Red Bull contrató a cinco ingenieros top que trabajaban en Mercedes y la guerra por el reinado en la Fórmula 1 está al rojo vivo


Mercedes es el rey de la Fórmula 1. Sus siete títulos consecutivos demuestran que ningún equipo logró igualar el rendimiento de los alemanes. Pero la escudería a la que le quitó el trono pretende recuperarlo. Red Bull, ganador de los campeonatos entre 2010 y 2013, demostró mejoras en su monoplaza en este inicio de la temporada. Pero no se quedó ahí: comenzó una guerra psicológica para desestabilizar a su rival.

El 23 de abril, justo después de la victoria de Max Verstappen en Imola, el equipo austríaco anunció que su nuevo director técnico era Ben Hodgkinson, ex jefe de ingeniería mecánica de Mercedes, donde trabajó durante casi dos décadas. Y en la previa del Gran Premio de España se confirmó la contratación de otros cinco trabajadores de la fábrica alemana.

Steve Blewett, jefe de fabricación en Mercedes, será el director de producción de la unidad de potencia de Red Bull; Omid Mostaghimi pasará de jefe del equipo de electrónica a jefe de trenes motrices, electrónica y ERS; Pip Clode dejó su cargo de responsable del equipo de concepto de la unidad de potencia para convertirse en el jefe de diseño mecánico del ERS del Red Bull; Anton Mayo aceptó el desafío de ser el responsable del diseño del motor de combustión interna y dejó el cargo de jefe del equipo de ingeniería; mientras que Steve Brodie, quien era el jefe de pista e inspección final, será el jefe de grupo de operaciones del motor de combustión interna.

“La misión de Red Bull de incorporar todos los aspectos de sus operaciones en la Fórmula 1 a través de Red Bull Powertrains es una empresa enormemente emocionante, pero también extremadamente exigente, y sabemos que el éxito solo se logrará trayendo a los mejores y más brillantes talentos, proporcionándoles las herramientas adecuadas y creando el entorno adecuado en el que puedan prosperar”, analizó Christian Horner, el jefe de equipo de Red Bull.

Según deslizó, la escudería austríaca se benefició de que su fábrica esté situada en el Reino Unido, donde tienen “acceso a una gran cantidad de talentos en el campo de la ingeniería”. En Milton Keynes, Red Bull dedica un espacio a su nuevo proyecto: la construcción de motores de última generación ante la salida inesperada de Honda. El objetivo es tener una nueva unidad de potencia en 2025, cuando entrará en vigor una nueva normativa.

“Trabajando con nuestro nuevo director técnico, Ben Hodgkinson, y junto con el personal clave retenido de Honda Racing Development, cada uno de los altos cargos anunciados hoy aportan una gran experiencia, conocimientos e innovación al programa Red Bull Powertrains y nos proporcionan la plataforma técnica más fuerte para el futuro“, afirmó Horner.

Las intenciones de Red Bull estaban claras en el paddock de la F1 y Toto Wolff no se sorprendió cuando le consultaron si no debería aumentar los salarios de sus empleados para evitar una huida masiva a Red Bull. “Perderemos algunos, ganaremos otros. Pero al final, creo en la filosofía de Mercedes, y creo que somos un buen entorno. Siempre habrá un ida y vuelta. Pero digámoslo así, entiendo de qué va Christian, quiere construir una estructura y ahí es donde hay que dar un gran cheque a veces. Pero eso está bien”, dijo el jefe de equipo y accionista de Mercedes.

Lewis Hamilton, en cambio, eligió no meterse en la disputa cuando le consultaron sobre estos anuncios el jueves, antes del comienzo de la actividad en Barcelona. “Desde afuera es interesante ver las pequeñas disputas que tiene la gente, pero no es algo que me quite energía ni a lo que dedique tiempo. Tengo al mejor aliado en Toto Wolff, que gestiona el equipo para que rinda al máximo. Todo nuestro personal es increíble; no es una sorpresa que el resto quiera a los mejores“, observó.

Mercedes lidió con la prensa otra batalla: los rumores que esta semana salieron del Daily Mail inglés e indicaban que Valtteri Bottas será desplazado a mitad de temporada por George Russell. “Sé que no van a hacerlo, porque como equipo no hacemos esas cosas. Hay un solo equipo que hace este tipo de juegos en la F 1 y no somos nosotros”, denunció el finlandés, en clara referencia a lo que hizo Red Bull hace dos años, cuando intercambió pilotos con Toro Rosso y reemplazó a Pierre Gasly por Alex Albon.

Durante la conferencia de prensa, Hamilton salió al rescate: “Creo que tenemos la mejor dupla de pilotos en términos de resultados, de equilibrio dentro de la escudería y para desarrollar el auto. En algún momento todo va a cambiar: yo no voy a estar aquí para siempre y Valtteri, tampoco. Pero cumplimos en todo momento en los últimos años y seguimos haciéndolo: el marcó la pole en el GP anterior. Creo que deberían darle un respiro dejando que se centrara en la temporada”.

Antes, Wolff había descartado el rumor. “Es una tontería: Bottas es muy bueno, puede competir contra cualquiera de la parrilla y una vez y otra es capaz de ser más rápido que Lewis, como ocurrió en Portimao”.

Mirá también



Fuente