Marcelo Gallardo y una reflexión sobre el fútbol en medio de la pandemia y de conflictos sociales: “No naturalicemos cosas que no son naturales”



Un rato antes de que se suspendiera y se reprogramara el partido en el que River debía enfrentar a Independiente Santa Fe en Armenia, por la tercera fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores, Marcelo Gallardo dejó una reflexión acerca de la coyuntura que vive el fútbol en medio de la pandemia y los conflictos sociales que  hay en Colombia, país que el equipo de Núñez debía visitar pero no llegaron a subirse al avión dado que Conmebol lo suspendió antes del viaje de la delegación Millonaria, que estaba programado para las 15.30 de este martes.  

No es solo la situación de Colombia. Es la del plantel de Independiente, que tuvo que pasar una noche en el aeropuerto de Salvador de Bahía, es la de Defensa y Justicia que tuvo que jugar igual a pesar de tener 15 jugadores contagiados de Covid-19 y asilados. Y tantas otras más complicaciones que se dan en medio de la pandemia…Y la pelota sigue girando. A pesar de todo.

La reflexión del Muñeco sobre estas situaciones llegó en medio de la conferencia de prensa que dio este martes al mediodía en el RiverCamp de Ezeiza. Y sus palabras -replicadas en todos los medios de comunicación y en las redes sociales- se hicieron sentir tras la pregunta de Clarín sobre esta coyuntura tan adversa y si se debería hacer una pausa antes de seguir de esta manera, a cualquier costo. Y si bien el técnico no manifestó que la actividad debía pararse, sí dejó en claro que se tomen más recaudos para que nos produzcan más situaciones extrañas como las de los últimos días. Que no se normalicen cuestiones que ya parecen inhumanas. 

“Esa es una gran pregunta que nos deberíamos hacer todos…Los que estamos dentro del fútbol y los que no, muchas veces, perdemos de vista las rarezas que estamos atravesando en el mundo entero con esta pandemia. Y a veces se naturaliza como que lo que nosotros hacemos está en una burbuja. Burbuja, burbuja, burbuja es lo que hablamos todo el tiempo…Y no, no estamos adentro de una burbuja. Estamos adentro de las rearezas en las que estamos sometidos como sociedad, no solo en este país, sino en todo el mundo”, arrancó el entrenador de River.

Y siguió: “Entonces, hay que tener en cuenta eso. Rareza es todo. Desde que estamos acá no tengo el numero, debería chequearlo, no se cuánta cantidad de hisopados tenemos encima. El fútbol debe ser por lejos la actividad que más hisopados tiene. Y después, todas las consecuencias con las que tenemos que lidiar diariamente con contagiados, aislados…Dentro de todo nosotros acá en River la hemos pasado bastante bien porque no hemos tenido brotes de contagios como sí pasaron en otros equipos. Pero trabajar en estas condiciones es muy, muy difícil”.

En ese sentido, Gallardo profundizó sobre el tema y pidió que la del fútbol no sea una actividad tomada como dentro de una isla que no sufre los problemas cotidianos que padece todo el mundo. “A veces perdemos la vista y creemos que el fútbol está afuera de lo que pasa en el mundo. Y no estamos afuera, estamos adentro. Y hay que tenerlo en cuenta a la hora de hablar y opinar de que todo debe funcionar No está funcionando nada bien en el mundo. Entonces, ¿por qué debería funcionar de maravillas en el fútbol? No funciona de maravillas. Y tenemos que lidiar con todas estas cuestiones. Si viajás o no viajás, si te dejen entrar o no…Hay un montón de rarezas que hemos naturalizado”, dijo el técnico de River.

En el último tramo de la respuesta, el Muñeco dejó en claro que hay que seguir marchando pero con los cuidados necesarios. “Nosotros tenemos que ir adelante. No podemos esperar a que pase todo esto porque no sabemos cuándo va a pasar ni tampoco quedarnos cruzados de brazos. No. Tenemos que ir para adelante dentro de lo que son los cuidados normales y dentro de las posibilidades que tenemos de ser una de las áreas más controladas por los controles sanitarios”, afirmó el entrenador “Millonario”. Y -con firmeza- remarcó: “Pero hay mucas cosas raras que pasan. Entonces, no naturalicemos cosas que no son naturales“.



Fuente