Manchester City vs Chelsea, por la Premier League: Agüero falló un penal insólito y la visita se llevó el triunfo


Al Manchester City se le escurrió el título de la Premier League de entre las manos. Este sábado, en el Etihad Stadium, perdió por 2-1 ante Chelsea y deberá esperar una fecha más para poder gritar campeón. Se puso en ventaja a través de Raheem Sterling, pudo aumentar con un penal del Kun Sergio Agüero que falló de modo infantil y después la visita lo dio vuelta con los goles de Ziyech y Marcos Alonso. Además, fue un banco de pruebas de cara a la final de la Champions League del 29 de mayo en Estambul.

Después de disputar en la semana las semifinales de la Champions, tanto Josep Guardiola como Thomas Tuchel optaron por rotar a sus jugadores y ninguno alineó a su once de gala.

El primer tiempo se jugó a un ritmo cansino y de mucho estudio. Pero lo mejor llegó sobre el final. Ziyech -primero- lo hizo revolcar al arquero Ederson, que respondió con una buena estirada sobre su brazo derecho para despejar el peligro y después el City se encontró con la ventaja.

A los 44, partió un pelotazo largo para Gabriel Jesús que hizo pasar de largo al defensor Christensen y quedó solo en el área. El brasileño le cedió el gol a Sergio Agüero, pero el Kun controló mal y cuando parecía que el argentino iba a dilapidar una opción inmejorable de gol, apareció Sterling para corregir el error y tocar de zurda para establecer el 1-0.

Pero eso no fue todo en el cierre frenético de la primera etapa. Un minuto después, Gilmour se llevó puesto a Gabriel Jesús en el área y el árbitro cobró penal. Llegó el turno para que el Kun Agüero aumentara la cuenta desde los doce pasos. Pero el ex Independiente y Atlético de Madrid quiso resolver a lo Panenka y el arquero Edouard Mendy le adivinó la intención y lo hizo quedar en ridículo.

El Kun Agüero quiso picar el penal, pero Mendy se lo atajó. (Reuter)

El segundo tiempo también comenzó como si ambos equipos tuvieran el freno de mano puesto. Pero por un error, otra vez se movió la chapa. Iban 18 minutos cuando Rodri intentó salir por el medio con la pelota dominada, pero se le fueron cerrando los caminos, quedó muy solo y la perdió. Chelsea armó el ataque rápido desde campo rival y terminó en gol: Ziyech recibió en la puerta del área y metió un zurdazo abajo, contra el palo, para el 1-1.

Guardiola no se contuvo y metió mano en el banco. Mandó a la cancha a Phil Foden y a Gundogan. El Kun Agüero se fue a sentar al banco (también Ferrán Torres) después de un partido olvidable. Y el City se fue en busca del gol que le asegurara el título.

Sin embargo, el que se mostró en mejor forma fue el Chelsea, que presionó en campo rival, le cerró los caminos a su rival y aprovechó los espacios de contraataque para poner en aprietos a los de Guardiola, que no querían postergar el festejo.

Y sobre el final, cuando el partido parecía que se moría con un empate estampado, Chelsea consiguió dar vuelta el marcador para llevarse los tres puntos y consolidarse entre los primeros cuatro puestos, los que clasifican a la Champions. Timo Werner aceleró en el área, llegó al fondo y envió el centro atrás. Allí apareció Marcos Alonso para definir de un modo poco ortodoxo pero efectivo para sellar el 2-1 cuando el reloj marcaba 92 minutos.

Chelsea otra vez amargó al City de Guardiola. Ya lo eliminó en las semifinales de la FA Cup, ahora lo venció como visitante y le impidió ser campeón. Y todavía falta el plato fuerte: la final de la Champions League.

Mirá también



Fuente