Pidiéndole disculpas a Britney Spears


“Britney no es tu esclava”, vienen escribiendo los fans de Britney Spears en sus carteles enfrente de las cortes en Los Ángeles, manifestándose en contra de que el padre de la cantante sea desde 2008 el guardián de sus bienes, manejándole sus negocios. Lo vienen haciendo desde 2017, cuando dos fans de la cantante iniciaron la movida conocida como #FreeBritney.

El chimentero digital Perez Hilton se adelantó y le pidió disculpas a Britney en diciembre, dos meses antes de que se estrenara el documental Framing Britney.

Producido por el diario The New York Times, sin la participación directa de la artista, muestra la cultura tóxica que rodeó a Britney desde el comienzo de su exitosa carrera musical. Ahí se lo ve a Perez Hilton cubriendo de pésima manera el colapso mental que tuvo Britney en 2008, cuando perseguida por los paparazzi se rapó y terminó entrando a rehabilitación, momento en el que su padre empezó a ocuparse de sus asuntos. Parece que el mediático se sentía culpable de haberla maltratado y que su analista lo instó a que le pidiera perdón.

Fans de Brtiney Spears, frente a la corte de Los Ángeles, pidiendo por su libertad. Foto AP /Chris Pizzello)

El documental, donde se la ve a los 10 años respondiéndole a un conductor si tenia novio, o unos años más tarde ante la pregunta de si era virgen, no deja bien parada a buena parte de la prensa. La elevaron a un nivel de super estrellato de forma fulminante y luego le dejaron caer. No la cuidamos, dicen ahora.

El locutor radial Howard Stern ha sido brutal con ella, pero ahora está a favor del #FreeBritney. Piensa que si los erráticos Kanye West y Charlie Sheen pueden manejar sus finanzas también puede hacerlo Britney. El padre, Jamie Spears, insiste en que la gente está equivocada y que él la salvó.

La cantante Demi Lovato, que estrenará a en marzo su propio documental, Dancing with the Devil, explorando sus adicciones, las presiones externas que sufrió desde que era muy chica y su sobredosis de heroína en 2018, también apoya a Britney.

Demi Lovato también sabe lo que es sufri presión desde niña y comprende a Britney Spears. Foto AP /David J. Phillip

Demi Lovato también sabe lo que es sufri presión desde niña y comprende a Britney Spears. Foto AP /David J. Phillip

“Nadie es perfecto. Estamos viviendo en una época donde todos son muy críticos, pero se supone que vamos a cometer errores, así es como crecemos, aprendiendo de nuestras equivocaciones. Y ojalá mostrar eso ayude a otros”, le comentaba Demi a Ellen DeGeneres reflexionando sobre Britney, ella y tantas otras artistas que empezaron de niñas, corrieron carreras y se estamparon contra el parabrisas.

Mara Wilson ahora tiene 33 años, pero a los 8 estaba en un set de cine siendo la protagonista de Matilda. “Britney Spears y yo aprendimos la misma lección al crecer, que cuando sos joven y famosa no existe el control”, escribió esta semana en un diario. La actriz, que a los 5 interpretó a la hija de Robin Williams en Papá por siempre, recuerda que cuando cumplió 13 años tuvo que ir a Canadá a promover una película, sin poder celebrar. Cuando le preguntaron cómo estaba fue honesta y al otro día salió en un diario de Toronto con un titular donde la trataban de “malcriada”.

Paris Hilton ha sido amiga de Britney desde siempre y asegura estar preocupada por ella. “Me rompe el corazón. Creo que un adulto debería poder vivir su vida como quiere. Será que también me pasó a mí, que estuve tan controlada, me es familiar esa historia. Ha trabajado toda su vida, es un ícono, es muy injusto lo que le pasa”.

Mucho del control que ejercía su familia sobre ella se ve en su propio documental, This is Paris, donde se entiende cómo su necesitad de armar su “marca” aprovechando los medios que la seguían fue su respuesta al trauma por el abuso que recibió mientras estaba internada pupila en un colegio de Utah.

Paris Hilton, otra de las famosas que sufrió laexposición desde pequeña.

Paris Hilton, otra de las famosas que sufrió laexposición desde pequeña.

La salida a la luz del secreto le permitió a Paris denunciar al colegio, despedirse de una pesadilla crónica y también animarse a querer casarse y ser madre. A pesar de ser la reina de las selfies ella asegura que no podría manejar su imagen en las redes sociales. Dice no saber si hubiera podido sobrevivir la presión que sienten las teenagers hoy.

Recordando su adolescencia tumultuosa bajo los flashes, la actriz Drew Barrymore dice sentirse totalmente identificada con Paris y Britney. “Muchos deben pensar que ellas se ponían frente a la lente a propósito, que eran salvajes, pero simplemente eran seres humanos. Y la presión es tremenda a esa edad”.

WD



Fuente