La CGT y municipales continentales repudiaron la represión y muertes de trabajadores en Colombia


El consejo directivo de la CGT repudió “la brutal represión a los trabajadores colombianos por parte de las fuerzas de seguridad”

El consejo directivo de la CGT repudió “la brutal represión a los trabajadores colombianos por parte de las fuerzas de seguridad”, en el contexto de sucesivas protestas y paros generales que realizan en rechazo de la reforma tributaria oficial, y señaló su “preocupación” ante “los hechos que ocurren en ese país desde el 28 de abril” último.

Un documento de la central obrera firmado por sus cotitulares, Héctor Daer y Carlos Acuña, y por los secretarios de Relaciones Internacionales y de Prensa, Gerardo Martínez y Jorge Sola, denunció “la brutal represión policial y militar contra los trabajadores, que en una semana provocó decenas de muertos y centenares de heridos y detenidos”.

“La CGT condena ese despiadado atropello del aparato estatal, que procura cercenar el derecho a la protesta y a la manifestación, y la utilización indebida de la fuerza contra el pueblo trabajador de Colombia, lo que avasalla garantías y libertades democráticas”, dijo.

“La CGT condena ese despiadado atropello del aparato estatal, que procura cercenar el derecho a la protesta y a la manifestación”

Los integrantes de la conducción cegetista añadieron que los trabajadores argentinos respaldan al Comité Nacional del Paro de ese país “en esta lucha por las justas reivindicaciones”, y exhortaron al Gobierno a procurar por todos los medios “la concertación y el dialogo a fin de que definitivamente el pueblo sea escuchado”.

A su vez, el titular de la Confederación de Trabajadores Municipales de la Internacional de Servidores Públicos para las Américas (Contram-IPS), Rubén García, afirmó que “los problemas sociales deben ser resueltos con más derechos y no con balas”, al señalar su repudio a la represión contra el pueblo por parte del Gobierno de Iván Duque Márquez.

“Hacen falta más derechos y no balas”, sostuvo el también secretario general de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM) de Argentina en un comunicado de prensa, y añadió que “los pueblos se sublevan contra las injusticias y cuando ya se hace insoportable la degradación de la vida social”.

Para el histórico dirigente sindical, el Gobierno de ese país “viola los derechos humanos y procura imponer por la fuerza reformas que sólo benefician a los sectores oligarcas”.

García informó que la Contram difundió un documento en el que responsabilizó al presidente Duque Márquez por “la decena de muertos, desaparecidos y heridos como consecuencia de las protestas populares en rechazo de la reforma tributaria oficial”.

La Contram se pronunció contra “el creciente contexto de militarización y criminalización del conflicto social” y, en una misiva enviada a todos los países de la región, los municipales continentales exigieron “el cese de la represión, la desmilitarización del conflicto y la convocatoria al diálogo social y político para hallar una salida a la crisis”.

“El Gobierno debe ofrecer respuestas a las peticiones populares que presentó el Comité Nacional del Paro y garantizar los derechos laborales y sindicales, a la manifestación y a la libertad de expresión, como también el derecho a la vida”, puntualizó el documento.

Los trabajadores colombianos exigen además el retiro de un proyecto sobre salud, una mejor gestión de la pandemia de coronavirus y una renta básica acorde con la canasta.

Según la organización municipal continental, la semana de protestas y paros de gremios y organizaciones sociales contra la reforma tributaria produjo 19 muertos y 800 heridos.



Fuente