Las señales que invitan a pensar que el futuro de Marcelo Gallardo seguirá estando en River en 2022


A Marcelo Gallardo no hay algo que lo haga no pensar en River. Por el momento, al Muñeco nada ni nadie le mueve el piso. Y más allá de que su contrato culmina en tres meses, su cabeza está en el día a día del club y en tratar de ganar la Liga Profesional de Fútbol, un campeonato local, el título que le falta en su exitoso ciclo que ya lleva más de siete años. Es por eso que en Udaondo y Figueroa Alcorta hay optimismo de cara al futuro inmediato, pensando en la posible continuidad del entrenador Millonario.

Hace pocos días circuló la noticia de que a Gallardo le había llegado un ofrecimiento multimillonario desde Arabia Saudita. Al-Nassr, luego de echar al brasileño Mano Menezes, se habría contactado con el entorno del Muñeco y le habría ofrecido, de acuerdo a lo que se publicó en medios árabes, un contrato por 3 años, de siete millones de euros por cada temporada. La respuesta es siempre la misma: la agradece y recuerda que está en un proyecto con River.

A Gallardo, por ahora, no lo mueven ni los millones ni las propuestas de Europa, como la que tuvo de la Roma en abril de este año. O los sondeos de Barcelona a principios de 2020 y más atrás en el tiempo, Lyon de Francia, Fenerbahce de Turquía y Al Hilal de Arabia Saudita. El DT sigue con la cabeza en River y en su proyecto integral, que abarca desde la Primera hasta las Infantiles.

Marcelo Gallardo dirige a River desde mediados de 2014. Foto ALEJANDRO PAGNI / AFP

Eso es lo que más entusiasma a los dirigentes de River de cara a diciembre, momento en el cual Gallardo deberá tomar una determinación sobre su futuro ya que su vínculo formal con la institución de Núñez finaliza el 31 de ese mes. Y en las últimas semanas hubo charlas clave para armonizar y darle forma al ofrecimiento de una renovación por dos años.

Una de ellas fue la que hubo en el RiverCamp hace tres semanas, cuando Jorge Brito y Matías Patanian, los candidatos a presidente y vice primero, respectivamente, por el oficialismo, fueron a Ezeiza y charlaron con Gallardo y Enzo Francescoli. La reunión fue positiva y todos quedaron conformes, según pudo averiguar Clarín.

Y la semana pasada hubo otro encuentro importante: Gallardo se juntó con Rodolfo D’Onofrio. Fue una cena que se prolongó por tres horas en un restaurante-parrilla de Palermo. Era un encuentro que se debían para volver a acercarse luego de algunas posturas contrapuestas que habían tenido este año.

El Muñeco Gallardo, padre de las alegrías más grandes de River. Foto Marcelo Carroll

El Muñeco Gallardo, padre de las alegrías más grandes de River. Foto Marcelo Carroll

El afecto que los une terminó superando cualquier diferencia. En ese cónclave hablaron de cuestiones de rutina y del trabajo de aquí a fin de año. El Muñeco no dio certezas sobre su futuro pero sí le dijo al presidente del club que las charlas con Brito y Patanian iban por buen camino.

Hasta el momento la única declaración pública que Gallardo dio respecto a qué será de su vida en 2022 fue luego de la goleada de su equipo a Newell’s en Rosario, la semana pasada. “No tengo la energía para tomar esa decisión en plena competencia”, confesó en el Coloso Marcelo Bielsa. Y agregó: “Disfrutaré este tiempo con la cabeza ocupada como hasta ahora, tratando de armar rompecabezas y tratando de conformar el mejor equipo posible para ver si de una vez por todas podemos ganar esta Liga”.

Ahí está puesta toda la energía del entrenador. En ganar la Liga. Lo que venga después será otro cantar. Pero en River ven señales positivas como para pensar en la posibilidad de que Gallardo siga un tiempo más.  



Fuente