Senado: Buscan fortalecer el sistema bomberil bonaerense

El senador provincial, Walter Torchio participó de la presentación en el senado provincial del proyecto que tiene como objetivo fortalecer el sistema de los Bomberos Voluntarios de la provincia de Buenos Aires. Estuvieron presentes legisladores, intendentes e integrantes del cuerpo de bomberos de Carlos Casares.

Sobre la iniciativa, el ex intendente Casarense, Walter Torchio expresó “Creo que toda propuesta que tienda a mejorar o contribuir el accionar de los cuerpos de Bomberos Voluntarios son bienvenidas y naturalmente cuentan con mi apoyo”.

“Cuando el Senador Eduardo “Bali” Bucca me comentó de este proyecto, claramente manifesté mi voluntad de sumar desde mi lugar a esta iniciativa”, remarcó Torchio.

 Además, el legislador destacó la tarea que realizan los bomberos voluntarios “en el interior, por ejemplo, en Carlos Casares, siempre demuestran un enorme compromiso con la comunidad, y esto no solo tiene que ver con un incendio o un accidente, ellos han colaborado en momentos críticos de inundación por ejemplo o en otro momento como ha sido la pandemia”. 

También remarcó que “permanentemente se capacitan, naturalmente requieren de los equipos pertinentes y todo esto hace que necesiten del apoyo necesario para que estas cosas sucedan”.

“Creo que el proyecto del “Fortalecimiento del Sistema Bomberil Bonaerense” va en esa dirección y por eso comparto la iniciativa”, cerró el senador provincial.

LEY MÁS JUSTA PARA EL REPARTO EQUITATIVO DE FONDOS

Cabe señalar que la reforma apunta a una modificación de la redistribución del fondo provincial mencionado, integrado por un 3% de lo recaudado en concepto de impuesto inmobiliario por A.R.B.A. en cada ejercicio fiscal, hasta un máximo anual de 500 millones de pesos, a partir de 2022.

El motivo radica en que la modalidad actual tiene en cuenta únicamente la cantidad de habitantes, generando así disparidad entre los cuarteles ubicados en pequeñas poblaciones del interior, de aquellos que se encuentran en grandes urbes.

Por este fundamento, se estableció un piso de 40% que garantizará la asignación de una suma equitativa para el conjunto de las asociaciones que les permitirá afrontar gastos y necesidades esenciales. Además, luego se complementará el sistema de distribución a partir de la cantidad de población de cada municipio.