Los precios en el mercado de Liniers se mantuvieron en alza y La Mesa de Enlace pide diálogo con el Gobierno



Este jueves volvió masivamente la hacienda al Mercado de Liniers tras el cese de comercialización impulsado por la Mesa de Enlace, en rechazo al cierre temporario de las exportaciones de carne.

La medida de protesta del campo duró 14 días y aunque el miércoles, el último día del paro, ingresaron 745 animales al mercado, recién este jueves fue la vuelta oficial a las ventas, con un volumen de 6.990 cabezas en todas las categorías, un día que habitualmente no hay operaciones.

La expectativa estaba puesta en la evolución de precios, ya que el cierre de exportaciones fue efectuado por el Gobierno justamente con el objetivo de contener el valor de la carne en el mercado interno.

En comparación con las últimas ruedas de ventas antes del paro, se mantuvieron en 190 pesos y los novillitos, en 200 pesos, las categorías más buscadas para el consumo interno. 

La vaca de descarte, por su parte, la categoría más afectada por la medida del Gobierno porque es lo que requiere China, el principal importador de carne representando el 75% del total, mantuvieron el precio previo al parate en 94 pesos pero salieron muy pocas a la venta y se vendieron con dificultad. De todas maneras, están muy lejos de los 108 pesos que se pagaban previo a que se conozca la decisión del Gobierno de cerrar las exportaciones.

Ya con los valores en alza que se registraron en los dos últimos días previos al paro, en las carnicerías y góndolas del país se retocaron los precios hasta un 8% esta semana, como informó Clarín. Y fuentes del sector frigorífico afirman que difícilmente haya bajas como pretende el Gobierno.

En tanto, desde la Mesa de Enlace adelantaron que se abrirá un período de negociación con el gobierno, los gobernadores y los legisladores. Y elevaron en un pedido de audiencia al presidente de la Nación, Alberto Fernández. La última vez que se vieron las caras los ruralistas y el Primer Mandatario fue el 10 de febrero luego del cierre de las exportaciones de maíz.

“El balance del paro ha sido sorprendente por la adhesión y el acompañamiento de todos los productores. Sirvió para manifestar nuestro descontento.”, dijo jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Estamos siendo ignorados por el Gobierno. Si no tenemos ninguna respuesta, estamos organizando una medida de protesta con un cese de comercialización total del campo”, agregó el dirigente entrerriano.

El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) también había pedido una audiencia el martes con Alberto Fernández y rápidamente la lograron. Fue al otro día del donde representantes de la agroindustria le pidieron acelerar el proyecto de ley para fomentar las agropexportaciones y solucionar rápidamente el cepo a las exportaciones de la carne. 

Pese a que tres entidades de la Mesa de Enlace (CRA, Coninagro y Federación Agraria) están dentro de este bloque agroindustrial, los dirigentes quieren que el Presidente los reciba como representante de los productores. “Si el Gobierno cree que hablando con los industriales va a solucionar el proble,a, se equivoca. Hay que convocar a todos los eslabones”, disparó Chemes en diálogo con Campo Directo.

“No quiere hablar con las entidades de la Mesa de Enlace. El Gobierno tiene preconceptos equivocados con el campo. Las ideologías lo pueden y por eso no convoca al campo”, cerró.



Fuente