La intervención del mercado lechero jaquea a las lácteas y erosiona el precio de la leche cruda


El mercado lechero está fuertemente intervenido a partir de dos programas insignia del Gobierno: Precios Cuidados y Precios Máximos que establecen topes para el valor de la leche, la manteca y los quesos, entre otros productos. Los tamberos hace meses que protestan porque el valor de la leche cruda está “planchado” y en las industrias lácteas aseguran que están al borde del knock out.

“Entendemos la necesidad del Gobierno de cuidar los precios en un momento de extrema necesidad y en el que hay una caída importante del poder adquisitivo, pero hay que encontrar alternativas para que el mercado esté bien abastecido sin que se fundan las empresas”, advierte Ercole Felippa, presidente del Centro de la Industria Lechera Argentina (CIL), en una entrevista con Clarín.

Ercole Felippa, presidente del CIL, estimó en un 25% el atraso en el precio de los lácteos.

En el caso de los lácteos que forman parte de los programas del gobierno, Felippa precisa que los incrementos autorizados oscilaron entre un 6% y un 8%, contra un fuerte aumento de los costos, especialmente por el incremento de la mano de obra (42%) y el insumo base: la leche cruda (30%).

“Si se analiza el período que va de enero de 2020 a enero de 2021 (precios máximos comenzó en marzo de 2021), la recuperación en el precio de los lácteos fue del 20% y el aumento de costos osciló entre el 40% y el 45%. Por eso estimamos que el precio de los lácteos tiene un atraso del 25% y está llevando a las empresas lácteas a una situación insostenible”, aseguró Felippa.

Este escenario también influye en el precio que les pagan las lácteas a los tamberos. En enero, el valor promedio aumentó un 6% en enero y trepó a $ 22,74, según el promedio que elabora el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea). En diciembre, el valor promedio de la leche cruda había sido de $ 21,36 ($ 1,38 menos).

El precio de la leche cruda aumentó un 31% en un año contra una inflación del 38%.

El precio de la leche cruda aumentó un 31% en un año contra una inflación del 38%.

Si la comparación se hace con el mismo mes del año pasado se comprende porque la ecuación de rentabilidad de los tamberos se está derrumbando. En los últimos 12 meses, la inflación fue del 38% y el valor de la leche cruda se actualizó un 31%. En dólares, el litro de leche cruda en enero valió U$S 0,265 y está un 8% por debajo de lo que costaba hace un año.

“El aumento que recibió el tambero es menor que la inflación y que la suba en los costos del maíz, la soja y los concentrados, pero el poder de compra de las lácteas está muy golpeado”, insistió el presidente del CIL.

El precio de la leche cruda comienza a generar tensiones importantes. En la Rural de Trenque Lauquen, un grupo de tamberos bonaerenses pidió que no se regule el precio de los lácteos y reclamó que las industrias lácteas cumplan con los incrementos pactados para febrero y marzo.

Una alternativa

En las reuniones con funcionarios de la Secretaría de Comercio Interior y el área de Lechería, el Centro de Industriales Lecheros viene proponiendo establecer una canasta de productos con precios acordados (que incluya leche y queso blandos, por ejemplo) destinado a los sectores más vulnerables y que se permita la actualización del resto de los lácteos. “Nuestro sector es el único que quedó tan atrasado. Ya hubo aumentos importantes en el sector de las carnes”, recordó Felippa.

La Secretaría de Comercio Interior negoció en forma individual con las industrias lácteas “desenlistar” algunos productos lácteos, pero hay muchos que siguen bajo el marco de los programas Precios Cuidados y Precios Máximos.

La situación de las lácteas que exportan un volumen importante de su producción está más equilibrada porque el precio internacional de la leche en polvo entera está en los U$S 3.500 por tonelada.



Fuente