Tabacaleros rechazan el posible desvío de fondos de un programa clave para el sector


Se encendieron las alarmas en el sector tabacalero por un posible desvío de dinero del Fondo Especial de Tabaco. Así lo hizo saber la Federación Argentina de Productores de Tabaco, integrada por 13 instituciones de las 7 provincias productoras, en una carta enviada al ministro de Agricultura, Luis Basterra.

“Nuestro sector productivo atraviesa problemáticas de diversa índole, que se suman a los ya agotadores condicionantes de esta coyuntura extraordinaria generada por la pandemia del COVID-19, pero además, una situación especial que podría traer consecuencias graves para los productores tabacaleros de confirmarse el rumor generado por algunos trascendidos y comentarios expresados por funcionarios nacionales en algunos medios provinciales. Estos trascendidos se han referido, con mayor o menor intensidad, a la modificación de los criterios de aplicación por parte de la Autoridad de Aplicación de los fondos -denominados del 20%- determinados por el art. 27 y concordantes de la Ley 19.800 que creó el Fondo Especial del Tabaco (FET)”, comienza explicando la carta.

“Nuestra preocupación se ve agravada en que, con estos rumores, coinciden la recurrente demora en la aprobación de los POAS relativos a los fondos del 20%, y la acumulación por parte de la Autoridad de Aplicación de saldos de los mismos fondos del 20% sin transferir a las provincias productoras”, agregó el texto.

De esta manera, explicaron que están pendientes de transferir 859 millones de pesos a Misiones, 627 millones de pesos a Salta, 358 millones de pesos a Jujuy, más de 300 millones de pesos a Corrientes, más de 270 millones de pesos Chaco, más de 260 millones de pesos a Catamarca y 226 millones de pesos a Tucumán.

Todos fondos fundamentales para el normal transcurrir de nuestro cultivo y el desarrollo de los compromisos y ejecuciones planeadas para la campaña en curso, y de fundamental impacto en las economías de nuestras provincias, mucho más en la situación de emergencia planteada por la pandemia”, aclararon.

En este sentido, plantearon que tanto la creación como todos los aspectos relacionados con los recursos que recauda el Fondo Especial de Tabaco, están perfectamente regulados y determinados por la Ley 19.800, en vigencia desde la fecha de su creación y entrada en vigencia en el año 1972, normas imperativas y de cumplimiento obligatorio, con la consecuente imposibilidad de modificar principios de rango legal allí establecidos, ni ver afectados dichos principios legales por normas de rango inferior, tal como lo establece el sistema de jerarquías normativas que ordena nuestra Constitución Nacional.

El tabaco es un cultivo de impacto social extraordinario, que genera trabajo legal y registrado como pocos cultivos de los abarcados por la agricultura argentina, alcanzando en su proceso productivo global cerca de un millón de personas en nuestro país, quienes encuentran en esta actividad su empleo y sustento familiar”, indicaron.

En este contexto, solicitaron a las autoridades que se formulen a la brevedad las aclaraciones necesarias, se agilicen el tratamiento y la aprobación de los POAS correspondientes y se transfieran a las provincias productoras los fondos del 20% pendientes. “Estos errores conceptuales y sus derivaciones generan un impacto negativo de profunda gravedad para nuestra actividad, afectando la generación de empleo como también la actividad económica de las 7 provincias productoras”, cerró la carta.

Mirá también



Fuente