luego de los dichos de Alberto Fernández, denunciaron la toma de dos campos



El presidente Alberto Fernández dijo que “no tiene sentido tener tierras improductivas cuando alguien está necesitando un terreno”, y en la misma semana hubo dos tomas de campos, el jueves en Reconquista, Santa Fe, y este sábado en Charata, Chaco.

En un acto realizado el martes en Mercedes, provincia de Buenos Aires, donde anunció obras para urbanizar lotes y créditos para viviendas, el presidente recalcó: “No tiene sentido guardarlo para que el día que se muera, un hijo lo herede. Tiene mucho más sentido volverla productiva hoy, y que en ese lugar alguien construya techo, donde van a crecer sus hijos y sus hijas”.

Y agregó: “Estamos trabajando mucho para que lo más pronto posible haya terrenos y casas para los argentinos que lo necesitan. La verdad es que hace falta el esfuerzo de los dos, de un Estado que esté presente y también de un particular que entienda, solidariamente, que no tiene sentido tener tierras improductivas cuando alguien está necesitando un terreno”.

Las frases de la máxima autoridad del país fueron consideradas una señal peligrosa para el respeto a la propiedad privada consagrada como derecho en la Constitución Nacional.

El presidente de Federación Agraria, Carlos Achetoni, repudió las declaraciones del presidente “por livianas, poco claras, pues cuestionan un derecho constitucional consagrado en un modelo de país republicano, federal y democrático. El problema habitacional argentino no tiene nada que ver con falta de espacio para construir viviendas dignas, sino con la falta de decisión política de hacer bien las cosas”.

En Reconquista, Santa Fe

Dos días después de las palabras del presidente hubo una toma de tierras rurales en la periferia urbana de Reconquista, en el norte de Santa Fe. La protagonizaron jóvenes que habrían sido inducidos por una funcionaria municipal del área de Hábitat y Vivienda, ligada al Frente de Todos que encabeza Fernández.

La Policía santafesina actuó inmediatamente y tras una batalla campal, que dejó a varios agentes heridos, se desalojó a los intrusos que habían ocupado los terrenos. Las fuerzas de seguridad incluyeron viales y los grupos GOES, Los Pumas, y 20 móviles de localidades vecinas como San Javier y Vera.

Intervino el fiscal Leandro Mai quien lleva adelante las investigaciones del caso e imputó a 4 personas que fueron detenidos en medio de los incidentes, que también dejaron como saldo la rotura de móviles policiales y maquinaria municipal.

En Charata, Chaco

Este sábado se produjo otra toma de un campo, esta vez en las inmediaciones de Charata, Chaco, cercano al barrio 4 de Octubre, pero relativamente alejado de la zona urbana. Se trata de un lote de 10 hectáreas que habría sido ocupado por unas 80 familias.

En ese predio rige una restricción para aplicar fitosanitarios, por lo cual el productor Kurt Rach apostó a sembrar alfalfa y avena para alimentar hacienda y destinar otra cantidad similar de hectáreas, más alejadas de la ciudad, para el cultivo de granos.

Mientras la policía chaqueña permaneció en el lugar sin efectivizar el desalojo de los ocupantes, allegados al productor agropecuario consideraron que la toma habría sido impulsada por punteros políticos.

Reclamo de “pequeños y medianos productores”

Las quejas de Federación Agraria plantearon un debate constitucional pero también ideológico, porque consideraron que “las tierras improductivas son porque se fomenta la concentración económica en grandes grupos que no son agricultores. Son especuladores en general, muchos devenidos terratenientes desde la política. Por eso discutimos ¿quiénes queremos trabajar la tierra?, ¿para qué? ¿cuántos?” Cuestionaron que “el Presidente habla sin saber y no cumple con lo que debe hacer”.

Y recordaron que “está vigente la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina, que contempla un Banco de Tierras Fiscales (del Ejercito, ferrocarriles y otros), que nunca ha sido reglamentada”.

Por eso, a tantos años de su sanción, sigue siendo inaplicable. De hecho, el 8 de septiembre pasado, en Olivos, el presidente Fernández anunció que reglamentaría esa Ley tan ansiada por tantos argentinos. Hoy, nueve meses después, nada se ha cumplido. Ni siquiera está hecho el primer paso del relevamiento de tierras fiscales disponibles”.

El comunicado de Federación Agraria indicó que “para que los agricultores tengan acceso a la tierra y al arraigo, necesitamos decisión política y más gestión; menos frases hechas dichas ligeramente al aire y más conocimiento del territorio. Menos slogans que no quedan claro en qué sentido van y más políticas públicas adecuadas, largamente demoradas y tremendamente necesarias”.

Sobre ese punto, Achetoni advirtió que “se habla mucho del acceso a la tierra para muy pocos, pero nada se dice o se hace por el egreso de la tierra de los 5000 productores que desaparecen por año y que se profundiza día a día. Al Presidente le hemos pedido reiteradamente, en base a nuestros estudios y nuestra experiencia (compartida con otros países de la región), un camino serio y respetuoso de los derechos existentes, para ayudar a quienes lo necesitan y no fomentar fantasías ilegales en momentos de tanta incertidumbre”.

Y concluyó: “Somos parte del Consejo de Agricultura Familiar, participamos activamente, pero las soluciones no aparecen. Mientras tanto, a cada rato nos encontramos con declaraciones de este tipo, realizadas por los más altos funcionarios del gobierno nacional, que sueltas serían anécdotas, pero vistas en conjunto nos ubican en un contexto cada día más confuso, incierto y preocupante”.

Fuente: TN Campo



Fuente