Las seis series favoritas de los Globos de Oro


Conoceremos los nombres de los ganadores el próximo domingo 28 de febrero en una gala virtual que presentará el magnífico dúo formado por Tina Fey y Amy Poehler.

La celebración de la gala de los Globos de Oro 2021 tendrá lugar el próximo domingo 28 de febrero y, como todo en el último año, será la más atípica de su historia. Las encargadas de conducir la celebración virtual de la entrega de premios serán las ya veteranas en la tarea Tina Fey y Amy Poehler, aunque en esta ocasión estarán separadas por miles de kilómetros, cada una desde una costa diferente de Estados Unidos. En España la gala podrá seguirse de la mano de Movistar+, que emitirá la gala en directo pero que también estará cubriendo el evento desde las 00.00 de la madrugada del domingo al lunes.

Tras conocerse el nombre de los nominados el pasado 3 de febrero, ya sabemos qué series parten como las grandes favoritas de una noche en la que, como siempre podría pasar cualquier cosa. Partirá como la más nominada la popular serie de Netflix The Crown, con seis nominaciones y a la que sigue muy de cerca, con cinco, la comedia canadiense, Schitt’s Creek, ya habitual en los Globos de Oro. El tercer puesto del podio de nominadas es compartido: The Undoing de HBO y Ozark de Netflix, con cuatro cada una de ellas.

¿Quién ganará? Repasemos a continuación qué seis series (y miniseries) son las grandes favoritas de los Globos de Oro 2021.

The Undoing

Las plataformas de ‘streaming’ están apostando fuertemente por las miniseries en los últimos años y nos encontramos historias tan apasionantes como la de The Undoing. La ficción se centra en una pareja de alto estatus social, ella terapeuta y él oncólogo, cuyo mundo se ve sacudido cuando él es acusado de la muerte de una joven. Empieza así una historia donde nunca está claro quiénes son los buenos y cuáles los malos.

Al frente del reparto están Nicole Kidman y Hugh Grant, dos de las grandes figuras del cine -especialmente del de los 90 y primeros 2000- que han sabido subirse al carro de la televisión con proyectos cada vez más interesantes. En 2018, Grant protagonizó otra miniserie, Un escándalo muy inglés, que también fue de las favoritas de los Globos de Oro. Por su parte, Kidman le ha cogido el gusto al formato, especialmente de la mano de David E. Kelely. En The Undoing vuelve a trabajar junto al creador después de Big Little Lies (2017-2019) y volverá a repetir con él en otra miniserie, Nine Perfect Strangers.

En los Globos de Oro 2021 opta a cuatro premios: Mejor miniserie, Mejor actriz de miniserie para Nicole Kidman, Mejor actor de miniserie para Hugh Grant y Mejor actor de reparto para Donald Sutherland. Y nosotros la vemos ganadora de todas las categorías.

Gambito de Dama

Nadie ponía en duda que la serie original de Netflix protagonizada por Anya Taylor Joy estaría entre las nominadas a la 78 edición de los Globos de Oro. Con el honor de haber sido una de las grandes sorpresas de la plataforma de ‘streaming’ en 2020, Gambito de dama conseguió colarse en todos los tops del año como una de las mejores nuevas series de la mano de la historia de Beth Harmon, una niña prodigio del ajedrez y adicta a los estupefacientes que lucha por convertirse en una maestra mundial del famoso juego de mesa en un mundo de hombres y en plena Guerra Fría.

Una gran parte de lo que hace especial a Gambito de Dama es sin duda esa inesperada capacidad de plasmar la tensión de los duelos frente al tablero en pantalla, pero lo que enamora es su protagonista, Anya Taylor-Joy, que consigue aguantar todo el peso de la historia sin despeinarse. Y que por supuesto está nominada.

En los Globos de Oro 2021, Gambito de Dama compite en la categoría de Mejor miniserie o telefilme y Mejor actriz de miniserie o telefilme. ¿Tiene papeletas para llevarse ambos galardones? Todas las del mundo pero la competencia es muuuuy dura.

Ozark

Parece que el paso de los años está poniendo a Ozark en el lugar que merece. Llegó a Netflix en 2017 sin hacer mucho ruido, casi como una Breaking Bad humilde para pasar el rato. Pero no nos equivoquemos, la serie de Bill Dubuque es una de las grandes de la década.

El mayor mérito de Ozark reside en saber ir creciendo, a todos los niveles, con cada temporada. Ha crecido la interpretación de los actores, la intensidad de la trama y el encanto de los personajes. Si ya empezó fuerte con la huida de los Byrde al paraíso natural del Lago de Ozarks, los líos de Marty (Jason Bateman) no han parado de aumentar. Y no de manera inverosímil, como suele ocurrir en las series de suspense, sino con villanos que encajan bien en la historia y giros de guion inesperados pero creíbles.

Vamos, que su nueva nominación a los Globos de Oro -ya lleva unas cuantas- debería ser la excusa definitiva para todos aquellos que aún no le han dado una oportunidad. Este año tiene más posibilidades de ganar que nunca, ya que está nominada a Mejor serie de drama, Mejor actriz en serie de drama para Laura Linney, Mejor actor para serie de drama para Jason Bateman y Mejor actriz de reparto para Julia Garner. Se los merece todos, pero, si tuviésemos que elegir, la brillante interpretación de Garner no puede quedarse sin premio.

The Crown

Lo de The Crown no es nuevo. Nos lleva cautivando por un tiempo. Pero tenemos que reconocer que el equipo liderado por Peter Morgan se ha superado por completo con su cuarta temporada, en la que se abordan algunos eventos muy populares tanto en Gran Bretaña como en todo el mundo. Nos estamos refiriendo por supuesto a la presencia en la ecuación de Lady Di, que encarnada por una Emma Corrin que está realmente fantástica, nos presenta a la princesa entrando en la familia real y enfrentando sus primeros problemas tanto con Carlos, como con la Reina.

Es clave también en la cuarta temporada de The Crown la entrada en escena de Gillian Anderson en la piel de Margaret Thatcher, la Dama de Hierro, cuya imponente presencia colisiona directamente con la otra gran fiera del elenco: Olivia Colman en la piel del personaje titular: La Reina Isabel II.

The Crown parte como la más nominada. Competirá como Mejor serie dramática, Mejor actriz de drama (Doble nominación para Olivia Colman y Emma Corrin), Mejor actor de drama (Josh O’Connor) y Mejor actriz de reparto de serie, miniserie o telefilme (Doble nominación para Gillian Anderson y Helena Bonham Carter).

The Mandalorian

Que la primera serie de Star Wars esté entre las nominadas a los Globos de Oro es una buenísima señal, especialmente para los fans de la saga. En los últimos años hemos mirado recelosos cómo Disney ampliaba el universo de George Lucas y, aunque la última trilogía cinematográfica no ha terminado de poner de acuerdo al público, parece que ha encontrado la clave en el formato televisivo.

The Mandalorian es una gran serie, tanto dentro como fuera de La Guerra de las Galaxias. Cuenta con el encanto de Tatooine, la estética de este inmenso mundo y los guiños a personajes míticos de la franquicia, pero, incluso sin todo eso, la ficción funcionaría. Jon Favreau se asienta en un buen guion y un protagonista con el que conectamos a pesar de tener siempre un casco en la cara -ojo, y eso no es nada fácil-; por eso, su nominación a Mejor serie de drama es merecidísima.

Tiene difícil alzarse con la estatuilla, ya que sus competidores son peces gordos, pero ahí queda el reconocimiento al trabajo de Favreau y Dave Filoni.

Normal People

Otra de las grandes sorpresas de 2020 es la miniserie de Hulu Normal People, que llegaba a España de la mano de Starzplay el pasado verano para robarnos el corazón con la no siempre fácil historia de amor entre Marianne Sheridan (Daisy Edgar-Jones) y Connell Waldrom (Paul Mescal), desde el instituto hasta la universidad. Basada en la novela de Sally Rooney titulada Gente Normal y con una media de 20 minutos de duración por episodio, la serie británica compite con algunas series de la talla de Gambito de Dama o The Undoing pero tiene papeletas más que de sobra para convertirse en la gran sorpresa de la noche. Es más, ojalá lo haga.

En la gala de este domingo, Normal People compite como Mejor miniserie o telefilme, pero también en la categoría de Mejor actriz de miniserie o telefilme de la mano de Daisy Edgar-Jones.



Fuente