Qué fue de Syphon Filter, la saga de espías y sigilo que consiguió plantarle cara a Metal Gear Solid


Cuando se habla de recuperar juegos clásicos de la primera PlayStation siempre hay un puñado de títulos que permanecen en el imaginario colectivo. Están Ape Escape, Time Crisis, Tombi… Pero de entre todos ellos hay uno frente al que, por alguna razón, siempre hay un hueco de esperanza: el retorno de Syphon Filter.

Para intentar comprender en qué situación se encuentra la saga y saber si hay alguna posibilidad de ver cómo vuelve de entre los muertos, primero hay que viajar al pasado para intentar entender de dónde viene su éxito y cómo desapareció del mapa hasta provocar la pregunta: ¿Qué fue de Syphon Filter?

El nacimiento de un género

En una época en la que lo más parecido que teníamos a un juego de espías era el GoldenEye 007 de Nintendo 64, un productor de Sony de la extinta 989 Studios quiso intentar replicar el éxito de la gran N con una franquicia propia. No tenía en mente de qué trataría, pero sí escribió en un papel una idea general de cómo sería con una sinopsis que se centraba en dos aspectos clave: sería un juego de sigilo muy centrado en los gadgets y las armas, y se llamaría Syphon Filter.

Por aquél entonces 989 Studios venía de distribuir el infame Bubsy 3D de Eidetic y, por alguna extraña razón, los malos resultados del juego no impidieron que el proyecto de Syphon Filter recayese en sus manos. Al frente del proyecto pondrían, eso sí, a un John Garvin que venía de triunfar tímidamente en PC a base de juegos de estrategia y aventuras gráficas.

Un mejunje considerable que, como era de esperar, estuvo en la cuerda floja en no pocas ocasiones. Sin embargo, el tira y afloja entre la escritura y dirección de Garvin frente a los deseos de 989 Studios acabaron llevando el proyecto a buen puerto hasta su lanzamiento en febrero de 1999.

La mala suerte quiso que Syphon Filter no fuese el primer juego de sigilo en 3D, premio que se habría agenciado Tenchu justo un año antes, y tampoco el pepinazo cinematográfico con espías y acción táctica que apuntaba a ser, un tanto que se llevó Metal Gear Solid unos meses antes. Ni sería el juego que inventaría un nuevo formato, ni sería lo mejor que podía dar de sí ese género recién salido del horno. Y a pesar de todo, se obró el milagro.

El éxito de Syphon Filter

Además de cosechar algunas de las mejores críticas de la época, para cuando Syphon Filter llegó a Europa ese mismo verano ya llevaba vendidas más de 900.000 unidades en Norteamérica, lo que obviamente provocó que el estudio se pusiese manos a la obra con una segunda entrega que llegaría un año después.

A aquél Syphon Filter 2 del 2000 le siguió también una tercera entrega en 2001, pero conforme iban llegando los juegos, la recepción de público y crítica empezó a decaer. Con Eidetic a las puertas de convertirse en Bend Studio, la saga siguió tensando la cuerda con un lanzamiento en PS2 que puso a la franquicia en un considerable aprieto.

Los palos de la prensa fueron tremendos, con publicaciones como Edge asegurando que había niebla hasta dentro de un centro comercial, o Eurogamer afirmando que no valía la pena ni detenerse a mirarlo. Cualquiera podría pensar que con un salto así a la nueva generación la saga Syphon Filter quedaría herida de muerte, pero nada más lejos de la realidad.

Syphon2

Tras el milagro de Bubsy 3D se produjo el de Syphon Filter Dark Mirror, un retorno a los orígenes de la saga para PSP que le aseguraría otro juego adicional en la portátil de Sony, sus respectivas versiones para PS2, y un título centrado en el multijugador online que pasó sin pena ni gloria por la PlayStation de bolsillo.

¿Qué fue de Syphon Filter?

Con un generoso resurgir de la franquicia, para cuando las batería de PSP empezó a agotarse, también lo hizo la de Syphon Filter. No es que la saga se hubiese venido abajo, y tampoco la recepción del público o la prensa, era el propio estudio, con John Garvin a la cabeza, el que había acabado hasta la coronilla de su juego estrella.

Bend Studio saltó a apoyar otras franquicias de Sony como con la entrega de Resistance en PSP o los Uncharted de PS Vita, y no sería hasta la llegada de Days Gone para PS4 cuando volverían a la senda del triple A haciendo gala de su particular gafe y recibiendo críticas para todos los gustos y colores.

Syphon3

Frente a la negativa de volver a intentarlo con una secuela del juego de zombis, John Garvin cogió las maletas y Bend Studio se puso manos a la obra con una nueva IP de mundo abierto aún por desvelar. Lamentablemente parece que el retorno de Syphon Filter nunca ha estado sobre la mesa.

Por suerte, los que quieran tirar de nostalgia pueden disfrutar ahora de los dos primeros juegos de la saga dentro del  nivel más alto del  nuevo PlayStation Plus. No es lo mismo que ver cómo la saga vuelve a la vida, claro, pero parece que por ahora es lo único a lo que podrán agarrarse los fans de Syphon Filter.



Fuente