La cadena del vino conformó la Mesa Nacional Vitivinícola



Las entidades que representan a la cadena del vino, en las principales provincias productoras, conformaron la Mesa Nacional Vitivinícola, que tiene el objetivo de trabajar en conjunto para fortalecer el desarrollo económico y social del sector.

“Hemos entendido que solo con la genuina representación de todos los eslabones de la cadena, vamos a generar un ámbito en el que podremos profundizar los diferentes problemas que esta cadena tiene y se intensifican año tras año”, explicaron los integrantes de la Mesa.

De la entidad participan la Asociación de Productores del Oasis Este Mendocino, la Asociación Vitivinícola del Valle Calchaquí, la Cámara de Bodegueros de San Juan, el Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, la Asociación de Viñateros Independientes de San Juan y Bodegas de Argentina, entre otras entidades.

En el comunicado se advierte que a pesar de ser la quinta nación vitivinícola, la Argentina perdió en los últimos 20 años una tercera parte de su mercado interno. Además, durante la última década las exportaciones de vino, mosto, uva en fresco y pasa se han estancado.

“Mientras tanto, nuestros principales competidores han logrado capturar nuevos mercados internacionales, aprovechando especialmente la duplicación que ha tenido la exportación de vino a nivel mundial desde comienzos de siglo”, recordaron desde la Mesa.

En el comunicado se señala que un plan estratégico sectorial inflexible y desenfocado en sus prioridades le costó al sector 6.000 millones de pesos. “Combinado con la crisis económica, terminó de expulsar de la cadena a miles de productores, con el consecuente abandono de más de 2.000 viñedos”, precisó la entidad.

Esta dura realidad los llevó a definir este espacio de intercambio y construcción plural, que tiene estos objetivos:

– Generar un ámbito de discusión y de intercambio de información para que todos los eslabones de la cadena sean económicamente rentables.

– Proponer políticas que contribuyan a la promoción del consumo del vino en el mercado interno y externo y el fomento del turismo vitivinícola.

– Trabajar con unidades ejecutoras independientes para potenciar el mercado interno y externo de vinos como también la exportación de otros productos vitivinícolas como el mosto, la uva en fresco y la pasa.

– Promover el trabajo en conjunto con universidades, fundaciones, y otras entidades nacionales y provinciales, que colaboren en dicha planificación.

– Fomentar la productividad como principio guía que procure una cadena equilibrada y rentable en todos sus eslabones.

Diseñar propuestas para la efectiva integración entre productores e industria por intermedio del acceso al crédito de largo plazo, contratos y todos los instrumentos necesarios a tal fin.

– Evaluar los cambios regulatorios y tributarios necesarios para un correcto funcionamiento de la cadena, y proponerlos a las autoridades pertinentes.

“La Mesa definirá su forma de gobierno limitando al máximo la generación de nuevas estructuras administrativas y burocráticas”, concluye el comunicado.



Fuente