Jorge Drexler y Andrés Calamaro coinciden por primera vez en un mismo proyecto con C. Tangana como anfitrión


C. Tangana logró lo que hasta ahora la música no había conseguido: que nuestro Andrés Calamaro y el uruguayo Jorge Drexler coincidieran en un mismo proyecto, cada uno a su manera y con su estilo, pero con la impronta del rapero español como el común denominador en torno al cual se teje una historia de noches hilvanada a medida que fue tomando forma.

Nominao y Hong Kong son, de algún modo, el crepúsculo previo al amanecer de El Madrileño, el inminente álbum de C. Tangana. Se trata de dos canciones, dos colaboraciones, que nacieron por separado y finalmente se unieron en dos videoclips que en realidad son como una miniserie de dos capítulos.

En ella, Pucho, es decir Antón Álvarez Alfaro, o sea C. Tangana, viaja al final de la noche junto a Jorge Drexler, Andrés Calamaro y algunos amigos más que se prestan al juego de transitar por el mismo andarivel al mismo tiempo que sin abandonar sus propias identidades.

C. Tangana ha llamado El Madrileño a su nuevo álbum, porque “el que une mundos” sería demasiado pretencioso. Pero los une. En este doble lanzamiento, triangulan Montevideo, Buenos Aires y Madrid. Porque donde acaba el videoclip de Nominao con Jorge Drexler (horarios elásticos, iluminación de after, compadreo de altas horas, intercambios musicales sin normas…) empieza Hong Kong con Andrés Calamaro (mañaneo, versos y palabras casuales en un montacargas, charlas empapadas en alcohol, rock en terrazas…).

En realidad, como en la extraña noche madrileña no todo está tan claro y compartimentado. Y como en los locales clandestinos, los personajes entran y salen, los desconocidos se vuelven amigos para siempre y todos comparten. En este caso, música. Grabados con sonido directo y narrativa cinematográfica, a C. Tangana, Jorge Drexler y Andrés Calamaro (y algunas personas más que gravitan a su alrededor: la actriz indie Paz de la Huerta y su amiga Julia de Castro, por ejemplo) se les hace de día haciendo música.

C. Tangana y Andrés Calamaro: un encuentro de ascensor con un tema de Manal como leit motiv.

Con Jorge Drexler, C. Tangana revive la noche en la que ambos quedaron para ver la ceremonia de los Latin Grammy 2020 en la que el uruguayo residente en Madrid optaba a mejor canción del año por Codo con codo. Allí mismo, en ese momento, nació Nominao. Y con Andrés Calamaro, todo se vuelve más caótico -nada que nos sorprenda, a esta altura- para bien.

La imprevisibilidad del cine directo sobre música también en directo, hace que Andrés se cuele en el tramo final del videoclip de Jorge Drexler y que en Hong Kong todos jueguen con todos: Pucho, Andrés y Jorge en clave de distensión, que al final, también es la mejor para la creación.

Ni Drexler ni Calamaro artistas nunca habían coincidido antes en un mismo proyecto musical. Aquí se cruzan, confraternizan, se codean detrás de los instrumentos y se deslizan con total naturalidad el uno en la canción del otro gracias a C. Tangana, el pivote de lujo de esta dupla audiovisual Nominao”/”Hong Kong.

Hacer coincidir en una misma aventura musical a varias leyendas y generaciones del pop-rock latino no solo pasa en este videoclip bicéfalo de Little Spain: esto es solo un teaser extraordinario (se sale de un orden) de lo que sucede en todo El Madrileño, un álbum que también se sale de todos los órdenes.

E.S.



Fuente