Guerra Rusia-Ucrania: secretos de Maxar, el satélite que muestra en vivo el avance de la invasión


A ras del suelo, la guerra Rusia-Ucrania es muerte, escombros y desesperación. Desde el cielo, la imagen no es menos aterradora: convoyes que se extienden por kilómetros y kilómetros, campos quemados, casas de las que se elevan columnas de humo y aeronaves a la espera de sumarse a la invasión. Las fotos satelitales son una manera novedosa de relatar la guerra. Y, al menos para una de las empresas involucradas, un despegue en la Bolsa.

Maxar Technologies es el nombre de la compañía que, con sus satélites, muestra el conflicto desde otra perspectiva. Se dedica al desarrollo aeroespacial, con sede en Westminster, Colorado, en Estados Unidos. Fue creada en 2017 a través de la unión de otras tres compañías con raíces en la alocada carrera espacial y en los años de la Guerra Fría entre EE.UU. y la Unión Soviética.

Desde la empresa aseguran que 285 satélites creados por ella orbitan la Tierra. Se dedican a servicios de comunicación, observación del planeta, radares, productos satelitales y servicios relacionados.

Están asociados en varios proyectos con la NASA, aunque también tiene ofertas para bolsillos más modestos, como la provisión de información clave para la gestión de suelos y cultivos en el agro.

Imagen satelital del convoy ruso en Ucrania. Algunas casas arden en su caminio. Foto Maxar Technologies via AP

En las últimas semanas la compañía se convirtió en un protagonista más del relato bélico, al lado de los corresponsales, los analistas internacionales y los funcionarios. Incluso más, porque el acceso a la guerra es por demás dificultoso para el periodismo.

Las imágenes satelitales de alta resolución anunciaron la invasión, casi en simultáneo al mensaje que Vladimir Putin irradió en plena madrugada del jueves 24. Mostró el continuo avance de los vehículos rusos hacia la frontera con Ucrania. Este lunes reveló una fotografía intimidante: una fila de 64 kilómetros compuesta por tanques de guerra, armamentos y vehículos de apoyo, a las puertas de Kiev.

Sus postales aéreas también muestran lo que queda detrás de los bombardeos y de la resistencia: campos quemados, camionetas y contenedores de combustible en llamas y columnas de humo que se elevan sobre construcciones incendiadas.

Daniel Jablonsky (izquierda), presidente de Maxar, la empresa de las imágenes satelitales de la Guerra Rusia-Ucrania.

Daniel Jablonsky (izquierda), presidente de Maxar, la empresa de las imágenes satelitales de la Guerra Rusia-Ucrania.

Desde Maxar sostienen que su objetivo es “incrementar la transparencia global” y combatir “la desinformación”, un campo en el que también se libra la guerra, en especial en las redes sociales. Para ello, dentro de la firma hay un departamento que se encarga de trabajar con los medios de comunicación y con organizaciones civiles vinculadas a la ecología.

“Nos sentimos orgullosos de nuestras contribuciones al discurso público y deseamos una solución pacífica al conflicto”, dijo Daniel Jablonsky, presidente y CEO de Maxar, a Space News

Base con helicópteros en Bielorrusia, en plena guerra Rusia-Ucrania. Foto Maxar Technologies via AP

Base con helicópteros en Bielorrusia, en plena guerra Rusia-Ucrania. Foto Maxar Technologies via AP

Si bien cede a bajo o nulo costo imágenes a la prensa, capitaliza el aporte en la Bolsa. El valor de sus acciones no paran de subir desde el 23 de febrero, el día anterior al estallido de la guerra: en apenas nueve días, pasó de 24,5 dólares a 33,42 dólares en Nueva York, un crecimiento del 36 por ciento.

Ya venía de un espectacular desempeño financiero en el último trimestre de 2021, cuando revirtió el rojo al que estaba expuesta un año antes: convirtió una pérdida de 52 millones de dólares en ingresos consolidados por 468 millones de dólares, según el análisis de BizWest. Según la compañía, las divisiones de “Earth Intelligence” e “infraestructura espacial” resultaron clave para el repunte.

Se estima que el valor actual de la firma es 2,36 mil millones de dólares. Y no es un caso aislado, sino que es exponente de una industria en franco crecimiento.

Otros casos

El canal de Suez, bloqueado por un buque. Foto AFP Maxar Technologies

El canal de Suez, bloqueado por un buque. Foto AFP Maxar Technologies

Con un perfil apenas más bajo que Maxar, otra empresa trabaja codo a codo con los medios de comunicación a través de la provisión de imágenes satelitales de alta resolución. Se trata de BlackSky, que en las últimas horas exhibió cráteres que dejaron misiles rusos en Ucrania.

A diferencia de Maxar, su génesis es reciente. Lejos del clima de Guerra Fría, se constituyó en 2013 con un nombre detrás: Jason Andrews, un emprendedor en tecnología aeroespacial que tuvo sus primeras incursiones en el sector en la década de 1990. El valor de la compañía -volcada al análisis de datos- es mucho más modesto que el de Maxar: 290 millones de dólares.

Ambas firmas representan una industria que mueve cantidades astronómicas de dinero, con previsiones de comprometer montos aún mayores. En 2020 se estimó que el sector está valorado en 3,4 mil millones de dólares, aunque pronto se podría casi duplicar: dentro de cuatro años, el valor de mercado llegaría a 6,34 mil millones de dólares.

Los incendios en el Amazonas, vistos desde el aire. Foto Maxar Technologies via AP

Los incendios en el Amazonas, vistos desde el aire. Foto Maxar Technologies via AP

El sector ya había dado muestras de su aporte en otros conflictos. Hubo imágenes increíbles, como la del buque que bloqueó el canal de Suez y amenazó con detener el comercio mundial. Otras preocupantes, como la de los incendios en el Amazonas. Algunas, difundidas por la web especializada 38 North, mostraron supuestas bases y tropas de Corea del Norte, un país con puertas selladas, aunque luego fueron desmentidas.

Ahora, la industria cuenta desde otro ángulo la guerra Rusia-Ucrania. Y su valor se va por las nubes.

DS



Fuente