Roland Garros 2021: Krejcikova ganó el título en el dobles femenino y consiguió una hazaña que no se había visto en 21 años


Al día siguiente de conquistar su primer Gran Slam en individuales, la checa Barbora Krejcikova ganó también este domingo en dobles, junto a su compatriota Katerina Siniakova, logrando el doblete en Roland Garros.

La última tenista que había logrado el doblete en el Grand Slam parisino fue la francesa Mary Pierce en 2000.

La dupla checa se impuso a la pareja formada por la polaca Iga Swiatek y la estadounidense Bethanie Mattek-Sands por 6-4 y 6-2.

“Es un logro extraordinario ganar en singles y en dobles”, le felicitó Swiatek, ganadora de Roland Garros en el individual del año pasado.

Menos de 24 horas después de haber conquistado su primer título de Grand Slam en individual, Krejcikova regresó a la pista Philippe-Chatrier para tratar de recuperar un trofeo en dobles que ya había conquistado en 2018, también en aquel entonces junto a Siniakova. Además, habían obtenido el certamen en su versión juvenil en 2013.

Recuperar la concentración “fue realmente difícil después de todas las emociones que viví ayer (sábado)”, reconoció. “Me costó dormir y me sentía realmente cansada al despertar. Y puedo reconocerlo ahora, me duele una pierna. Así que estoy muy feliz por el resultado”.

“Sobre la pista estaba al final relajada y trataba de tranquilizar a mi compañera, diciéndole que no se preocupase, que no me fastidiaría pasase lo que pasase”, añadió la 33ª del mundo.

“Creo que hicimos un muy buen torneo y que nos entendemos realmente bien. Fuimos muy fuertes sobre la pista hoy (domingo) y estas dos últimas semanas. Estoy ansiosa por volver a jugar con ella en Wimbledon y en los Juegos Olímpicos“, concluyó Krejcikova.

El sábado ya se había impuesto en el cuadro de singles.

“Es realmente difícil encontrar las palabras, no puedo creer lo que me ha pasado, no logro creer que acabo de ganar un torneo de Grand Slam”, reconoció entonces la jugadora nacida hace 25 años en Brno, quien comenzó el torneo en el 33° puesto del ranking de la WTA y a partir del lunes aparecerá en el 15° escalón, la mejor ubicación de su carrera.

Había recibido el trofeo Suzanne-Lenglen de manos de la leyenda Martina Navratilova, checoslovaca nacionalizada estadounidense, campeona dos veces en París (1982, 1984). La otra checa que había ganado este torneo había sido Hana Mandlikova en 1981.

La campeona recordó en su discurso de ese momento a otra compatriota, Jana Novotna, ganadora de Wimbledon en 1998 y fallecida en 2017. “Fue asombroso haber tenido la oportunidad de conocerla. Ella fue una gran inspiración para mí. Realmente la extraño, pero espero que esté feliz en este momento. Yo estoy extremadamente feliz”, sostuvo.



Fuente