Por qué la menstruación a veces provoca dolor


El dolor menstrual en algunas mujeres es recurrente y por momentos, muy intenso. Es una de las consultas ginecológicas más habituales y quienes la padecen pueden llegar a sufrir molestias tan fuertes que las obligan a quedarse en la cama y hasta les impiden hacer con normalidad sus actividades varios días al mes, durante parte o todo el ciclo menstrual.

La dismenorrea se caracteriza por la presencia de dolores tipo cólicos en la zona baja del abdomen que muchas veces irradia a las piernas en forma de calambres y a región lumbar, a la altura de los riñones. En algunos casos, incluso, puede producir síntomas gastrointestinales como vómitos, diarrea, cefalea y mareos. Además de irritabilidad y hasta depresión

Por qué la menstruación a veces da dolor

“Si bien las causas pueden ser muchas, las dos más frecuentes y que generan mayor angustia son la dismenorrea membranosa y la endometriosis“, explica Gustavo Eugeni, médico ginecólogo, obstetra y sanitarista del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, Distrito V.

La dismenorrea membranosa y la endometriosis causan menstruaciones con dolor.

El especialista agrega que, en el caso de la dismenorrea membranosa -más común en la adolescencia-, el dolor menstrual se produce por tejidos que bloquean la salida del líquido menstrual. Es decir, una desintegración incompleta del endometrio, el tejido que recubre por dentro el útero y que se expulsa en cada ciclo menstrual.

“Al no desintegrarse por completo el endometrio a una forma líquida (no coagulada), el fluido menstrual tarda en salir del útero y restos de tejido tapan su expulsión por el orificio cervical”, aclara.

En cuanto a la endometriosis, la condición es distinta: si bien puede presentarse desde las primeras menstruaciones, lo más habitual es que el dolor aumente a medida que pasan los años (es una de las dismenorreas secundarias más frecuentes y se la debe sospechar siempre en las mujeres con dificultad para quedar embarazadas).

Los dolores en la zona del abdomen muchas veces se irradian a la región lumbar.

Los dolores en la zona del abdomen muchas veces se irradian a la región lumbar.

“En el caso de la endometriosis, por motivos que se desconocen aún, hay porciones del tejido endometrial que no tienen acceso al exterior ya que se desarrollan en lugares anormales como ovarios, trompas, pared uterina y hasta en sectores tan distantes como el intestino, el ombligo o los pulmones. Al sufrir los cambios hormonales del ciclo menstrual se producen lagos de endometrio en esos lugares y pueden aparecer quistes que al momento de la menstruación hacen que las zonas donde se encuentran se dilaten y eso genere mucho dolor”, agrega Eugeni.

Otra razón habitual por la cual a veces la menstruación da dolor es el aumento -uno o dos días antes del ciclo- de una sustancia química del útero llamada prostaglandina que genera una respuesta inflamatoria abdominal exagerada y puede hacer que los músculos del útero se contraigan y relajen, provocando calambres.

Cómo prevenir el dolor menstrual

La ginecóloga y obstetra Claudia Ochoteco, secretaria general del Circuito Médico de Azul (FEMEBA), nos indica algunas medidas para prevenir o disminuir el dolor menstrual.

1) En general el dolor más intenso es el primer día de la menstruación, por lo cual siempre es mejor prevenir la inflamación y no esperar a calmar la molestia cuando ya está instalada.

2) El consumo de suplementos nutricionales como ácidos grasos Omega 3, magnesio, zinc y vitamina E y B1 son potencialmente efectivos.

3) Además, la toma de antiinflamatorios no esteroides y antiespasmódicos entre 24 y 48 horas antes del comienzo de la menstruación (o inmediatamente al inicio) disminuyen el proceso de inflamación.

4) Se recomienda evitar en general el consumo de alimentos procesados, harinas, azúcares, café y alcohol ya que potencian la inflamación intestinal.

En la endometriosis el tejido endometrial se presenta por fuera de la cavidad uterina.

En la endometriosis el tejido endometrial se presenta por fuera de la cavidad uterina.

El doctor Eugeni agrega que, en el caso de la dismenorrea membranosa, el tratamiento más indicado es el uso de pastillas anticonceptivas, luego de evaluar que la paciente no tenga contraindicaciones para tomarlas (se controlan los efectos metabólicos y bioquímicos mediante estudios de sangre).

“Se utilizan con doble finalidad. Por un lado, porque los anticonceptivos orales generan un crecimiento y disolución ordenada del endometrio (un flujo menstrual líquido y en menor cantidad) lo cual disminuye mucho el dolor. Por otra parte, con su función anticonceptiva en aquellas pacientes que requieren un método de prevención de embarazo”, advierte.

En el caso de la endometriosis, la situación es más compleja: los dolores menstruales suelen ser intensos y no es fácil de diagnosticar. Además, puede afectar la fertilidad femenina.

El especialista, sin embargo, aclara: “En la actualidad existe medicación específica con resultados muy positivos tanto para disminuir el dolor menstrual como para controlar su desarrollo. La preocupación más importante que tenemos respecto de la endometriosis es la posibilidad de que altere la fertilidad, pero lo cierto es que la mayor parte de las mujeres que la padecen logran quedar embarazadas y muchas incluso nunca se enteran de que tuvieron esa enfermedad”.



Fuente