Germán Palacios y una historia de vampiros sedientos por la sangre familiar


Protagoniza “Sangre Vurdalak”, que retoma los mitos del vampirismo, y es adaptación del cuento “La familia Vurdalak”, de Alexei Tolstoi.

Germán Palacios es uno de los actores que en la actualidad tiene más trabajo y lejos de acomodarse en las grandes producciones, como ya se lo ha visto, también bucea en historias independientes que han cosechado premios, como Sangre Vurdalak, la película que retoma los mitos de vampiros y que se estrena este jueves.

“Me gustó mucho la historia, el cuento. Aparte de la posibilidad de hacer una película de género donde se pretendía ser muy cuidadosos respecto de los efectos”, dijo Palacios a Télam respecto a la adaptación de Santiago Fernández Calvete del cuento La familia Vurdalak, del escritor ruso Alexei Tolstoi.

Fernández Calvete le dio una vuelta de tuerca y centró la trama bajo el ala del patriarca familiar (Palacios) y la hija de éste (Alfonsina Carrocio), quien ignorante del pasado familiar, intenta escapar de la opresión paterna a la que son sometidos su hermano, hermanastra y sobrina.


Palacios es el padre de familia de esta historia de terror. Fotos: Aramos Cine

El director de Tríada decidió hacer girar al cuento del Tolstoi dentro de un ambiente familiar abusivo, que si bien no llega a la violencia y abusos físicos, elige planos y puestas de cámara con mensajes que van más allá de esta historia de vampiros de familia.

“Trabajar los vínculos”

“El proyecto me llegó con mucho tiempo de anticipación -recordó Palacios-. Hablé con la productora en primera instancia y luego con el director. Me gustó el rol como jefe de familia y su conflicto. Me pareció que podíamos enriquecer la película en la medida que trabajáramos los vínculos en su conjunto con el resto de los actores”.

"Sangre Vurdalak", de Santiago Fernández Calvete, ya pasó por varios festivales del género.
“Sangre Vurdalak”, de Santiago Fernández Calvete, ya pasó por varios festivales del género.

El personaje de Palacios es un veterinario que aprendió su oficio de niño, cuando llegó a la Argentina para vivir en el campo. Encerrado en su caserón en medio de la naturaleza, encadena puertas y ventanas para que nadie puede salir ni, por sobre todo, entrar. Este secretismo se devela cuando un desconocido, transformado en una especie de vampiro, ataca a su hija en un camino rural.

Allí, este padre de familia decide contar lo que tenía guardado bajo siete llaves. Él pertenece a una familia eslovaca que debe chupar la sangre de sus familiares para sobrevivir, siempre y cuando ya hayan sido contagiados. Una nueva versión del clásico vampirismo que ya se ha visto y leído en Nosferatu o las diferentes historias que rodean al Conde Drácula de Rumania. Durante toda la noche, este grupo debe luchar tanto contra el enemigo externo como contra la desconfianza que reina entre ellos.

Sangre Vurdalak tuvo su premiere internacional en la Sección Oficial Fantástic Panorama de la 53° Festival Internacional de Cinema Fantástic de Catalunya 2020 y ya ha concretado la distribución y venta a los Estados Unidos y Asia, en un ejemplo más de que el cine de terror sigue siendo un nicho que sobrevive en una industria que cada vez sufre más.

"A mí me interesó particularmente el aspecto endogámico, en el desarrollo de esos vínculos se abrían metáforas", dijo el actor.
“A mí me interesó particularmente el aspecto endogámico, en el desarrollo de esos vínculos se abrían metáforas”, dijo el actor.

La película de Fernández Calvete llega a salas tras participar en el Festival Blood Window Lab 2018, donde obtuvo su primer premio, y en 2019, en el mismo festival, ganó el premio Film Dub Factory y el premio Chemistry Laboratorios de México.

Además participó en el Festival BIG/NAFF del Bucheon International Fantastic Film Festival en Corea del Sur, uno de los principales festivales asiáticos de género donde ganó el Mocha ChaI Laboratory AWARD al mejor proyecto.

-Teniendo en cuenta que los personajes, sobre todo el tuyo, luchan para no lastimar al resto, ¿creés que la película puede ser una metáfora sobre el enemigo interior que todos podemos tener o es una visión forzada?

Creo que lo interesante de los buenos materiales es que son susceptibles de que cada uno como lector, o en este caso como espectador, haga sus propias asociaciones, concluya en sus propias metáforas . Esto no sucede cuando los materiales son chatos. A mi me interesó particularmente el aspecto endogámico, me pareció que en el desarrollo de esos vínculos se abrían una cantidad de metáforas que atraviesan el tiempo, son atemporales de algún modo.

Germán Palacios responde también acerca de las insinuaciones de abuso familiar en el filme.
Germán Palacios responde también acerca de las insinuaciones de abuso familiar en el filme.

-También hay escenas en las que se deja insinuar abusos familiares. ¿Creés que es un poco lo que quiere trabajar la película desde el género de terror?

-A partir de un planteo de familia endogámica, concluimos indefectiblemente en un destino trágico, abusivo en su origen mismo. Creo que no es una intención o una especulación, sino más bien algo esencial que hace al corazón de la historia que se cuenta.

-Solés trabajar para grandes productoras y en películas independientes. ¿Qué le aporta cada mundo a tu trabajo como actor y qué creés que le aportás vos a ambos mundos?

-Estoy abierto a la hora de trabajar. Suelo priorizar que la historia me interese y luego, por supuesto, el rol en particular. Me gusta cuando las propuestas llegan amorosamente, suele todo ser mejor, como la vida misma.

De un cable de la agencia Télam

POS

Mirá también



Fuente