Pulgones en las plantas: soluciones y remedios caseros para eliminarlos


Entre las distintas plagas que atacan a las plantas, de interior y de exterior, los pulgones representan uno de los enemigos más calificados tanto para quienes realizan cultivos comerciales como entre los que lo disfrutan en sus hogares, y existen soluciones y remedios caseros pensados para eliminarlos.

Si bien suelen no hacer distinciones en el momento de atacar plantas, es muy común entre los rosales, los frutales y las coníferas. Las causas más frecuentes de la aparición de esta plaga de pequeños insectos son la subida de las temperaturas, la falta de nutrientes o un exceso en el riego.

Las consecuencias que sufren las plantas afectadas por pulgones se observan en la pérdida de vigor y una disminución de su crecimiento y floración, ya que se alimenta a base de la savia: la absorben mediante una especie de pico que clavan en la planta, y por ello se deforman las hojas y los nuevos brotes.

Una planta severamente afectada por pulgones.

Los pulgones son transmisores de enfermedades si invaden plantas sanas después de haber atacado plantas infectadas. Además, segregan una sustancia que es capaz de atraer a insectos como las hormigas. De hecho, estas son las responsables, en muchas ocasiones, de la trasmisión del pulgón de unas plantas a otras.

Remedios caseros para eliminar a los pulgones

En principio, aunque depende de la zona, las especies de pulgones más comunes son el negro, el blanco y el verde. No obstante, generalmente, los mismos productos pueden acabar con todas las variantes que existen incluidas el amarillo y el rojo o marrón.

Normalmente, la forma de detectar que una planta se encuentra afectada por pulgones es con una sencilla revisión en las partes posteriores de las hojas o en las yemas tiernas, donde suelen esconderse. Del mismo modo, si sabrá de su presencia al ver zonas marchitadas o si no salen nuevos brotes o flores en la época de la floración. Si el ataque de pulgones está avanzado, se observará también la aparición de otras enfermedades en las plantas, como oídio, roya o mildiu, entre otras.

Además de atacar a las plantas, los pulgones son también transmisores de otras plagas.

Además de atacar a las plantas, los pulgones son también transmisores de otras plagas.

Se puede optar por combatirlos con pesticidas o insecticidas artificiales que se comercializan en florerías, tiendas de jardinería o ferreterías, aunque también hay remedios caseros que son capaces de eliminar a los pulgones.

Infusión de ajo

Entre las propiedades del ajo destacan que es antiséptico, antibacteriano, antifúngico y antiviral. Así, en las dosis adecuadas perjudica gravemente a estos insectos, pero también sirve como método de prevención al repelerlos. Tiene un alto poder de letalidad si se prepara una infusión concentrada.

Hay que pelar el ajo y aplastarlo con un mortero. Se los deja reposando por un día en un litro de agua fría con un paño cubriendo el recipiente, y luego se lo hierve por 20 minutos. Después de colar el preparado para descartar los trozos sólidos, se coloca la infusión en un envase con atomizador y se ataca a los pulgones en las zonas en que se ven afectadas las plantas.

El ajo, preparado en una infusión, tiene propiedades plaguicidas.

El ajo, preparado en una infusión, tiene propiedades plaguicidas.

Se recomienda mantener este tratamiento durante cinco días consecutivos, y aplicar la solución en momentos en los que no dé el sol directo. No está de más rociar toda la planta como método preventivo contra los pulgones.

Solución de vinagre

El vinagre es un producto natural lleno de propiedades y beneficios que le otorgan variedad de usos. Por ejemplo, en el jardín y las huertas es muy usado para eliminar malezas y como plaguicida natural de distintos tipos de parásitos, tanto insectos como hongos y otros.

Gracias al ácido acético que hay en la composición de los distintos tipos (de vino, blanco y de manzana), son muy efectivos a la hora de eliminar el pulgón de las plantas y de evitar su reaparición, dado que también actúa como repelente natural.

Una solución de vinagre y agua también combate a los pulgones,

Una solución de vinagre y agua también combate a los pulgones,

Los vinagres de vino y de manzana son los mejores para usar en las plantas y quitar los posibles parásitos. Para usarlo contra el pulgón, hay que mezclar una parte de este producto por cada diez partes de agua, para que quede diluido en buena proporción. Verter la mezcla en un recipiente con spray o rociador y aplicar en toda la planta afectada, cuando no esté expuesta a la luz solar. Insistir una vez al día durante unas dos semanas o hasta ver que se eliminaron los pulgones.

Infusión de cola de caballo

Una solución preparada con plantas como cola de caballo u ortiga es otro método ecológico para terminar con los pulgones. Es una respuesta natural porque ambas tienen propiedades antiparasitarias, insecticidas, antifúngicas, antibacterianas y antimicrobianas, que permiten atacar pulgones, moscas, orugas, ácaros u hongos, entre otras plagas.

Esta infusión también fortalece a las plantas enfermas al aportarles un extra de silicio, un mineral necesario en el crecimiento y el mantenimiento de la salud de los vegetales. Además, en el proceso de fermentación de estas hierbas, se forman bacterias llamadas buenas por favorecer la fijación de nitrógeno en el suelo o tierra en el que están las plantas, ayudando a que crezcan mejor y estén más protegidas frente a posibles ataques parásitos.

La cola de caballo, hierba que sirve para combatir los pulgones. También la ortiga.

La cola de caballo, hierba que sirve para combatir los pulgones. También la ortiga.

Esta solución se prepara con un kilo de ortiga o cola de caballo frescas mezclado en diez litros de agua mineral o de lluvia en un recipiente plástico o de madera. Se lo tiene que revolver entre cinco y diez minutos por día (no usar un utensilio metálico) cada día hasta ver que se han reducido las burbujas de la fermentación que habrá en la superficie; hay que dejar el envase tapado pero se tiene que permitir un pequeño ingreso de aire.

El proceso puede tardar unas dos semanas. En este punto, es el mejor momento para usarlo como plaguicida. Se tamiza la mezcla en un colador de tela para retirar los restos sólidos. Mezclar un litro esta solución concentrada en 15 litros de agua, y aplicar con rociador.

Una solución de cigarrillos

No se lo puede considerar un método ecológico ni totalmente natural, ya que el tabaco comercial recibió diversas sustancias químicas dañinas para el medio ambiente, más allá de la propia nicotina. No obstante, realmente es efectivo para deshacerse de plagas como los pulgones y es un remedio casero fácil de preparar. En principio, no dañará a las plantas si no hay un exceso en su aplicación y si se evita que dé el sol a las hojas mojadas.

Rociar las plantas con una mezcla de tabaco con agua, otro pesticida casero.

Rociar las plantas con una mezcla de tabaco con agua, otro pesticida casero.

Se mezcla en tabaco de cuatro cigarrillos con un litro y medio de agua y se lo deja reposar durante dos días. Después de filtrar la solución, se pulveriza este insecticida en las plantas con pulgones durante no más de una semana.



Fuente