Roland Garros: un Nadal implacable debutó con victoria en su torneo favorito


Sin grandes sobresaltos, Rafael Nadal inició su camino hacia su 14° título en Roland Garros. El español, número tres del mundo, derrotó por 6-3, 6-2 y 7-6 (7-3) al australiano Alexei Popyrin, de 21 años y 63° del mundo, y avanzó a la segunda ronda del Grand Slam francés, en el que busca extender el reinado que inauguró hace 16 años. Más tarde, debutará Novak Djokovic.

“Creo que jugué un buen partido. Estoy muy contento de estar de vuelta en este torneo y es muy especial poder jugar otra vez en este estadio, con la gente en las tribunas”, comentó el español. 

Los primeros dos sets mostraron un dominio de Nadal, que marcó el ritmo de juego y no dejó jugar mucho a su rival, como suele hacer cada vez que se presenta sobre su superficie preferida. Aunque el español no fue la aplanadora que suele ser, no jugó muy cómodo con su saque, en especial el segundo, y cometió varias doble faltas. Igual, con un quiebre en el primer set y dos en el segundo, se adelantó 2-0 en una hora y 19 minutos,

El tercer set fue otra historia. Porque Rafa mostró su lado más vulnerable y Popyrin se metió de lleno en el partido. Con el español dándole más espacio, el australiano levantó el nivel y en el sexto game, aprovechó un par de buenos tiros ganadores y algunos errores no forzados de su rival, para conseguir un break y adelantarse 4-2.

Popyrin llegó a sacar para el set, con el marcador 5-3 a su favor. Pero le tembló el pulso y no lo pudo cerrar. Y, ya lo saben todos, ante Nadal, la menor duda se paga muy cara. En especial en una cancha de polvo de ladrillo. Y mucho más, si de Roland Garros se habla.

El español recuperó el quiebre y logró llevar luego la definición del set a un tie break, en el que volvió a dominar ante un Popyrin que perdió el foco tras dejar pasar esos dos puntos de set en el octavo juego. Y Rafa cerró el partido en su tercer match point, el primero con su saque, tras dos horas y 23 minutos.

“Fue un partido muy duro. Popyrin jugó muy agresivo, me llegaban bombas desde el otro lado de la red. Y se hizo más complicado porque la cancha está muy rápida. Por suerte, encontré la manera de ganar el tercer set, aunque la verdad, no sé cómo lo hice. Estoy feliz”, afirmó Rafa.

Su próximo rival será el francés Richard Gasquet, 53° del ranking, quien se impuso en un duelo de locales por 6-1, 6-4 y 6-2 ante su compatriota Hugo Gaston, 141°, quien ingresó al torneo gracias a una wild card. 

Rafa, que viene de gritar campeón en el Masters 1000 de Roma con una victoria en la final justamente ante Djokovic, busca su 21° Grand Slam para romper el empate con Roger Federer y quedar en solitario como el máximo ganador de la historia en esta categoría.

Más allá de su condición de número tres del mundo, el mallorquín es el gran candidato a levantar el trofeo en París, donde lleva ganados 13 títulos en los últimos 16 años y acumula un impresionante record de 101 victorias y apenas dos derrotas.

“En Roma estuve cerca de ganarle a Nadal. Eso me dio confianza”, afirmó Djokovic sobre la final del Masters italiano. Foto REUTERS/Guglielmo Mangiapane

Pero no la tendrá fácil el español porque Djokovic quiere aguarle la fiesta, conquistar su segundo título en el “grande” francés, después del que ganó en 2016, y el 19° en esta categoría.

El número uno del mundo saldrá a la cancha no antes de las 16 de Argentina para enfrentar en su debut al estadounidense Tennys Sandgren, 66°.

Nole ganó el sábado pasado el título del ATP de Belgrado, al vencer en la final al eslovaco Alex Molcan. Pero no ese buena actuación la que más lo ilusiona de cara a París.

“En Roma estuve muy cerca de ganarle a Nadal. Eso me dio mucha confianza. Con Rafa, o estás a su nivel no hay manera de ganarle, y allí pudo pelear hasta el último golpe”, comentó este lunes.

Rublev, séptimo favorito, cayó sorpresivamente ante Struff. Foto Anne-Christine Poujoulat/AFP

Rublev, séptimo favorito, cayó sorpresivamente ante Struff. Foto Anne-Christine Poujoulat/AFP

La sorpresa del día en el cuadro masculino fue la eliminación del ruso Andrey Rublev, séptimo favorito, quien cayó por 6-3, 7-6 (7-8), 4-6, 3-6 y 6-4 ante el alemán Jan-Lennard Struff, 42° del mundo. 

En otros duelos del torneo masculino, el francés Gael Monfils (14° preclasificado) derrotó por 1-6, 7-6 (8-6), 6-4 y 6-4 al español Albert Ramos Viñolas; el italiano Andreas Seppi venció al canadiense Felix Auger-Aliassime (20°) por 6-3, 7-6 (12-10), 4-6 y 6-4; al australiano Alex De Miñaur (21°) le ganó 6-2, 6-4 y 7-6 (7-4) al italiano Stefano Travaglia; y el ruso Aslan Karatsev (24°) se impuso por 6-3, 6-4 y 6-4 ante el estadounidense Jenson Brooksby, proveniente de la clasificación.

Por otro lado, en el duelo más destacado del martes por el cuadro femenino, la australiana Ashley Barty, número uno del mundo, venció por 6-4, 3-6 y 6-2 a la estadounidense Bernarda Pera, 70ª, en dos horas de juego. 

La oceánica ganó en 2019 el título de Roland Garros, en la que fue su última participación en París, ya que el año pasado eligió no jugarlo para no arriesgarse a contagiarse coronavirus.



Fuente