Se vende el maíz, se guarda la soja


Los precios en los mercados suben y bajan pero los precios de los granos últimamente suben más de lo que bajan y existen fundamentos para que así lo hagan. En Chicago los precios futuros cerraron la semana pasada con saldo positivo más allá de los altibajos que mostraron durante algunas jornadas.

Muchos operadores esperan para esta semana toma de ganancias pero habrá muchos factores que continúan sosteniendo los actuales niveles ante la escasa oferta disponible estadounidense y la preocupación por la próxima oferta. En Estados Unidos avanza la siembra de primavera pero con condiciones climáticas que no son las ideales para la implantación y el desarrollo inicial de los cultivos sembrados.

Esta situación es la que marca el posicionamiento de los operadores en el mercado, no solo de aquellos que toman coberturas sino también de aquellos que especulan en los distintos mercados.

La posición informada por el CFTC en el mercado de Chicago muestran que tienen una gran posición neta compradas, sujeta a cancelación en cualquier momento per con pocos fundamentos para que la misma proceda ante el contexto de balance de oferta y demanda mundial da los productos agrícolas.

Para el maíz Estados Unidos tiene un balance ajustado ante la relación stock/consumo del cereal más baja de los últimos ocho años que, de continuar disminuyendo nos podría llevar a una cifra cercana al 7,4% cuando en el ciclo 2012/13 los precios en Chicago alcanzaron los usd 740 centavos (unos usd 290 por ton).

La demanda del cereal estadounidense continúa firme por el consumo doméstico y las exportaciones que alcanzan el 99,7% del volumen total proyectado en el ciclo 2020/21. La atención está en el cumplimiento de los embarques efectivos hasta el mes de agosto. La demanda de importación de China de maíz estadounidense al 22/4 totalizan 23,1 M de ton, de los cuales unas 12,4 M de ton todavía no están embarcadas.

Las exportaciones de maíz tienen otros importadores, pero el crecimiento registrado en el destino a China representa el aumento del 100% proyectado que muestran los datos del 2020/21 respecto de los 2019/20.

La poca oferta de otros exportadores mundiales de maíz como sucede con Ucrania, Argentina y Brasil sigue orientando la demanda a EE.UU.

En el comportamiento de los precios FOB se observa un aumento de todos los valores recientemente, siendo el cereal argentino el de referencia más baja por el avance de la cosecha local.

En nuestro país la recolección del cereal viene atrasada peor la comercialización del mismo está avanzada, para totalizar unas 22,6 M de ton frente a los 22,9 M de ton del año pasado y de los 13 M de ton del promedio de los últimos 3 años anteriores.

Así se observa que el productor se está desprendiendo del maíz pero reteniendo la soja que muestra una comercializaron 2020/21 debajo del año pasado a la misma fecha.

Los negocios sobre el cereal están adelantados respondiendo a la demanda con destino exportación que totalizan DJVE por 25,4 M de ton sobre un saldo exportable de 30 M de ton.

Es decir, que quedaría exportar unas 4,6 M de ton hasta febrero del 2022 cuando ingrese la nueva cosecha.

Para la campaña 2021/22 ya hay negocios anticipados por parte de los productores por 1,5 M de ton, según datos del SIOGRANOS.

En las últimas semanas cuando las ofertas forward alcanzaron los usd 190 por tonelada se generó un importante volumen de negocios nuevos para comenzar a cubrir la próxima cosecha.

El productor comenzó a proyectar el próximo ciclo con oportunidades de negocios anticipados en niveles superiores a otros años a la misma fecha, con muy buenas relaciones insumo/producto.

Los pecios del maíz disponible y futuro muestran referencias históricamente altos a esta época del año por la firmeza de los valores internacionales y la menor producción local.

La cosecha argentino de maíz se proyecta en 50M de ton, bajando respecto de las 58,5 M de ton del año pasado cuando el área de siembra fue mayor y las condiciones climáticas fueron más favorables que las actuales.

Para el ciclo 2020/21 todavía falta la definición de la cosecha tardía y e segunda que representó más del 60% del área de siembra.

La situación de los cultivos según los relevamientos oficiales y privaos son optimistas respecto de los resultados a obtener de rindes.

Con precios tan altos el productor aprovecha a vender el cereal, siendo el riesgo a una intervención por parte del gobierno el principal factor que impulsa los negocios.

La experiencia del pasado, como vemos que con este gobierno todo vuelve, lleva a los productores seguir vendiendo maíz a pesar que las expectativas futuras de precios siguen mostrando potencial de subas por el contexto internacional de ajustado balance global.

Lo que viene…
El mercado de Chicago sigue con firmeza a partir de la poca disponibilidad de granos en EE.UU. mientras que también se lleva la atención el clima en las regiones productoras que impacta en las siembras de los granos de primavera.

Los fundamentos siguen siendo mayormente alcistas pero los determinantes a seguir serán: Posición de los fondos especuladores / El clima en Estados Unidos / El clima en Brasil para el maíz de safrinia / Avance de las siembras en EE.UU / Impacto de COVID en el mundo / Cosecha en Argentina / Comercialización en Argentina / Medidas políticas del gobierno local.

Por CP Lorena D´Angelo, directora de Escenarios Granarios / Fundación Libertad



Fuente