Starlink: Elon Musk prometió duplicar la velocidad de su internet satelital



El servicio de Internet satelital Starlink, que planea prestar servicio en Argentina, anunció este martes que duplicará su velocidad a finales de este año para mejorar la conectividad en áreas de densidad de población baja, según publicó Elon Musk en su cuenta de Twitter

“La latencia va a mejorar significativamente pronto. Lo mismo con la latencia”, respondió el magnate a un usuario que contó que acababa de recibir su kit beta para conectarse al servicio de Internet inalámbrica vía satélite.

Starlink, propiedad del dueño de Tesla y SpaceX, actualmente ofrece velocidades entre 50 y 150 Mbps. Pero Musk aseguró que las velocidades se incrementarán a los 300 megabits por segundo (Mbps).

El promedio mundial de velocidad de descarga de banda ancha fija en 2020 fue de 80,4 Mbps, en tanto que la velocidad de la banda ancha móvil fue de 43,9 Mbps durante el cuarto trimestre del año.

Por otra parte, Elon Musk adelantó un tema sustancial para el correcto funcionamiento de este servicio: la latencia bajará a unos 20 milisegundos a finales de este año. Los satélites de Starlink están más de 60 veces más cerca de la Tierra que los satélites tradicionales, lo cual resulta en una latencia más baja y la capacidad de soportar servicios que normalmente no es posible con internet por satélite tradicional, destaca la compañía en su página web.

Musk también aclaró en su tuit lo siguiente: “Es importante tener en cuenta que los celulares siempre tendrán la ventaja en áreas urbanas densas. Los satélites son mejores para áreas de densidad de población baja a media”.

Ahora ofrece un servicio beta inicial tanto a nivel nacional como internacional, y continuará expandiéndose hasta alcanzar una cobertura casi global del mundo poblado en 2021.

La compañía lanzó sus primeros satélites de prueba en 2018. Luego la cifra trepó hasta 60 en 2019. En la actualidad ya hay más de 1.000 en órbita. Más adelante en este 2021, el programa planea realizar hasta tres lanzamientos por mes, llevando 60 satélites en cada cohete.

Cada satélite pesa 260 kg, son planos y cuentan con cuatro potentes antenas para las transmisiones por internet. También tienen láseres que conectan cada satélite con otros cuatro en órbita.

Por último, incluyen propulsores de iones que utilizan gas kriptón. Esto les permite permanecer en órbita más tiempo incluso a estas distancias más bajas de la Tierra.

Comienzan las pruebas de Starlink en Irlanda

La cadena pública irlandesa RTE trajo novedades este martes sobre Starlink. Este “proyecto piloto” comenzará a desarrollarse en las “próximas semanas” en el valle de MacGillycuddy, situado en el condado de Kerry, donde casi el 30 % de hogares y negocios no tienen aún conexión internet de alta velocidad.

Al parecer, Elon Musk y las autoridades de Kerry firmaron en diciembre un acuerdo de confidencialidad, pero agencia de noticias adelantó que las primeras antenas de Starlink se levantarán a un unos 30 kilómetros de la localidad de Killarney, en el corazón del también llamado “Valle Negro”, una zona muy popular entre los turistas estadounidenses.

A través de la compañía SpaceX, Musk puso ya en órbita más de un millón de satélites para su red de internet Starlink.

Su objetivo es colocar unos 1.584 satélites en la órbita terrestre, a unos 549 kilómetros por encima de la Tierra, una distancia mucho menor que la habitual para estos dispositivos comerciales.

La RTE también señaló hoy que las autoridades locales de Kerry tienen previsto abordar las “preocupaciones” que despierta entre una parte de la población la instalación de “una infraestructura de 5G”.

SL





Fuente