Roger Federer sumó una derrota preocupante contra un rival 19 años menor en la previa de Wimbledon


Cierra el juego en cero y aprieta el puño. El canadiense Félix Auger-Aliassime (20 años, 21º del mundo) acaba de ganar 3-6, 6-4 y 6-2 en la segunda ronda del torneo de Halle, que sirve de preparación para Wimbledon. La victoria no estaba ni en sus sueños porque creía que Roger Federer ya se habría retirado para cuando él fuera profesional.

Pero ahí están, con sus 19 años de diferencia, compartiendo el césped en Alemania. En su superficie preferida, el suizo se llevó el peor recuerdo de su primer enfrentamiento contra un jugador nacido en este siglo. Pese a ganar el primer set, el canadiense le dio vuelta el partido y dio el batacazo a 12 días del Grand Slam inglés.

Federer, que ya se había medido contra tenistas nacidos en los 60, 70, 80 y 90, cometió 25 errores y no ocultó su frustración ni su bronca durante varios tramos del partido, en el que se lo notó cabizbajo por momentos.

A los 39 años, el octavo de la clasificación ATP llegaba a Alemania como defensor del título en Halle pero no había competido sobre césped desde la final de Wimbledon que perdió en julio de 2019 ante el serbio Novak Djokovic.

El lunes, en primera ronda, el suizo había logrado una victoria poco brillante ante el bielorruso Ilya Ivashka, por 7-6 (4) y 7-5, pero este miércoles Auger-Aliassime, uno de esos jóvenes llamados a dar que hablar en el circuito ATP en los próximos años, se reveló como un muro infranqueable para Federer.

Por primera vez en 18 participaciones Federer quedó eliminado antes de pisar los cuartos de final en el torneo de Halle, que el suizo ha conquistado en diez ocasiones. De hecho, cuando Federer participó por primera vez en este torneo, en el año 2000, su rival aún no había nacido.

“íEs alucinante! Por supuesto que no esperaba esto”, declaró Auger Aliassime al canal Eurosport tras enfrentarse por primera vez a su ídolo. “Quería ganar, pero Roger Federer es mi ídolo y ha sido un auténtico honor jugar contra él antes de que se retire y ganarle es algo grandioso. Voy a valorar esto”, agregó.

“Me puso un poco nervioso cuando me di cuenta que podía ganar, pero seguí creyendo en mis chances y jugué realmente bien, casi un tenis perfecto”, reconoció.

El saludo al ídolo después de vencerlo. Foto EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

El suizo ganó el primer set, aunque con sufrimiento, ya que tuvo que levantar varias break points y se aseguró el parcial gracias a un único break.

Auger-Aliassime, entrenado por Toni Nadal, expreparador de su sobrino Rafael Nadal, y que días atrás llegó a la final en el césped de Stuttgart, no se asustó por el calibre del rival, al que no ofreció ni una sola oportunidad de romper el servicio para llevar el partido al tercer set.

A medida que se alargaba el partido, las chances de Federer iban decreciendo. Errático en la red y sin precisión con el revés cortado, Federer se vio 4-0 abajo en el parcial definitivo y, aunque trató de reaccionar, Auger-Aliassime no dejó escapar la oportunidad de vencer a su ídolo de infancia.

“No imaginaba enfrentarlo porque siempre creí que él ya no iba a estar cuando llegara. Porque él estaba ganando Grand Slams cuando yo tenía, no sé, cinco años. Nunca esperé jugar contra él, porque yo solo quería ser profesional algún día. Estar ahora en el mismo court con él y ganar es un honor para mí”, valoró el 21° del ranking.

Sobre el partido, analizó: “Sé que saqué increíblemente en el tercer set. Pero fue duro en el primer set. Yo estaba jugando casi perfecto, tan bien como podía y perdí 6-4. Debió haber sido aterrado cuando era el número 1 del mundo y estaba en su mejor forma”.

Auger-Aliassime disputará los cuartos de final contra el vencedor del choque que enfrentará al Jan-Lennard Struff, verdugo del ruso Daniil Medvedev (nº 2 del mundo) en la primera ronda, y al estadounidense Marcos Giron. “Es un gran momento para mí y ojalá pueda seguir así en el torneo”, deseó.

El torneo de Halle es uno de los primeros de la temporada de césped y reparte algo más de 1.765.000 dólares en premios.

Con información de AFP



Fuente