sale a la luz la vida íntima del beatle, ni tan callado ni tan apacible


Se llama I Me Mine y es un libro que reúne las memorias del músico, aparte de recoger letras de canciones tanto en plan solista como con Los Beatles. La crítica especializada dice que es “lo más cercano que llegaremos a la autobiografía de George Harrison“.

Esta nueva edición ampliada responde a un volumen que apareció originalmente en 1980. La diferencia es que ahora el enorme volumen aparece impreso en color “y adjunta material de archivo nunca antes visto”.

“No puedo soportarlo más. Decidí: hasta aquí hemos llegado. Esto ya no es divertido, estar en esta banda es deprimente, todo esto es una mierda, gracias, me marcho (…) John y Yoko tenían terribles berrinches y se pasaban el tiempo gritándose el uno al otro”, nos cuenta George .

El genial guitarrista lo explica en la canción Wah-Wah, incluida en su primer disco solista, el triple All Things Must Pass, que vio la luz en 1970, apenas separada la banda más importante de la historia.

George Harrison reflejó en su tema Wah-Wah la situación que atravesaba sobre el final de The Beatles.

Wah-Wah era un fastidio hecho canción: “Me has convertido en una gran estrella por estar allí en el momento justo. / Pero ya no necesito ningún wah-wah y sé lo dulce que puede ser la vida si logro apartarme”.

Una memoria acotada

En 1980, un sello independiente llamado Genesis editó la pieza con una tirada reducida y sólo apta para coleccionistas. Cada volumen venía firmado por su autor y el libro, según dijeron en aquel momento, era lo más parecido a las memorias de uno de los prodigiosos muchachos de Liverpool.

Olivia Harrison, su última mujer y madre de su único hijo Dhani, dijo: “La esencia de este libro se encuentra en las letras, y creo que ellas superaron las pruebas del paso del tiempo. No han envejecido porque esas letras nos hablan de la búsqueda eterna del ser humano, de sus dilemas, sus alegrías y pesares”.

Pattie y George, la pareja del momento, que se extendió a lo largo de 11 años.

Pattie y George, la pareja del momento, que se extendió a lo largo de 11 años.

I Me Mine revela facetas de un beatle que trascendió públicamente como alguien callado, pero que en realidad tenía una personalidad bastante compleja e irreductible. Pattie Boyd, con quien Harrison estuvo casado más de diez años, entre 1966 y 1977, dejó entrever que George “meditaba durante horas, pero cuando llegaba la tentación de la carne, se drogaba y se iba de fiesta”.

Un año después de separarse de Boyd, llegó a su vida la definitiva Olivia: “Para George, blanco y negro, arriba y abajo no eran cosas distintas. Podía ser el más silencioso del mundo, pero también el más ruidoso. Una vez calientes los motores no había poder humano que pudiese frenarlo”.

La versión aumentada y corregida de I Me Mine: The Extended Edition da cuenta de 141 canciones de Harrison, muchas de ellas manuscritas en bonitos reproducciones con forma de facsímil.

George Harrison, tal como se lo veía en 1998, sin la impronta beatle. AP/Dave Thomson

George Harrison, tal como se lo veía en 1998, sin la impronta beatle. AP/Dave Thomson

Contiene, además de 50 fotos de archivo, una peculiar cronología que va de la infancia de Harrison en Liverpool, a los efectos nocivos de la Beatlemanía temprana, su relación con la India, aspectos vinculados a su ocio por la jardinería y a su otra gran pasión por fuera de la música: el automovilismo.

La editorial Kultrum lo publicará el 13 de septiembre, dentro de su colección Introckspecciones. Un volumen de más de 600 páginas imprescindibles para cualquier ser humano.

E.S.



Fuente