Se subasta el primer NFT de la historia en Nueva York


Quantum“, un objeto digital de propiedad certificada del artista neoyorquino Kevin McCoy, es una animación en forma de octágono que en mayo de 2014 se convirtió en la primera obra en ser asociada a un certificado de propiedad de tipo NFT (el término fue acuñado en 2017) y está ahora en venta en la casa de subastas Sotheby’s, en Nueva York.

Los “non-fungible tokens” (NFT) son certificados de propiedad asociados a un objeto digital, sea imagen, video, animación, foto, sonido o texto y Max Moore, vicepresidente a cargo de arte contemporáneo en Sotheby’s, dijo que “en 10 años, cuando miremos hacia atrás (…) esta obra podría simbolizar el comienzo de alguna cosa bastante revolucionaria“.

Según informó la agencia de noticias AFP, no hay una estimación oficial para “Quantum”, que ya había alcanzado los 140.000 dólares este viernes, al día siguiente del inicio de la venta en línea, que culmina el 10 de junio.

“Me enamoré del bitcoin a inicios de 2013 y me interesé en las ideas que flotaban alrededor”, dijo Kevin McCoy, artista multisoporte de 54 años, pionero en un mundo que genera hoy cientos de millones de dólares de transacciones por mes.

Con asesoramiento de expertos en informática, McCoy concibió incluso su propia plataforma de intercambio de objetos digitales certificados, bautizada Monograph, hoy desaparecida.

Silueta con la obra de fondo. Foto Reuters

Renuncia y vuelta

Para McCoy, al mundo del arte tradicional “le costó comprender el sistema y lo que era propuesto”, mientras el mundo de las criptomonedas “no estaba interesado en la cuestión del arte digital”.

Finalmente renunció a los NFT durante un tiempo, pero regresó a ese negocio el año pasado y se muestra entusiasmado con el escenario actual que dice que es solo un comienzo.

La obra de Kevin McCoy, artista digital neoyorquino, representa simplemente una figura geométrica animada sobre un fondo negro que va cambiando de forma y de color. Se creó en mayo de 2014.

Entre el catálogo se incluye también lo que la casa ha denominado como “el primer NFT inteligente del mundo”, o iNFT, una categoría de obras de arte conversacionales y que aprenden por sí solas.

El considerado como primer iNFT es ‘To the Young Artists of Cyberspace’, creada por el artista y conservador de la exposición Robert Alice, con la que los usuarios podrán conversar con la Inteligencia Artificial GPT-3, una de las más avanzadas y hasta ahora solo disponible para periodistas y académicos.

Quantu, de Kevin McCoy. Foto AFP

Quantu, de Kevin McCoy. Foto AFP

Arte en el blockchain, en picada

El bitcoin y otras criptomonedas funcionan como los NFT en base a la tecnología llamada blockchain, que autentifica las transacciones, los intercambios de moneda virtuales o las ventas de objetos digitales.

Tras la venta de una obra NFT en marzo de este año a 69.3 millones de dólares, McCoy no habla de cifras esperables en esta nueva venta pero dice que será “un gran test”.

La venta incluye también el primer NFT inteligente (iNFT), un personaje virtual, Alice, que puede interactuar con su futuro propietario gracias a la inteligencia artificial y un “Cryptopunk“, integrante de una serie de criaturas virtuales, que podría venderse en varios millones de dólares.

Sin embargo, el sitio especializado en divisas digitales Protos señala que las ventas de tokens no fungibles cayeron un 90% en el último mes.

Si bien los NFTs no son criaturas surgidas en 2021, la movida consiguió gran visibilidad cuando en marzo se subastó bajo esa modalidad la obra de arte digital Everydays: the fist 5000 days, de Beeple, por 69 millones de dólares.

"Everydays: The First 5,000 Days, de Beeple. Foto AP

“Everydays: The First 5,000 Days, de Beeple. Foto AP

Las pujas continuaron y crecieron hasta límites insospechados: se vendió como NFT el primer tuit de Jack Dorsey, numerosas obras digitales, videos virales e incluso memes.

El 3 de mayo la moda de los NFT alcanzó su punto máxima, con 102 millones de dólares en ventas durante ese día. Esa semana fue frenética, con un total de 170 millones en ventas.

Ahora, para dar cuenta del derrumbe, durante la última semana se registraron movimientos por poco más de 19 millones de dólares, que se traduce en una caída mes a mes en torno al 90%.

Tal como nota New York Post, la noticia del desplome llega el mismo día en que Sotheby’s pone en marcha una subasta de una semana completa de la primera NFT conocida del mundo, una simple imagen roja, azul y rosa de 2014.



Fuente