se prevé una menor producción de soja pero calculan que el ingreso de dólares por exportaciones será récord



La cosecha de soja avanzó a buen ritmo en los últimos días y alcanzó el 4% de las 17 millones de hectáreas sembradas. Pero ante los rindes que se vienen dando, más bajos de lo proyectado y de los promedios históricos, desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortaron la producción de la oleaginosa otra vez a 43 millones de toneladas, un millón de toneladas menos con respecto a la última publicación y dos millones de toneladas menos que lo que se esperaba en un primer momento.

Si se compara con la anterior campaña, el recorte es aún mayor, alcanzando el 12% cuando se trillaron casi 50 millones de toneladas.

La sequía pegó muy fuerte en febrero y marzo, período donde se define mayormente el rinde del cultivo y ahora mientras avanzan las cosechadoras se ven los resultados. Ahora, en estos momentos, fuertes tormentas en la principal región productiva está dejando acumulados muy importantes y se han visto fotos y videos de lotes de soja bajo agua. Veremos cómo sigue.

La buena noticia para el sector, y fundamentalmente, para el país, viene por el lado de los altos precios del complejo oleaginoso.

El valor de la oleaginosa sigue rondando entre los 500 a 520 dólares por tonelada en el mercado de Chicago, valores muy cercanos a los máximos que se dieron en enero. Este viernes, precisamente, cerró en 515 dólares pese al informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) que prevé mayores cosechas del cultivo tanto en Brasil y Argentina, diferenciándose de las estimaciones privadas argentina que dan menores volúmenes. De esta manera, las existencias finales son mayores a las esperadas y la relación stocks/consumo crecería.

Mientras que en el mercado local el valor del cultivo finalizó la semana en 330 dólares para la posición Mayo en el Matba-Rofex.

Así, con precios que son 60% superiores a los de un año, el ingreso de dólares del complejo sojero (porotos, harinas y pellets y aceites) será récord y superará por primera vez los 20.000 millones de dólares, según un trabajo reciente de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Este monto representaría un récord absoluto para el valor exportado en concepto de harina, aceite y poroto de soja, superando los montos logrados en 2011/12, con 19.696 millones de dólares) y 2013/14, con 19.376 millones de dólares.

Además, el valor se ubicaría un 26% por encima del valor exportado en 2019/20, a pesar de que el tonelaje exportado se estima un 1% inferior al embarcado el pasado ciclo.

Cabe recordar la importancia de este complejo. Sólo en el año 2020, los embarques de este sector aportaron el 27% de las divisas, según datos de INDEC.

Asimismo, de mantenerse los derechos de exportación vigentes, el Estado recaudaría alrededor de 6.380 millones de dólares en retenciones.

Las exportaciones de harina de soja son las que marcan este incremento. Se prevén embarques por 26,6 millones de toneladas, incrementándose en 1,5 millones de toneladas (6%) respecto del ciclo anterior, en un contexto de mayor demanda global del producto, impulsada principalmente por un aumento en el consumo en la Unión Europea, según los datos de la Bolsa rosarina.

Obviamente, todo esto se dará si continúan las condiciones de los valores y no siga cayendo la cosecha argentina.



Fuente