La red de monitoreo de malezas sumó insectos y enfermedades a sus mapas



La Red de Malezas resistentes (REM) de Aapresid, una herramienta muy interesante que ya lleva muchas campañas relevando la presencia de hierbas problemáticas con resistencia a diferentes herbicidas en todo el territorio agrícola nacional, amplió ahora su área de acción y sumó a los mapeos la información referida a presencia de insectos y enfermedades en los cultivos de soja, maíz, trigo y cebada.

El relevamiento comenzó en 2020 e incluyó encuestas telefónicas a una base de más de 200 profesionales, y la información también fue validada por diferentes especialistas del sector.

“Los mapas incluyen información de 200 departamentos o partidos de las 10 provincias argentinas con mayor superficie de agricultura extensiva (Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Luis, La Pampa y Buenos Aires), abarcando más de 29 millones de hectáreas, lo que representa prácticamente la totalidad del área agrícola del país“, detallan desde la Aapresid.

Además de la presencia de insectos y enfermedades se relevó el porcentaje de lotes que requirieron tratamiento, identificándose además el porcentaje de uso de las diferentes tecnologías para el control de lepidópteros.

“Esta información es sumamente valiosa para territorializar el estado de situación de los cultivos, la presión que ejercen dichas adversidades y el alcance de umbrales de acción para tratamientos químicos”, remarcan.

¿Qué muestran los mapas?

Para la mayoría de las adversidades los mapas muestran presencia en toda el área mapeada. En casos puntuales, como picudo en soja, la distribución se limita a focos en determinadas zonas.

En lo que respecta a porcentaje de superficie tratada por adversidad, permiten diferenciar las zonas donde cierta plaga estuvo presente pero su nivel de daño no requirió tratamiento de aquellas donde sí se necesitaron medidas de control. También se generó un mapa de cantidad de aplicaciones de insecticidas y fungicidas realizadas por cultivo para las distintas adversidades.

Para el caso de soja y de maíz también se relevó el porcentaje de superficie sembrada con tecnología de protección para lepidópteros: materiales Bt en soja e híbridos no Bt, Cry y Vip en maíz. El relevamiento incluye además el porcentaje de aplicaciones con fungicidas pertenecientes al grupo de las carboxamidas, brindando información valiosa sobre la participación en el mercado de este grupo clave en el manejo de la tolerancia y resistencia de patógenos.

Los mapas pueden ser consultados en el sitio de la Red de manejo de plagas.



Fuente