¿Pueden 7 preguntas medir tu nivel de sabiduría?


¿Qué es la sabiduría y cómo se mide? A pesar de que esas preguntas son abordadas desde hace cientos de años en la literatura filosófica y religiosa, la investigación empírica en esta área es relativamente joven, sus inicios se remontan a 1970 y en la última década experimentan un gran auge.

Es que las medidas de sabiduría se utilizan cada vez más para estudiar los factores que promueven la salud mental y el envejecimiento óptimo, y se ha demostrado que están asociadas con una variedad de resultados positivos en aspectos que hacen al bienestar general.

En ese contexto de ebullición científica en el área se inscribe un nuevo trabajo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (UCSD), en Estados Unidos, que concluyó que una escala abreviada de 7 elementos puede ayudar a determinar con alta validez el nivel de sabiduría de una persona, un rasgo de personalidad potencialmente modificable.

La empatía, elemento clave de la sabiduría. Foto Shutterstock.

Los 7 componentes de la sabiduría

“La sabiduría es un rasgo de personalidad complejo y de múltiples componentes“, afirma el grupo de investigadores liderado por Dilip V. Jeste y Michael Thomas, del departamento de Psiquiatría de la USCD y del Departamento de Psicología de la Universidad de Colorado, respectivamente.

El equipo creó la escala de sabiduría de San Diego, que originalmente constaba de 24 ítems, que evaluaban seis componentes.

-El componente de autorreflexión, que mide el deseo y la capacidad de las personas de comprenderse a sí mismas y a sus acciones a nivel profundo. Evalúa las preferencias con respecto a la comprensión de los propios pensamientos, motivaciones y comportamientos.

-El componente de comportamientos prosociales incluye empatía, compasión, altruismo y sentido de la justicia. Evalúa la capacidad para mantener conexiones sociales positivas, así como la compasión o el comportamiento consciente.

-El componente de regulación emocional mide la capacidad de regular las emociones negativas que interfieren con la toma de decisiones. Evalúa la propia sensación de poder gestionar eficazmente las emociones negativas y el estrés emocional y favorecer los sentimientos positivos.

-El componente de aceptación de perspectivas divergentes examina la aceptación de otros sistemas de valores y el interés en conocer los puntos de vista de los demás. Mide la apertura y la comodidad de uno con valores y perspectivas que pueden ser diferentes a las propias.

-El componente de decisión evalúa la capacidad de tomar decisiones de manera oportuna.

-El componente de asesoramiento social se refiere a la capacidad de dar buenos consejos a los demás.

Posteriormente, a raíz de la aparición de un número creciente de publicaciones que sugerían que la espiritualidad también es un componente de la sabiduría, los investigadores decidieron sumarla.

-El componente de espiritualidad mide la conexión con uno mismo, con la naturaleza o con lo trascendente (como el alma o Dios).

La puntuación total en esta escala ampliada de 28 ítems fue denominada Índice de Sabiduría Jeste-Thomas (SD-WISE-28) o JTWI .

La procrastinación resta. Foto Shutterstock.

La procrastinación resta. Foto Shutterstock.

Escala abreviada de la sabiduría

Pero ahora, en un estudio publicado en la revista International Psychogeriatrics los investigadores encontraron que una versión abreviada de siete elementos (SD-WISE-7) era comparable y confiable.

“Las medidas de sabiduría se utilizan cada vez más para estudiar los factores que afectan la salud mental y el envejecimiento óptimo. Queríamos probar si una lista de solo siete elementos podría proporcionar información valiosa para examinar la sabiduría”, afirmó Jeste, autor principal del artículo, decano asociado principal del Centro de Envejecimiento Saludable y profesor distinguido de psiquiatría y neurociencias en la Escuela de Medicina de la UCSD.

El estudio encuestó a 2.093 participantes, de entre 20 y 82 años, a través de la plataforma de crowdsourcing en línea Amazon Mechanical Turk.

Las siete afirmaciones, seleccionadas a partir del SD-WISE-28, representan a cada uno de los siete componentes de la sabiduría y se califican en una escala del 1 al 5, desde muy en desacuerdo hasta muy de acuerdo. Los elementos redactados negativamente se puntúan al revés. Una vez realizadas todas las valoraciones se obtiene una puntuación de sabiduría general (JTWI).

Estas son las siete afirmaciones que forman parte del actual índice abreviado:

La espiritualidad se sumó recientemente al índice. Foto Shutterstock.

La espiritualidad se sumó recientemente al índice. Foto Shutterstock.

1. Mantengo la calma bajo presión.

2. Evito la autorreflexión. (Se puntúa al revés)

3. Me gusta estar expuesto a diversos puntos de vista.

4. Tiendo a posponer la toma de decisiones importantes todo lo que puedo. (Se puntúa al revés)

5. Suelo no saber qué decir a la gente cuando me pide consejos. (Se puntúa al revés)

6. Mi creencia espiritual me da fuerza interior.

7. Evito las situaciones en las que sé que se necesitará mi ayuda. (Se puntúa al revés)

Dar consejos y estar disponible para dar una mano se asocian con más bienestar. Foto Shutterstock.

Dar consejos y estar disponible para dar una mano se asocian con más bienestar. Foto Shutterstock.

“Más corto no significa menos válido”, afirma Jeste. “Seleccionamos el tipo correcto de preguntas para obtener información importante que no solo contribuye al avance de la ciencia, sino que también respalda nuestros datos anteriores de que la sabiduría se correlaciona con la salud y la longevidad“.

Además, hallaron que el SD-WISE-7 se correlaciona fuerte y positivamente con la resiliencia, la felicidad y el bienestar mental y, a la inversa, fuerte y en forma negativa con la soledad, la depresión y la ansiedad.

“Hay intervenciones basadas en evidencia para aumentar los niveles de componentes específicos de sabiduría, lo que ayudaría a reducir la soledad y promovería el bienestar general”, subrayó el investigador.

Y añadió: “Al igual que la vacuna COVID-19 nos protege del nuevo coronavirus, la sabiduría puede ayudarnos a protegernos de la soledad. Por lo tanto, podemos potencialmente ayudar a poner fin a una pandemia conductual de soledad, suicidios y abuso de opioides que viene ocurriendo en los últimos 20 años”.

Los siguientes pasos que prevé dar el equipo incluyen estudios genéticos, biológicos, psicosociales y culturales de un gran número de poblaciones diversas para evaluar la sabiduría, así como varios factores relacionados con la salud mental, física y cognitiva de las personas a lo largo de la vida, adelantó Jeste.

“Necesitamos sabiduría para sobrevivir y prosperar en la vida. Ahora, tenemos una lista de preguntas cuya respuesta toma menos de un par de minutos y que se pueden incluir en práctica clínica para tratar de ayudar a las personas”, concluyó.

Entre las limitaciones del trabajo, los autores mencionaron que las medidas utilizadas se basaron en el autoinforme y, por lo tanto, las asociaciones podrían verse afectadas por sesgos de respuesta. Y apuntaron que pese a que serían útiles, actualmente no existen medidas objetivas validadas de sabiduría u otros rasgos de personalidad.



Fuente