Oliveri: "El Presidente y el Papa coinciden en la necesidad de ser solidarios"


El funcionario detalló que los temas de agenda de la comitiva presidencial son los que hoy dominan la escena mundial.

El secretario de Culto, Guillermo Oliveri, remarcó las coincidencias entre el Gobierno argentino y el papa Francisco en relación a la gestión de la pandemia y la necesidad de que las vacunas contra el coronavirus lleguen en forma igualitaria a todos los países y destacó la “ayuda silenciosa” del pontífice argentino en el proceso de renegociación de la deuda.

En una entrevista con Télam, Oliveri -que formará parte de la comitiva presidencial que viaja a Europa en el marco de una gira que incluirá el jueves un encuentro con el Papa- repasa la agenda que hay en común entre el Gobierno y el Papa argentino.

– Télam ¿Cómo está actualmente la relación entre el Gobierno argentino y el papa Francisco?

– Oliveri: La relación del Presidente con el Papa sin duda es muy buena. Se mantiene desde hace mucho tiempo, se conocen desde hace muchos años, y se ha profundizado a partir de la asunción de Alberto Fernández como Presidente y, por supuesto, por la situación general del mundo a partir de la pandemia y las coincidencias de muchas de las expresiones a través de Evangelii Gaudium, Fratelli Tutti, Laudato Si, las últimas encíclicas del Papa que van en línea con el pensamiento del Presidente.

– T: En ese marco, ¿Qué se pude esperar de la nueva visita que el Presidente le hará el próximo jueves en el Vaticano? ¿Cuáles son los temas de agenda que se llevan a la reunión?

– O: Los temas de agenda son los que hoy dominan la escena mundial. Por un lado, la pandemia y la necesidad de que todos los ciudadanos del mundo tengan acceso a la vacuna, a través de la liberación de las patentes. Por otro lado, la economía del mundo y la situación de los sectores y los países más pobres, el aumento de la acumulación de la riqueza en sectores minoritarios cada vez más importante y por ende la situación de los países más pobres y las comunidades que lo sufren.

“El Presidente ha privilegiado por sobre todas las cosas la salud y la vida de los argentinos”

– T: El Presidente suele citar la frase de Francisco “Nadie se salva solo” en el marco de la gestión de la pandemia ¿Qué visión comparte el Gobierno con el Papa en relación a este tema?

– O: Sin duda el Presidente ha hecho mención muchas veces a la figura del Papa y sus encíclicas. Los dos coinciden en que toda la humanidad está en la misma barca y, por otra parte, en la necesidad de ser solidarios, de abandonar esa idea del individualismo, el ‘yo me salvo solo’ y por ende de compartir. Los países más ricos debieran compartir más justamente, no solo las vacunas sino también en la distribución de las riquezas.

La visión que comparte el Gobierno nacional respecto de la mirada del Papa sobre la pandemia es absolutamente coincidente. Necesitamos cambiar la mentalidad de los países centrales que acumulan vacunas en detrimento de los países que aún no tienen acceso a ellas, como si uno pudiera salvarse solo. La idea es trabajar para que los gobiernos de los distintos países del mundo entiendan que tenemos que compartir. Estamos en una situación inaudita en más de 100 años en el mundo, con todas las muertes que ha producido el virus, y las consecuencias también sobre la misma economía que ya venía realmente muy desigual en materia de distribución de la riqueza y esto lo ha agravado.

– T: También hay coincidencias en el tema de la deuda ¿Qué aporte hizo o puede hacer el Papa en la renegociación de la deuda que afronta el Gobierno?

– O: El Presidente siempre destacó, incluso en su primer discurso ante el Congreso, la ayuda silenciosa del Papa en la renegociación con los acreedores y sin duda alguna con el Fondo Monetario Internacional. El Presidente coincide con el Papa en que hay deudas que condenan a los pueblos a la esclavitud y son impagables de la forma en que se han contraído. Seguramente el Gobierno pagará su deuda pero no a costa del sacrificio del pueblo argentino. Las autoridades del Fondo lo tendrán que entender y, en esa línea, también va el reclamo que ha hecho el Papa a los líderes mundiales en muchos momentos de estos últimos meses.

“Los países más ricos debieran compartir más justamente, no solo las vacunas sino también en la distribución de las riquezas”

– T: Más allá de la pandemia y la deuda, ¿en qué otros temas hay coincidencia de agenda con el Papa?

– O: Las coincidencias son muchas. En su última encíclica Fratelli Tutti el Papa habla permanentemente de la situación que como líder moral viene denunciando desde el inicio de su pontificado que tiene que ver con los pueblos ricos y pobres, los descartados, los marginados, la indiferencia sobre los abuelos, los migrantes. Y la visión del Presidente es la misma: ha privilegiado por sobre todas las cosas la salud y la vida de los argentinos, y en esa línea hay plena coincidencia. Y cuando hay buen dialogo entre dos líderes siempre se llega más rápidamente a las coincidencias.

– T: Ya que es el primer encuentro de ambos tras la aprobación de la legalización del aborto en Argentina, ¿cree que puede haber algún comentario del Papa en ese sentido?

– O: Desde antes de la sanción de la ley de IVE, el Presidente fue muy claro y concreto en la primera visita que se hizo al Vaticano, donde hubo una larga charla con el secretario de Estado y con autoridades de la Iglesia en Argentina, y con otras comunidades religiosas, como las evangélicas. El Presidente siempre fijó su posición: se trata de un tema de salud y siempre dijo que iba a enviar ese proyecto de ley. Me parece que no es un tema que esté en la agenda para nada. Tenemos una situación gravísima a nivel internacional y sobre eso será un poco la charla que quedará entre ellos dos.





Fuente