Recuperan históricos conciertos de los inicios de Bruce Springsteen y E-Street Band


Eso que se suele decir de los buenos vinos, que mejoran con el paso del tiempo, tranquilamente podría ser aplicado a Bruce Springsteen, que a los 71 años parece haber alcanzado ese equilibrio entre madurez y frescura que sólo está reservado para unos pocos. Vinos, y artistas.

Acaso su álbum más reciente, Letter to You, sea uno de los más acabados ejemplos que testimonian la llegada de este vecino dilecto de New Jersey a ese firmamento iluminado por estrellas que llevan por nombres los de Bob Dylan, Paul McCartney, Elton John o, por qué no, los de Luis Alberto Spinetta o Chico Buarque, cada cual en su hemisferio.

Pero entonces, como también ocurre con las bebidas más nobles, en el caso de figuras como Springsteen, resulta especialmente atractivo desandar el camino que recorrieron para finalmente arribar al lugar que ocupan, por derecho adquirido, en la actualidad.

Sin duda alguna, Bruce Springsteen representa, para buena parte de los Estados Unidos, el modelo del “cantor” nacional, al nivel de un Paul Simon o un Bob Dylan. Foto AP Photo/Homes News Tribune, Danny Clinch

Una historia que se sigue escribiendo

En su caso, podremos decir que Born to Run, publicado en 1975, funciona algo así como el punto de partida de una trayectoria que casi una década más tarde será consolidada con el imbatible Born in the U.S.A., que tendrá en The Rising una actualización de pergaminos y que nadie debería dejar de escuchar Wrecking Ball.

Sin embargo, cómo no sentir curiosidad por espiar la historia más profunda de esa maquinaria musical llamada E-Street Band, que ha acompañado la carrera de Bruce desde 1973, cada vez que el músico requirió de sus servicios. 

Un universo al que sin duda permitirán acceder los No Nukes Shows, que Springsteen y la E-Street Band dieron en 1979 como parte de los conciertos benéficos Musician United for Safe Energy (MUSE), suyo próximo estreno en formato de película acaba de anunciar Sony Music.

Bruce Springsteen y Steve Vann Zandt, y una postal habitual de los conciertos del Boss con su E-Street Band.

Bruce Springsteen y Steve Vann Zandt, y una postal habitual de los conciertos del Boss con su E-Street Band.

El “Boss” y su legendaria banda llevaban solo seis años en funcionamiento cuando fue rodado este material, raro y escaso en el caso de esa época de ascenso y que además pasó a la historia como un espectáculo explosivo.

Celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York en el mes de septiembre del referido año, parte del material ya había sido incluido en un documental de 1980 llamado No Nukes, concretamente tres temas, entre los que estaba la primera interpretación de The River.

La nota precisa que The Legendary 1979 No Nukes Concerts incluirá audio remezclado y remasterizado y que ha sido editado a partir de la película original de 16mm de Thom Zimny, colaborador habitual de Springsteen.

Sobre su fecha de estreno, Sony Music solo ha precisado que tendrá lugar “este mismo año”.

Si hay pandemia, que no se note

Springsteen, cuyo álbum Letter to You publicado en 2020 fue uno de los mejores discos del año para la crítica internacional, tiene entre sus próximos proyectos su participación junto a Paul Simon y Jennifer Hudson en el megaconcierto con el que Nueva York quiere marcar el próximo mes de agosto su reapertura tras el fin de las restricciones por el coronavirus.

Recientemente, además, volvió a los escenarios de la ciudad de los rascacielos para revitalizar en formato de teatro su “show” autobiográfico Springsteen on Broadway, que en principio estará en cartel en el St. James Theater hasta el 4 de septiembre y que recupera el montaje protagonizado en la Gran Manzana entre 2017 y 2018.

Fuente: EFE

E.S.



Fuente