River y Adidas viven el momento más tenso de una relación que ya cuenta 39 años


Como nunca había pasado en los 39 años que llevan de relación, las dudas acerca de la continuidad del vínculo entre River y Adidas se acrecentaron en los últimos tiempos. Tanto que, cuando quedan pocos días para comenzar la negociación, ninguno de los actores se anima hasta el momento a confirmar algo. Y ante esta situación, otras marcas deportivas esperan agazapadas. Puma es una de ellas. Aunque, por el momento, la prioridad en Núñez sigue siendo la marca de las tres tiras.

Desde hace más de un año y medio que la relación entre River y Adidas no es la misma que antes. Empezaron a tirar de la cuerda luego de que la empresa de origen germano sellara su vínculo con Boca. Y molestó que no haya existido una comunicación hacia las oficinas de Udaondo y Figueroa Alcorta en su momento para informarles sobre ese acuerdo con el club Xeneize, eterno rival y principal competidor en el fútbol argentino y continental, antes de concretarlo. Y también que le pagaran un 20 por ciento más de lo que recibe River.

Rodolfo D’Onofrio, tiempo más tarde, dio a conocer su enojo públicamente. “Lo que pretendo es que River tenga lo que debe tener como River. Y para eso estamos en conversaciones. De cualquier manera, hay un contrato vigente: ellos tienen todo el derecho a mejorarlo y nosotros a decirles dentro de dos años ‘basta o seguimos’. Veremos en 2021 quién paga mejor”, había dicho a fines de 2019 el presidente de River.

Girotti y Ponzio presentaron el último modelo de River.

Para ese momento falta muy poco. Es que, a partir del 1 de julio (de acuerdo a lo que se estableció en el contrato hasta el 30 de junio Adidas tiene prioridad), River podrá comenzar las negociaciones con las empresas de indumentarias para empezar a trabajar con la que sea seleccionada a partir del 1 de enero de 2022, un día después de que venza el contrato actual de Adidas.

Si bien –como ya se mencionó- la relación está tirante y hay dudas a futuro, los caminos conducen a una continuidad con la marca de las tres tiras, según pudo averiguar Clarín. Tras el aniversario del club, surgió el rumor de que Adidas había cambiado el slogan de “El Más Grande” a pedido de Boca, pero esto fue desmentido. Se colocó la palabra “grandeza” en un trabajo conjunto con River, que, al fin y al cabo, es el propietario del lema.

Otras empresas ya se interesaron en la marca River e hicieron contactos informales, pero ven muy difícil poder llegar a pagar más de los 7,5 millones de dólares anuales que abona Adidas, que, en caso de renovar, lógicamente incrementará ese monto fijo que deposita en las arcas del Monumental por año.

Puma es una de las empresas (Nike, New Balance y Under Armour las otras) que más sonó en los últimos meses como principal competidora de Adidas. Y es la que en la actualidad podría competirle mano a mano ya que Nike perdió peso al retirarse de varios clubes de Sudamérica. Y Puma tiene como principal equipo y figura al Manchester City y a Neymar, respectivamente.

De todas maneras, las reuniones recién las podrán realizar a partir del 1 de julio. Y en Núñez aseguran que el acuerdo se sellará a fin de año cuando la nueva comisión directiva esté constituida tras las elecciones (por el oficialismo se presentará Jorge Brito). ¿Podrá Adidas seducir nuevamente a River y continuar esta larga relación (la más longeva del fútbol después de la que tienen con la selección alemana y Bayern Munich)? ¿Logrará Puma imponerse? River, mientras tanto, espera para negociar…



Fuente