MasterChef Celebrity: sorpresas y nerviosismo en el estreno de la segunda temporada



Finalmente regresó MasterChef Celebrity, con una segunda temporada dispuesta a cumplir las severas expectativas de sus seguidores. En la primera noche hubo una breve presentación de cada participante, y el primer desafío sirvió para mostrar parte de sus personalidades y algunos talentos culinarios ocultos.

Luego de las palabras de bienvenida de Santiago del Moro, el jurado compuesto por Damián Betular, Donato De Santis y Germán Martitegui se mostró muy entusiasmado por regresar a sus funciones. Sobre todo, estaban ansiosos por ver cara a cara a los cocineros de la nueva edición: Flavia Palmiero, Andrea Rincón, Cae, Hernán “El Loco” Montenegro, Sol Pérez, Juanse, Georgina Barbarossa, María O’ Donnell, Candela Vetrano, Fernando Carlos, Alex Caniggia, Daniel Aráoz, Dani La Chepi, Mariano Dalla Libera, y Gastón Dalmau.

La primera sorpresa de la noche fue el anuncio del remplazo de Carmen Barbieri: nada menos que su hijo Fede Bal. A continuación, ingresaron al estudio los encargados de entregar los delantales a los recién llegados. En medio de una ovación, aparecieron Claudia Villafañe, Analía Franchín, El Mono de Kapanga y Roberto Moldavsky. A medida que hacían las entregas, los ex participantes daban algún tip a modo de consejo.

Una vez hechas las presentaciones, los participantes fueron divididos en dos grupos, y uno se retiró para probar su suerte hoy a la noche. Los que se quedaron, se volvieron a dividir en dos equipos: el rojo, integrado por Dalmau, Georgina, La Chepi y Sol, y el azul, integrado por Fernando, Dalla Libera, Alex y Aráoz.

El tema de la noche fue casamiento, y cada grupo tuvo que preparar un menú de cuatro pasos: finger food, entrada, plato principal y postre. Rápidamente se dividieron las tareas y empezaron a trabajar como equipo.

A la hora de la devolución, hubo sorpresas y caras largas. La Chepi fue la primera en pasar al frente y el jurado le bajó el pulgar a su preparación por tener demasiado ajo y ser demasiado simple. Pero Sol sorprendió con su talento y repuntó la situación con una torta que recibió enormes elogios de Betular.

Por su parte, el equipo azul estuvo más complicado. La sorpresa la dio Alex, quien preparó un plato sencillo pero sabroso. El resto de sus compañeros estuvieron bien, pero no convencieron los panqueques que preparó Fernando para el postre.

El veredicto dio por ganador al equipo rojo, que pasó automáticamente al balcón. El resto de los participantes se pusieron el delantal gris, y el jueves harán lo posible para evitar ir a la gala de eliminación.



Fuente