la estrella del rock tiene un disco nuevo terminado, pero nadie lo quiere publicar


El cantante y compositor británico Morrissey, ex vocalista de The Smiths, uno de los pilares del indie y el brit pop, tiene terminado su nuevo álbum, el número 15 de su carrera solista, lo cual se supone que debería ser una buena noticia. Sin embargo, no encuentra por ahora ninguna discográfica que lo quiera publicar.

El anuncio/denuncia lo hizo él mismo en su página web y luego de eso se hicieron eco distintos medios del Reino Unido.

El polémico Steven Patrick Morrissey -tal cual figura en el DNI- grabó Bonfire of Teenagers y espera tamborileando sobre una mesa. ¡Hasta título tiene el disco! En castellano quiere decir Hoguera de adolescentes.

Un disco grabado en Los Angeles, ciudad donde vive hace años, que consta de once temas y para el que todavía no hay una fecha de publicación confirmada.

Morrissey acumula un generoso historial de polémicas, que parece que no le gustó demasiado a un nuevo ejecutivo de BMG que parece haber adherido a la patética moda de la “cancelación”. Foto CLAUDIO CRUZ / AFP

En su sitio web, el último crooner del rock indicó que el “peor año” de su vida “concluye con el mejor álbum” de su vida y admite que, sin embargo, no existe ningún sello interesado en editar su último trabajo, un álbum que está, por lo tanto, “disponible al más alto (o más bajo) postor”.

Los problemas de Morrissey con las empresas discográficas no son nuevos. El pasado noviembre, el cantante abandonó la que hasta entonces había sido su discográfica, BMG, explicando que la conocida firma disquera “había nombrado a un nuevo ejecutivo que no quería otro álbum de Morrissey“.

El cantante agregó que en los planes de ese directivo no entraban sus lanzamientos ni reediciones. Es más, que habían sido “descartados” de cuajo.

No es la música, son las ideas

Lejos de cualquier aspecto de índole musical, algunas fuentes vinculadas al mundo de la música relacionaron la drástica decisión de BMG con algunos comentarios poco afortunados del artista británico -que en púbico mostró su apoyo a grupos políticos de extrema derecha del Reino Unido-, algunos de carácter racista u ofensivo hacia otras personas.

Este nuevo trabajo trae temas que se titulan: I Am Veronica; Rebels Without Applause; Kerouac Crack y, entre otros, Bonfire Of Teenagers, que el da título al álbum pendiente de resolución.

Se trata del disco solista número 15 del artista nacido en Manchester, quien comenzó su carrera fuera de los Smiths con el impactante y hitero Viva Hate, allá por 1987.

Dueño de una pluma ácida y una verba filosa, Morrissey siempre se destacó por infinidad de controversias, alejándose por completo de lo políticamente correcto.

Morrissey contra Los Simpson, una de las últimas batallas que libró el músico. Foto: FB Morrissey Official

Morrissey contra Los Simpson, una de las últimas batallas que libró el músico. Foto: FB Morrissey Official

Thatcher decapitada, Spacey reivindicado y un voto a favor del Brexit 

Así, en los ’80 escribió Margaret on The Guillotine, canción en la que soñaba la decapitación de Margaret Thatcher, como también entró en la guerra mediática al decir que David Beckham no sabía hablar inglés o calificando a Madonna como “MacDonna”.

En el último tiempo se zambulló en una nueva polémica luego de una entrevista con el medio alemán Der Spiegel, que publicó un textual en el que deslizaba una defensa de Kevin Spacey, tras sus conocidas denuncias por abuso sexual.

Morrissey dijo que tergiversaron esas declaraciones y desafió al prestigioso medio alemán a publicar los audios completos de la entrevista. Desde ese momento, Morrissey sólo da notas por mail o por televisión.

También estuvo a favor del Brexit, lo que le valió que lo acusaran de apoyar a grupos de ultraderecha.

Más allá de las polémicas, Morrissey es un ícono del pop, el veganismo y la lucha contra el maltrato a los animales.

Su último disco (editado) fue I Am Not a Dog in Chain (No soy un perro encadenado), editado en 2020 por BMG. Parece que fue el último.

Agencias EFE y Telam

E.S.​



Fuente