Luis Vázquez, el pibe de la Reserva que los hinchas de Boca quieren de 9



Lleva 5 goles en 3 partidos contra pibes de su categoría en la Reserva que dirige Sebastián Battaglia. Una historia más de un juvenil por un buen presente en un torneo que suele ser para potenciar y de trampolín para completar los planteles de Primera. Pero con Luis Vázquez, el punta de Boca, sucede distinto. Los hinchas en las redes lo vuelven Trending Topic desde hace semanas, ante cada jornada matutina que finaliza con un gol suyo. ¿Es la hora de verlo en la cancha?

El pibe de 20 años llegó desde Patronato (lo compró Boca a cambio de 400 mil dólares) bajo el mando de Nicolás Burdisso como mánager (lo recomendó Oscar Regenhardt, quien pasó de Patronato a Coordinar las Inferiores de Boca en ese lapso) pero recién ahora pareció tener una explosión que le valió más de un elogio de parte de Miguel Ángel Russo, quien siempre observa los partidos de la Reserva en el predio de Ezeiza junto a sus colaboradores.

De paso por las Juveniles de AFA con citaciones a los Sub 20, el nueve convirtió dos goles ante Gimnasia de La Plata, otros dos contra Newell´s y uno más, a los 50 segundos del partido, con Sarmiento. Lo suficiente como para que los hinchas de Boca se pregunten si no es el momento de mostrarlo en la Primera para que esta ola de Juveniles que vienen asomando revitalicen un plantel que tiene en ese sector un hueco que aun no se completó. 

Con Mauro Zárate como el punta titular en este comienzo del torneo, Franco Soldano como opción en el banco (emigrará en junio cuando finalice su préstamo) y Wanchope Ábila relegado porque continúa con su lenta recuperación física (cumplió un mes y medio desde su operación y aun no está pleno para retornar), la posibilidad para incluir a Vázquez parece estar abierta. ¿Tendrá su estreno como titular en el juego ante Claypole por la Copa Argentina? Es una de las variantes que piensa el técnico.

Hasta ahora solo ingresó un puñado de minutos frente a Huracán, en diciembre de 2020. Y si bien participó de las citaciones e incluso estuvo en el banco de suplentes en más de una fecha por el torneo local, no volvió a tener actividad con los adultos. Por eso, al igual que pasa con Exequiel Zeballos, se coordinó con Battaglia para que los utilizara en la Reserva. Con una particularidad: ante Newell´s, hace una semana, se decidió que permanecieran con los mayores para el juego del domingo. Este fin de semana ocurriría lo mismo.

El ciclo de Miguel Ángel Russo y el impulso de Juan Román Riquelme como vicepresidente del club pero a cargo del fútbol profesional parecen darle un empuje distinto a los Juveniles, postergados en tiempos no tan lejanos y con ventas millonarias al exterior sin minutos de juego en el equipo. De las Inferiores como mercado del ciclo de Daniel Angelici a unas Inferiores mucho más lógicas, en este año aparecieron en Boca juveniles como Exequiel Zeballos, Alan Varela, Cristian Medina (será titular ante Sarmiento otra vez) y otros que asomarán en el corto plazo: Agustín Sández, Aaron Molinas y Renzo Giampaoli.

El mediano plazo tendrá a Boca incorporando a un centrodelantero de peso para que se quede con un sitio que desde que partió Darío Benedetto en junio de 2019 no tuvo reemplazo. Pero además en junio se pensará qué hacer con Mauro Zárate y también cuál será la suerte de Jan Hurtado (el club lo pagó 6 millones de dólares bajo el mandato Angelici y está en el Bragantino de Brasil) y otros puntas que deben retornar, como Mateo Retegui. ¿Puede Luis Vázquez consolidarse en estos meses para al menos ser la opción de recambio para quien llegue? Es la idea de Russo y compañía. Por lo pronto, en cada juego de Reserva, su apellido se cuela entre las tendencias más importantes. 



Fuente