Santiago Carlucci: “No tenemos cubiertas, repuestos y ahora, encima nos quitaron el combustible”

Se lamentó el titular de TUDA, quien descartó medidas de fuerza en el corto plazo, ya que, la economía está comprometida y hay que garantizar el plato de comida en los hogares, al mismo tiempo que mantener las unidades para seguir trabajando en un contexto económico complejo por las malas decisiones políticas.

“Estamos atravesando una situación muy preocupante por el desabastecimiento que hay del gasoil”, marcó el titular de Transportistas Unidos de la Argentina, (TUDA) Santiago Carlucci quien analizó la faltante de combustible en el país junto a César Tapia en Agro 60.

“La situación es muy preocupante porque complica la entrega segura de la mercadería, de insumos y materias primas”, comenzó diciendo el titular de TUDA.

“Si en lo que resta del mes no se normaliza la situación del combustible va a comenzar a notarse el desabastecimiento porque, ya hace tres meses que tenemos problemas y no ha habido soluciones”, informa y subraya que los stocks están comenzando a consumirse y, cuando ya no haya se van a vaciar las góndolas.

Por otro lado, otra preocupación grande es la social. “Hay zonas anegadas del país donde la comida, el gas, la ropa llega en camiones y, si continuamos en este panorama donde 19 de 24 provincias no tienen combustibles es muy posible que localidades que dependen del gas no lo tengan en tiempo y forma”, expone.

COMO SI FUERA POCO, LOS SOBREPRECIOS

“No solo tenemos sobreprecios sino que, tenemos un mercado paralelo donde nos cobran $186 el litros y nos facturan $141,60; ese mecanismo es una medida dañina y destructiva”, se lamenta y advierte que “también tenemos otros casos en los cuales si el la estación de servicio no tenemos cuenta corriente no nos suministran el combustible”. Asimismo, en otros casos no reciben crédito ni débito, solo despachan en contado efectivo.

Sobre este punto, Carluchi dijo que “es muy alarmante porque con esta situación de inseguridad andar con valores de $300 a $400 mil arriba del camión para poder echar combustible es verdaderamente preocupante para nosotros”.

En medio de la hostil realidad, desde TUDA, por ahora no avizoran una medida de fuerza. “Lamentablemente ahora no es momento para generar una convocatoria porque la situación económica está comprometida”. A eso, se suma que “hay personas que siguen pagando sus unidades y, los bancos que hay un problema y no entregan combustibles, ellos quieren cobrar su cuota”.

Por su lado, los camioneros desde varados en las rutas del país indican que “la preocupación más grande es el nivel de producción. Estábamos haciendo tres vueltas por semana de Entre Ríos a Buenos Aires con alimento balanceado para perros y la redujimos a una. Esto quiere decir que, estamos produciendo 2/3 menos de la capacidad total”, describe y sigue diciendo que “el factor preocupante es que hay costos fijos e inamovibles y la variación no es kilómetro”. En resumen, “a fin de mes cubrimos de manera justa los costos. Y por encima de eso hay que garantizar el plato de comida en nuestros hogares y continuar manteniendo las unidades porque no tenemos cubiertas, repuestos y ahora, encima nos quitaron el combustible”.

Por último, Carlucci, sobre la tarifa dijo que, “actualmente se vuelve intransferible los aumentos a las variaciones en el costo de los combustibles en todo el país, es intransferible la tarifa porque luego de eso se ve reflejado en el consumidor final y, lamentablemente esto es perdida para el transportista y, pero, seguimos luchando porque se puede emparejar la tarifa en relación a los costos. Hoy es una utopía”.

Redacción: Agro 60.