está, no pasamos los 16.300 que nos permitieron”.

En el mismo sentido se expresaron en Córdoba, donde Belgrano jugó con Riestra. Las fotos de las tribunas completas del Gigante de Alberdi se viralizaron en redes sociales y llamaron la atención del Gobierno.

El club cordobés informó que se activó un total de 13.273 chips para sus socios, que no vendieron entradas y se entregaron 445 accesos entre palquistas y protocolos.

Vuelta del público a los estadios aplicación para entrar a la cancha en Lanus vs Central Cordoba. Telam

Vuelta del público a los estadios aplicación para entrar a la cancha en Lanus vs Central Cordoba. Telam

En tanto, este martes se reunió la mesa chica de la Liga. Se tocó el tema del aforo y se puso a disposición una APP para que los clubes puedan controlar los ingresos de los hinchas. “Muchos ya tienen su propia tecnología, pero nosotros aportamos la nuestra”, deslizaron desde las oficinas ubicadas en Olga Cossettini.

La idea es que no haya aglomeraciones en las tribunas, sino que se distribuya la gente en varias cabeceras. Habrá que prestar atención, fundamentalmente, a la Bombonera. No quieren la imagen del clásico.



Fuente