Los celulares del futuro: cinco nuevos modelos que buscan romper el mercado con características jamás vistas


Más allá de la expectativa anual que genera el lanzamiento de los iPhone y los Samsung Galaxy S, hay otros estrenos que regulan la temperatura de la gama alta y marcan tendencia a partir de cambios disruptivos para la industria. Durante de julio se presentaron cinco teléfonos celulares que se destacan por ofrecer características únicas.

Se trata del Xiaomi 12S Ultra, que viene con una súper cámara con un sensor de una pulgada y óptica Leica. El Asus ROG Phone 6, un súper tanque gamer, y el Realme GT Neo 3, que logra completar la carga de su batería en apenas 10 minutos.

Mientras que la gran apuesta de Sony es el Xperia 1 IV, que viene con una pantalla con resolución 4K. Y si de rarezas se trata, el Nothing Phone 1 es un móvil con el reverso transparente. Ninguno de estos modelos tiene fecha estimada de estreno en el país, aunque pueden llegar por importadores.

Se caracterizan por un procesador de última generación, pantalla con una elevada tasa de refresco, una batería que resiste todo el día, módulos de cámaras avanzadas y diferentes softwares propietarios para mejorar la experiencia y su rendimiento.

Xiaomi 12S Ultra

Xiaomi 12S Ultra. Con un sensor Sony de una pulgada y óptica Leica. Se vende en China. US$ 1.000.

Esta semana, la firma china estrenó tres equipos, en donde despunta el 12S Ultra, que da un paso decisivo hacia la fotografía profesional. Su terminación rememora los viejos equipos réflex, con un cristal circular en el dorso y tapizado en cuero vegano.

El módulo posterior combina cuatro cámaras. El sensor principal es un Sony IMX989 de 1 pulgada, con 50 megapíxeles (MP) y apertura f/1.9, con lentes 8P. La secundaria es un súper gran angular de 48 MP, con lente f/2.2 y 12 milímetros de distancia focal. Su campo de visión es 128 grados y enfoque por detección de fase.

La tercera es de 48 megapíxeles con apertura f/4.1, que aplica un zoom óptico x5 (híbrido hasta x120) con estabilización OIS. La cuarta cámara es para lecturas de profundidad, una ToF 3D. El toque de Leica está en sus lentes y los ajustes de software.

Para lograr una mayor precisión en cada toma, Xiaomi rediseñó sus algoritmos de procesamiento de imagen, un sistema llamado AI Image Solution 2.0, que se apoya en la experiencia fotográfica de Leica.

El móvil es compatible con el formato RAW (el material no tiene ninguna compresión) de 10 bits calibrado por Adobe Labs, con metadatos de corrección del color incrustados en los archivos.

Por ahora, el Xiaomi 12S Ultra se venderá en exclusivo en China a un precio que ronda los 1.000 dólares, aunque se espera que se abra a nuevos mercados en los próximos meses y pueda llegar a la Argentina a través de importadores.

Asus ROG Phone 6 Pro

Asus ROG Phone 6 Pro. Incluye sistema de enfriamiento, Soc Snapdragon 8+ y accesorios. US$ 1.200.

Asus ROG Phone 6 Pro. Incluye sistema de enfriamiento, Soc Snapdragon 8+ y accesorios. US$ 1.200.

Está pensado para soportar el asedio de los juegos Triple A. Para no flaquear ante las cargas gráficas, corre bajo las órdenes del chip Snapdragon 8+ Gen 1 –la actualización más reciente- con 8 núcleos fabricado a 4 nanómetros, que mejora la potencia y optimiza el consumo energético.

Para evitar que se sobrecaliente, algo bastante frecuente en altas exigencias, el sistema GameCool 6 incluye tecnología de enfriamiento del núcleo. Además, tiene una cámara de vapor y láminas de grafito para aumentar la disipación de calor.

Con una pantalla AMOLED de 6,78 pulgadas Full HD+ (2.448 por 1.080 píxeles), con una tasa de refresco de 165 hercios (Hz) y una tasa de muestreo táctil de 720 Hz y brillo máximo de 1.200 nits. Es compatible con la tecnología HDR10+ y está revestido por cristal Corning Gorilla Glass Victus.

Para pisar el acelerador de la energía, su autonomía es total, ya que disponen de una doble batería de 3.000 mAh (6.000 mAh). Viene con el adaptador HyperCharge de 65 vatios. Se espera su arribo en agosto, a un precio estimado de 1.200 dólares.

Realme GT Neo 3

Realme GT Neo 3. Batería de 4.500 mAh y cargador 150W: se carga en 12 minutos. US$ 700.

Realme GT Neo 3. Batería de 4.500 mAh y cargador 150W: se carga en 12 minutos. US$ 700.

La fortaleza de este teléfono no está en su pantalla o en algunos de sus chips, sino en la asombrosa capacidad de carga. Algo que marcará un punto de quiebre en la industria.

El GT Neo tiene un cargador que bombea 150W -hay otra versión que llega a los 80W- el más rápido que se comercializada en la actualidad. Lo interesante es que el adaptador (tanto el de 80 como el de 150W) está contemplado dentro de la caja.

Como para tener una dimensión de su rendimiento, la MacBook Pro con chip M1 Max de Apple, una de las portátiles más poderosas del mercado, cuenta con un adaptador de corriente USB‑C de 140 W.

Este sistema de 150W, que viene deshabilitado por defecto, puede llenar la mitad del tanque en 5 minutos –la batería es de 4.500 mAh-por lo que la carga completa no debería demorar mucho más allá de los 12 minutos.

El inconveniente de esta aceleración es que la batería se degrada a un ritmo acelerado. Por tal motivo, Realme señala que la batería del GT NEO 3 se puede conservar al 80% después de 1.600 ciclos de carga, lo que representa algo más de 4 años de vida del terminal. Cuesta 700 dólares,

Sony Xperia 1 IV

Sony Xperia 1 IV. Viene con una pantalla 4K con una resolución de 3.840 por 1.644 píxeles. US$ 1.500.

Sony Xperia 1 IV. Viene con una pantalla 4K con una resolución de 3.840 por 1.644 píxeles. US$ 1.500.

Este buque insignia de la corporación japonesa, viene con una pantalla 4K, un diseño industrial familiar y uno de los sistemas de zoom de cámara más sofisticados.

El panel OLED de su pantalla, con 6,5 pulgadas, resolución de 3.840 por 1.644 píxeles, tiene una tasa de refresco de 120 Hz, que no es LTPO (adaptativa). Su gran adelanto es un aumento del 50 % en el brillo máximo.

Para conservar su rasgo característico, colocó un ligero marco en la pantalla (arriba y abajo) para evitar notch o agujeros. Puede resultar menos atractivo que otros teléfonos, pero es la única forma de conservar el legado monolítico en sus diseños.

Otra función atractiva es la de retroiluminación inteligente. De forma automática, el teléfono mantiene la pantalla activa si detecta que el móvil está en la mano. Sin importar si está programado para apagarse cada 30 segundos.

Su gran logro mecánico es la nueva cámara con teleobjetivo completamente óptico en el rango de 85mm. Es uno de los pocos equipos con la capacidad de hacer la transición entre dos niveles de zoom de forma incremental, sin trucos digitales.

La batería de 5.000mAh está al límite, aunque la carga de 30W, es una cifra bastante baja para un Android que compite en este rango de precio. Llegar de cero a cien, demora más de dos horas, aunque el primer tramo se completa en 50 minutos. Está 1.500 dólares.

Nothing Phone (1)

Nothing Phone (1). El reverso es transparente y viene con luces LED configurables. US$ 500.

Nothing Phone (1). El reverso es transparente y viene con luces LED configurables. US$ 500.

Aunque todavía falta una semana para el lanzamiento oficial, generó mucha curiosidad ver el primer smartphone con el sello de Carl Pei, desde su salida de One Plus. Sobre todo por su diseño, que va más allá de los límites de la industria.

En una época de baja producción, contará con existencias limitadas. Para evitar desilusiones, la firma, abre la posibilidad de inscribirse en la lista de espera con la promesa de recibir un enlace para elegir el modelo cuando esté disponible.

Su encanto está en un esquema que apuesta a la transparencia. El reverso, al ser traslúcido, deja ver los componentes de su estructura. Además, está revestido por unos circuitos LED que se activan cuando se agota la energía, se recibe un mensaje. Se pueden configuran para otras funciones.

El terminal llega con un panel OLED de 6,55 pulgadas con una tasa de actualización de 120 Hz. Incluiría una doble cámara principal con resolución de 50 MP, una frontal de 16 MP, así como una batería de 4.5000 mAh con carga rápida de 45w con carga inalámbrica. Un claro exponente de la gama media premium. Ronda los 500 dólares.

SL



Fuente