Suma consenso una propuesta de acreedores para la reactivación de Vicentín



Una iniciativa presentada por un grupo de más de 70 acreedores de Vicentín para que la firma santafesina pueda empezar a operar y salir eventualmente de la parálisis sumó recientemente el apoyo de más empresas acreedoras y de importantes instituciones del sector como la Bolsa de Comercio de Rosario, la Sociedad Gremial de Acopiadores de Granos de Rosario y el Centro de Corredores de Cereales de Rosario.

En síntesis, lo que proponen es capitalizar gran parte de las acreencias que generará la perdida de participación de los accionistas actuales, que haya planes de pagos para quienes no capitalicen con quitas y/o espera, que haya acuerdos con acreedores de granos para asegurar el abastecimiento y con acreedores financieros para asegurar el capital de trabajo y, finalmente, separar de las decisiones y la gestión a los actuales directores y accionistas.

Recientemente el juez del concurso, Fabián Lorenzini, le puso cifras a la deuda. En el caso de quienes entregaron granos, la deuda en pesos se admitió a por un valor total de $ 23.956.545.784,63, en tanto que las acreencias en dólares se establecieron en U$S 31.211.979,47.

El listado completo de adherentes a la propuesta incluye a piezas fundamentales si lo que se busca es asegurar el aprovisionamiento de las 8 millones de toneladas de soja que necesitaría la nueva Vicentin para moler en sus plantas.

“El grupo de acreedores considera que la única salida es sin los actuales accionistas y directores y con un proceso de importante capitalización de acreencias. A eso debe sumarse un compromiso de los acreedores granarios para con el abastecimiento y de los financieros, liderados por el Banco Nación, para financiar la originación”, remarcaron las empresas, y añadieron que “no hay salida posible sin el acompañamiento del estado Nacional y provincial de Santa Fe”.

Por su parte la Bolsa de Comercio de Rosario emitió un comunicado en el que apoya la idea y afirma que la cesación de pagos y el posterior concurso de Vicentín ocasionaron un impacto negativo en el mercado de granos y en la situación social y económica de la región. “Por esta razón, toda solución consensuada y dentro del marco legal, que posibilite alcanzar una reestructuración de la empresa y superar su estado de insolvencia permitiendo la continuidad de su actividad comercial e industrial, constituirá decididamente una salida superadora a la alternativa de liquidación, desguace, enajenación de activos y distribución final que conllevaría la quiebra de la empresa”, destacó la institución.

Luego agregó: “La BCR considera de modo positivo que un grupo importante de acreedores intente nuevamente reflotar la posibilidad de una reestructuración ordenada que pueda ser presentada y aprobada por todos los involucrados. Esto sería beneficioso para evitar los efectos perjudiciales que el concurso y el transcurso del tiempo están ocasionando al mercado y a la economía regional”.



Fuente