Los equipos que responden a las demandas de las nuevas cosechas



“En nuestro país, se estan dando campañas de maíz con un volumen creciente de cosecha y para afrontarlas de la mejor manera, estamos dedicados al desarrollo de nuevos equipos y al mejoramiento de los existentes”. Así se expresa el ingeniero Andrés Viotto, jefe de ingeniería de la empresa Ombú Máquinas Agrícolas y Remolques, con sus plantas industriales en Las Parejas, Santa Fe.

Y pormenorizando algunos de los equipos que ha desarrollado la empresa, el ingeniero mencionó que tienen una línea de cabezales maiceros que arranca en los 10 surcos a distanciados a 42 cm y llega a los 22 surcos. Ello es debido a en maíz el acercamiento entre hileras se va difundiendo entre quienes buscan una mejor distribución de plantas en el lote, minimizando la aparición de individuos dominantes y dominados, propiciando la maximización de los rindes a cosecha. En lo referente, a cabezales con 52,5 cm de distancia entre hileras, también ofrecen modelos de hasta 24 surcos con chasis construidos en acero. Para quienes prefieren cultivar con distancias entre hileras más tradicionales.

Y están en el desarrollo de un cabezal pensado para los contratistas, que permite cosechar maíces sembrados a diferentes distancias entre hileras. “Su configuración también lo hace apto para recolectar el maíz circulando al sesgo respecto de las hileras, pensando en agilizar el movimiento del equipo en el lote. Claramente, es para aumentar la capacidad de trabajo sin incurrir en excesos de velocidad que ocasionan las pérdidas de grano en la cosecha”, dice.

“Es un modelo que estamos probando hace ya varias campañas, y trabajamos a buen ritmo para poder presentarlo en el mercado cuanto antes”, señala en ingeniero.

Otra línea que desarrollaron para el maíz es la de tolvas autodescargables, con modelos de capacidades que van desde 14 toneladas a la de 35 toneladas. “Esta última fue presentada en la edición 2020 de Expoagro, con una fuerte aceptación por parte del mercado, debido a que se conjuga con gran equilibrio con las cosechadoras de mayor capacidad”, informó.

Precisamente ese rango de máquinas, es uno de los más vendidos estos últimos tiempos.

Asimismo, otros autodescargables con buena aceptación, son los de 22 y 26 toneladas de capacidad, desarrollados para armar equipo con las cosechadoras de mediana potencia.

En el área de post cosecha, hablando de embolsado de grano seco, la empresa cuenta con un modelo capaz de embolsar 600 toneladas por hora en bolsas de 9 pies de diámetro. Las embolsadoras se complementan con las extractoras de empuje con tractor, y las extractoras con pasaje de bolsa accionado por el par de rodillos que ordenan la bolsa una vez que el grano ha sido desalojado de la misma, y en las que podemos trabajar de otra manera distinta con sistemas hidráulicos que permiten una mayor rapidez y versatilidad con un manejo simplificado de lo que es extracción de grano seco, pormenorizó Viotto.

“Y en todo lo que es cosecha y transporte de maíz, contamos con una línea de remolques o bateas y acoplados cerealeros de cuatro ejes que han sido de uso creciente, debido a que el usuario ha buscado mayor capacidad de carga;2 agregó.

“Por ello es que decimos que para el productor de maíz, el contratista y para el transportista ofrecemos una línea completa de equipos para todas las instancias de la cosecha y post cosecha”, finalizó el ingeniero Viotto.



Fuente